viernes, julio 12, 2024

Destacadas, El País

Aristóteles Sandoval intercedió en 2013 por Caro Quintero ante Peña Nieto

Elizabeth Castro Cárdenas, directora operativa de la Industria Jalisciense de Rehabilitación Social, aseguró que ella entregó la carta a Aristóteles Sandoval para que a su vez fuera enviada a Peña Nieto.

En 2013, Rafael Caro Quintero solicitó al entonces presidente Enrique Peña Nieto interceder por él para obtener su libertad a través de una carta que le habría sido entregada por el ex gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval.

Seis meses después, el capo sinaloense salió caminando del penal de Puente Grande. Esto de acuerdo con Elizabeth Castro Cárdenas, directora operativa de la Industria Jalisciense de Rehabilitación Social, quien aseguró que ella entregó la carta de Caro Quintero al gobernador para que a su vez fuera enviada a Peña Nieto.

El entonces gobernador de Jalisco le confirmó la entrega de la carta al titular del Ejecutivo 15 días después, de acuerdo con lo expresado por ella en entrevista para MILENIO. “Señor presidente de la República, Enrique Peña Nieto: Yo, Rafael Caro Quintero, llevo 28 años y no recuerdo cuántos días y meses privado de mi libertad por estos delitos, los cuales ya pagué.

Le pido que me dé mí libertad”, exponía la carta que llevaba la firma y huella de Caro Quintero. “Ya pagué lo que me están diciendo que le debo a la justicia y ahora le toca a la justicia hacerme justicia y le pido que me apoye mi liberación (sic), porque es más lo que se dice de mí que la realidad”. escribió Caro Quintero, de acuerdo con la funcionaria.

Castro Cárdenas aseguró que durante los 28 años de prisión de Caro Quintero lo vio llorar en tres ocasiones: “Cuando conoció a Diana y después de que eran marido y mujer lloró; me pidió después que si le podía conseguir un cirio y una bendición papal, mi mamá fue al Vaticano y le trajo una bendición papal, un cirio y lloró muchísimo ese día; y la tercera vez que lo vi llorar ‘como Magdalena’ fue cuando le dije que su carta ya estaba entregada al Presidente”.

MILENIO consultó con funcionarios de primer nivel de la administración de Aristóteles Sandoval, quienes confirmaron la existencia de tal documento.

Elizabeth Castro explicó que cuando Caro Quintero fue liberado, ella era directora del Instituto Jalisciense de Rehabilitación Social, aunque a lo largo de su carrera se ha desempeñado en otras áreas en la administración pública del estado.