25 mayo, 2022

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Aras: indiferencia de la federación

4 min read
Ernesto Avilés Mercado.

Hablando y escribiendo.

Una de las características más importantes que se han presentado en el desarrollo de las actividades de investigación policiaca relacionadas con el tema de ARAS, ha sido la prudencia con la que se ha manejado la fiscalía del Estado. Acostumbrados a las acciones improvisadas, casi de reflejo, donde lo más importante era detener y después investigar, o realizar acciones basados en la capacidad de poder de la fiscalía, no siempre resultó el camino más sensato, el más adecuado y sobre todo, el que ofrece más certidumbre jurídica y confianza para alcanzar un buen resultado. La fiscalía de apenas unos meses, durante la administración de Javier Corral, buscó siempre atender las exigencias de un gobernante con ansias de alcanzar las primeras planas de los medios de comunicación nacionales; dar la nota de que se detenía a un ex funcionario o se buscaba descubrir el hilo negro, mediante acciones fuera de control judicial, fueron un factor común en la gran mayoría de las investigaciones realizadas, desgraciadamente con los mismos resultados; es decir, la totalidad de los detenidos alcanzaron su libertad, muchos de ellos están demandando al Estado por las violaciones a sus derechos humanos y además por irregularidades en el debido proceso, que eventualmente de proceder, obligarán al Estado a pagar la reparación del daño, devolver lo que se había asegurado y responder también por las afectaciones sufridas. La estrategia mediática de Aras y sus representantes, al afirmar que el Estado es el responsable de la situación de contingencia financiera, en que se encuentra la empresa, le ha permitido crear un ambiente de polaridad con las personas que no han recibido las ganancias pactadas, como tampoco su inversión inicial; muchos de ellos, han aceptado firmar el acuerdo planteado de esperar 60 días para iniciar con el proceso de reembolso y pago de lo acordado, además de que muchas más, han recibido llamadas telefónicas, supuestamente de Armando Gutiérrez, el representante de ARAS, solicitando ampliar esta confianza hasta por 6 meses más. Es claro y evidente que dentro de los grupos demandantes y exigentes que se presentan afuera del congreso y de Palacio de Gobierno, existen personas que tienen intereses encontrados y operan como informantes de Aras, a la par que se manifiestan exigentes de solución, tanto porque han obtenido ganancias suficientes o porque continúan con la confianza en que esta situación podrá superarse. El interés de la federación es que no haya solución, porque esto representaría que los niveles de proyección del gobierno Estatal subieran hasta las nubes, consolidando la figura de la gobernadora. El destino de los recursos obtenidos por Aras, la ruta que siguió el dinero, los informes que se obtuvieron con la primera denuncia presentada ante la procuraduría fiscal, la negativa de la UIF para aportar información y sumarse a la defensa de los defraudados, esta obligando a la fiscalía a llevar a cabo su propia investigación con los elementos que se tienen. ¿Porque los demandantes no amplían su esfera de exigencias a las instancias federales, porque se concentran única y exclusivamente en hacer señalamientos hacia el Congreso del Estado y a la gobernadora? La mejor forma en la que pueden el Congreso apoyar esta acción, no es colocando escritorios afuera de las instalaciones para recibir denuncias, porque eso constituye meramente una respuesta electorera y mediática, lo que sí deberían de hacer nuestros representantes populares es incrementar el número de agentes del Ministerio Público, apoyar capacitación a los analistas; el convocar a las dependencias federales y estatales para revisar el trabajo conjunto y demandar la unidad de acciones y esfuerzos conjuntos Mientras tanto, la fiscalía ha asegurado una gran cantidad de bienes inmuebles y otros valores con los que eventualmente se pueden resarcir los daños sufridos, pero solamente por un grupo, no alcanza para todos. Las presiones sociales que se presentan ante el congreso y la gobernadora Maru Campos deberían concentrarse también en las dependencias como el SAT, la UIF, CONDUSEF y todas aquellas que tienen que ver con la información del manejo de los recursos, que son los principales generadores de información de la ruta del dinero. Quienes han optado por presentar además de denuncias penales, demandas en la vía mercantil, han logrado que de las cuentas bancarias que se han identificado de Aras, el juez haya ordenado medidas precautorias para asegurar estas cuentas, donde en muchas de ellas, todavía se encuentran depósitos importantes, que eventualmente le aseguren a los demandantes recuperar mediante sentencia, una gran parte de lo que inicialmente invirtieron. Ojalá el gobierno federal atienda las demandas de la gobernadora Maru Campos y libere prontamente la información que se le está requiriendo y se puedan continuar avanzando con paso firme para asegurar todo el dinero que se llevaron. Finalmente, para desearle a todos ustedes que el 2022 sea el año en que los sueños se cumplan, las metas se alcancen y las esperanzas se mantengan, pero sobre todo, que la salud y la unidad familiar, sea el factor común que nos siga caracterizando como sociedad …. *INTEGRANTE DE LA AECHIH
El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.