18 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Agenda para el Desarrollo Sustentable y Humano en la Sierra Tarahumara

3 min read
Federico J. Mancera-Valencia.

En Diciembre del 2018, el Proyecto Tarahumara Sustentable, coordinado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales  (SEMERNAT) recibió la “Agenda Común para la Conservación y Desarrollo de Sierra Tarahumara”, uno de los productos sintéticos que elaboró el consorcio formado por el Instituto para el Desarrollo Sustentable en Mesoamérica, A.C., Desarrollo Comunitario y Alternativas Ambientales, A.C. y de All Info/Consultores, S.C. este documento posee diez propuestas de políticas públicas regionales para la Sierra Tarahumara, a saber:

1. Mejoramiento integral de paisajes y la biodiversidad

2. Ejercicio de derechos y justicia ambiental

3. Agua para el futuro

4. Ecosistemas sociales para la innovación y la infraestructura

5. Acción climática sostenida       

6. Gobernanza ambiental con pertinencia biocultural y perspectiva de género   

7. Seguridad y soberanía alimentaria local

8. Habilitación educativa para la sustentabilidad

9. Economía verde colaborativa  

10. Planeación territorial por acuerdos

Todas las propuestas están fundamentadas con 18 diagnósticos (subsistema ambiental: manejo forestal, agua, impacto ambiental y ordenamiento ecológico, cambio climático, gobernanza ambiental, alimentación, equidad de género; subsistema social: ong’s y alianzas, cultura (incluye medicina tradicional), pueblos originarios, educación, desigualdad (pobreza); subsistema económico: minería, turismo, fomento económico e innovación, agricultura y ganadería, energía accesibilidad e infraestructura).

Así mismo se elaboró el mapa de actores identificando 850 actores (entre ellos ong´s, y fundaciones, diversas instituciones públicas de gobierno federal, estatal y municipal, empresas internacionales, instituciones académicas y actores locales con capacidad de agencia, es decir, los prestadores de servicios forestales, el sindicato de maestros, los trabajadores de las empresas mineras y sus unidades de responsabilidad social, entre otros). Estos actores influyen en los procesos socio-territoriales de la Sierra Tarahumara, casi la mitad de ellos pertenecen al subsistema social, teniendo éste el 46% de los actores. El Subsistema económico abarca un 15%, siendo el subsistema con menor número de actores relevantes. El ambiental, por su parte, suma un 39%. 

Dicha “Agenda” fue compartida con múltiples sectores del gobierno federal y estatal,  y por opiniones propias se consideró una extraordinaria propuesta que implicará la coordinación transversal de múltiples instituciones y actores, donde significará cambios en la gestión y visión del desarrollo de políticas públicas específicas y regionales para la Sierra Tarahumara, obviamente más allá de lo que significa las mediocres soluciones clientelistas, corporativistas y de chantaje “marginalista y pobrista” del que hoy todos los partidos quieren sacar tajada.

Bajo la dinámica de las elecciones y la desfigurada política partidocrática es notable carencia de propuestas holísticas, congruentes y transversales para la Tarahumara.

Nos parece que la “Agenda” aquí enunciada está vigente. Es totalmente aplicable bajo cualquier voluntad política. ¡Con voluntad política es aplicable! Ya están las instituciones que pueden lograr el proceso de cambio y aplicación de esta “Agenda”. Falta la capacidad de gestión e inteligencia social para potenciarlas. Lo cual, ningún candidato a la gubernatura ha mostrado su programa y equipo de trabajo, que lo demuestre. No obstante, cualquiera, debe incluir el sector académico, la sociedad civil organizada y de la iniciativa privada para lograrlo.

La “Agenda”, no es producto de la partidocracia, es producto de la aplicación de metodologías participativas con diversos actores institucionales, privados y públicos, pueblos originarios y mestizos. Es un documento público, que permite la comprensión y la aplicación de diversas estrategias de corto, mediano y largo plazo, asimismo, de las consideraciones de micro, macro y mesoescala.

Los argumentos son del ámbito de las ciencias sociales y ambientales con la visión de los objetivos del desarrollo sustentable, que dicho sea de paso, son los mismos que hoy sustentan el cambio sustantivo de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Así como se puso a disposición institucional y pública este documento, se requiere ser reconocido como producto intelectual, es decir, hay derechos de autor en dicha Agenda.  Esto sólo para prevenir cualquier  iniciativa “creativa partidocrática” por usarla sin reconocimiento autoral.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.