miércoles, abril 24, 2024

Aída Holguín Baeza, Opinión

AMLO, rey de la manipulación

Como ya se sabe, recientemente quedó evidenciado que Andrés Manuel López Obrador es el rey del cash. Una realidad que, en definitiva, se relaciona con el hecho de que también es un rey de la manipulación.

Y para entender por qué AMLO es rey de la manipulación, basta -y sobra- con analizar la conceptualización y caracterización del término manipulación.

Entonces en necesario saber que, según el Diccionario de la lengua española de la RAE, manipulación se refiere a la acción y efecto de manipular, y que, en el contexto del análisis que en esta ocasión nos ocupa, manipular es intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares.

Por su parte, el Diccionario electoral CAPEL del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, señala que manipulación es el ejercicio velado, sinuoso y abusivo del poder que, mediante un proceso interactivo que carece de legitimidad, se desarrolla del mismo modo que la corrupción y el secretismo.

Y por si eso no fuera suficiente para entender por qué AMLO es rey de la manipulación, cabe referir el decálogo de estrategias y técnicas de manipulación de la opinión pública y de la sociedad descritas y explicadas hace 20 años por Sylvain Timsit (erróneamente atribuidas a Noam Chomsky): 1. La estrategia de la distracción, 2. Crear problemas para después ofrecer soluciones. 3. La estrategia de la gradualidad, 4. La estrategia de diferir, 5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad, 6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión, 7. Mantener al público en la ignorancia y la idiotez, 8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad, 9. Reforzar la autoculpabilidad y, 10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

Ya sabiendo, conociendo y analizando lo referente a la conceptualización, caracterización y parametrización de lo que, en el contexto del análisis que ahora nos ocupa, significa “manipulación”, queda más que claro por qué López Obrador es un rey de la manipulación. Es decir, poque que todo, absolutamente todo lo que hace, dice y piensa AMLO, es con el fin de manipular a todos y cada uno de los mexicanos; cosa que, aunque sí ha logrado hacer en cierta parte (con los lopezobradoristas, los amlovers, los cuatro tetistas, los súbditos “buenos y sabios”, etc.), afortunadamente, no ha logrado hacerlo con una importante parte de los mexicanos.

El caso es que, indiscutiblemente, AMLO es un rey de la manipulación que, sin escrúpulo alguno, se ha aprovechado de las esperanzas de los mexicanos para llegar al poder y, ya estando ahí, ha abusado ese poder para construir su “reinado de cuarta” disfrazado de “gobierno de la cuarta transformación”.

A modo de complemento, concluyo citando lo dicho alguna vez por la escritora estadounidense, C. JoyBell C.: Hay aquellos cuya principal habilidad es hacer girar las ruedas de la manipulación. Es su segunda piel y sin estas ruedas giratorias, simplemente no saben cómo funcionar.

Aída María Holguín Baeza
laecita@gmail.com