jueves, junio 13, 2024

Eduardo Fernández, Opinión

AMLO, persona no grata en Perú

Perfil humano.

El congreso de Perú acaba de declarar a López Obrador como una persona no grata por lo que no puede visitarlo al menos mientras que dure el actual gobierno. 

El presidente mexicano ha criticado constantemente a la actual presidenta Dina Boluarte debido a que fue nombrada como tal por los legisladores de acuerdo a las leyes peruanas para sustituir en su cargo a Pedro Castillo. 

Castillo, un maestro y campesino rural, contendió por la presidencia y tuvo que participar en una segunda vuelta para ganar. 

Dina Boluarte lo acompañó como candidata a la vicepresidencia, puesto que ejerció desde que ambos tomaron posesión de sus cargos. 

Desde el inicio Pedro Castillo demostró pocas habilidades para gobernar y menos superar la crisis política que vive Perú desde hace algunos años. 

Debido a casos de corrupción y malos manejos esta nación ha tenido varios presidentes en cinco años que han sido sustituidos sobre todo por sus pleitos con el congreso. 

Se recuerda el caso de Alan García, quien después de gobernar por segunda vez se suicidó en su domicilio cuando iba a ser arrestado por la policía. 

Varios presidentes peruanos han sido juzgados y condenados debido sobre todo a que la fiscalía es independiente del poder ejecutivo. 

Dina Boluarte también ha tenido que comparecer ante los fiscales pues ha sido acusada como responsable por la muerte de decenas de manifestantes. 

La destitución de Pedro Castillo se debió a que cuando por tercera vez los legisladores iban a despojarlo de su cargo por actos de corrupción intentó antes disolver al congreso. 

El problema para el presidente peruano fue que su acción fue ilegal y más bien un golpe de estado por lo que no lo apoyaron las fuerzas armadas ni las policiacas. 

Inmediatamente después se reunieron los legisladores y lo destituyeron nombrando en su lugar a Dina Boluarte como nueva presidenta. 

La reacción de los seguidores de Castillo no se hizo esperar y realizaron fuertes protestas como intentar tomar aeropuertos. 

Las fuerzas de seguridad actuaron con excesiva violencia causando una buena cantidad de muertos y heridos. 

La presidenta peruana intentó adelantar las elecciones, pero el congreso se negó a ello por lo que se mantiene una tensa y relativa calma después de los enfrentamientos. 

Desde que Boluarte inició su gestión presidencial AMLO la cuestionó y exigió el retorno de Castillo al considerar que había sido depuesto ilegalmente de su cargo. 

Además de las continuas descalificaciones para el gobierno peruano, el mandatario mexicano se ha negado entregarle a este país la presidencia de la alianza del pacífico que México detentó por varios años. 

Ante esta belicosa postura de AMLO ahora los peruanos lo declararon como persona no grata y su presidenta expresó que éste era una enorme ignorancia para un pueblo inteligente como el mexicano. 

López Obrador ha dejado de un lado la Doctrina Estrada con Perú, pero la mantiene ante los actos antidemocráticos e inhumanos de otros gobiernos como el cubano, el nicaragüense y el venezolano. 

Es poco probable que al ser tachado de no grato el presidente mexicano cambie su peculiar política internacional, lo cual desde luego seguirá afectando negativamente al país en sus relaciones con otros países.