domingo, mayo 26, 2024

Luis Villegas Montes, Opinión

Buenas noticias

Una reflexión personal.

 Los simpatizantes de MORENA sí pueden ver directo el eclipse porque ciegos ya están”. Vox populi.

Sabido es que el domingo pasado se realizó el primer debate entre los candidatos a la presidencia de la República. Mis comentarios sobre el resultado del mismo en favor de Xóchitl no constituirían ninguna novedad, como no lo serían los de cualquier chairo que bien se malprecie en favor de la candidata de MORENA; de Álvarez mejor ni hablar, no existe. Hablemos de lo que está más allá de subjetivismos y es posible apreciar como una “realidad”, por más elusiva que pudiera parecernos.

 Estos párrafos, claro, no están pensados para agradar a quienes festinan los números supuestamente felices de Claudia y están entusiasmados con esa postulación que, ¡oh mi Dios!, tiene más condición de pronosticado desastre que de feliz aventura; no señor. Por eso, si usted es cuasichairo, chairito, semichairo, protochairo o protozoo (lo más parecido a un chairo hecho y derecho), deje de leer y regrese a la paz de sepulcro de su inteligencia intacta.

Es decir, estas líneas están dirigidas a gente como usted, como yo, ciudadanos promedio, aspiracionistas, deseosos de superación personal, emprendedores, profesionistas, empleados, pequeños empresarios, clasemedieros todos, que temen un gobierno faccioso, corrupto y falaz, como el que encabezan el narcopresidente Andrés Manuel López Obrador y su narcocandidata Claudia Sheinbaum. A usted, gentil lectora, apreciable lector, le digo que, en este océano de sinsentidos, hay buenas noticias para todos nosotros:

  1. La alianza “Fuerza y Corazón por México”. Digan lo que digan, ¡qué bueno que la oposición está unida! De otro modo, uno por uno, sí estaríamos derrotados. Y no, no tiene nada de malo esa alianza entre PAN-PRI-PRD; porque el peor gobierno en la historia de México (desde la creación de la República) es el de AMLO-MORENA; sin que se pueda olvidar que todos, todos, todos los morenistas son expanistas, expriístas y experreditas sin reata ni cuerda.
  1. El “techo” de Claudia es el “piso” de AMLO. Tras 18 años en campaña, AMLO consiguió 30 millones de votos; desde entonces, sus números han ido a la baja; en promedio, como lo demuestra la revocación del mandato (que tuvo un costo de cientos de millones de pesos), AMLO tiene unos 15 millones y medio de votos, no más.[1] Ése es un hecho incuestionable, Claudia no va a conseguir crecer más que su patrón porque no tiene con qué.
  1. Claudia es mala candidata. No es una mujer particularmente atractiva ni carismática; no es buena oradora y no tiene un discurso fresco ni inteligente. Simple, acartonada, repetitiva, monótona, Claudia debe pagar para que asistan a sus reuniones y mítines; sin los gobiernos de MORENA, volcados en hacerle el caldo gordo y organizárselos, sin sobornos y “listas de asistencia”, ni las moscas se pararían en sus eventos.
  1. Claudia tiene tres grandes y serios problemas:
  1. Debe procurar a toda costa mantenerse en su actual posición y, hacerlo, no “caerse” durante los largos cincuenta y tantos días que faltan para la elección, le va a resultar una agonía; conseguirlo va a ser harto complicado;
  1. Máxime, lo anterior, sí día a día, en cada mitin, en cada reunión, en cada entrevista, en cada evento debe mentir, mentir, mentir y no parar de mentir; para Claudia, la estrategia de “abrazos no balazos” contra la inseguridad y el crimen organizado van bien; el combate a la corrupción va tan bien que se tiene que llevar a un podrido, Javier Corral, para que la ayude; va bien un tren sin pasajeros, el mismo tren ecocida que ha deforestado 7 millones de árboles de la selva maya; va bien una refinería que no ha refinado un solo litro de gasolina pese a los cientos de miles de millones de pesos invertidos; va bien un aeropuerto sin vuelos comerciales; y va bien una salud sin vacunas ni medicinas; la de Claudia es una campaña de falsedades, calumnias y sueños de opio ajenos.
  1. Lo que nos lleva al tercer problema: Claudia no es AMLO. Sí, a AMLO, los mexicanos más necesitados, más ignorantes, más crédulos, más necios y más tontos han decidido creerle sus disparates (allá ellos), pero Claudia no es él. ¡Él duró 18 años en campaña! La única virtud de Claudia es su capacidad para doblegarse hasta la ignominia y agacharse hasta límites insospechados. Como se ve, la auténtica cualidad de Claudia es su agilidad insólita, misma que le permite agacharse de tal modo que su patrón pueda barrer y trapear el piso con su colita de caballo.
  1. Las encuestas están “cuchareadas” y sirven para todo. Busque en Internet y va a encontrar encuestas que arrojan diferencias de más de 20 puntos y otras que marcan 7 u 8; en una contienda donde las autoridades electorales (TEPJF e INE) y el gobierno federal están “cargados” en favor de MORENA y sus abanderados, donde las grandes cadenas de medios benefician descaradamente a esos mismos candidatos y donde la prensa libre poco a poco deja de serlo a fuerza embutes o represalias, es normal que así ocurra. Tomemos sólo un ejemplo. La encuesta que publicó el periódico Reforma (antes diario crítico y ahora medio abyecto) destaca una supuesta diferencia entre Xóchitl y Claudia superior a los 20 puntos; destaca de la misma el porcentaje de indecisos, que es de 17 puntos.[2] Lo digo por experiencia: esos índices tan altos de “no sabe/no contestó” reflejan el miedo de la población y su propensión a no votar por el gobierno en turno. Al tiempo.
  1. No vamos por 20, ni por 18, ni por 16 o 14 puntos. Ésta es una lucha de dos no de tres.[3] Como ya dije: Álvarez no existe, así que, en el peor escenario, no tenemos que remontar todos los puntos de diferencia entre nuestra candidata y su rival, sino sólo la mitad. Me explico: si efectivamente los números arrojaran 57% de preferencias para Claudia, 38% para Xóchitl y 5% para Álvarez, Xóchitl sólo iría por 10 puntos, para quedar 48% Xóchitl, 47% Claudia y 5% Álvarez. Por eso mismo, una caída de 10 puntos de Claudia, en un escenario de 14 puntos de diferencia (el más realista), la dejaría con el 44% de las preferencias contra un 51% de Xóchitl. Así que no nos dejemos engañar, ni menos asustar, con “el petate del muerto”.

Un botón de muestra que deriva del debate: Claudia habló, expresamente, del “éxito” de las universidades que ella creó en la ciudad de México (así lo dijo literalmente). ¿Éxito? ¿Una universidad creada hace menos de seis años? Un éxito universitario, de verse, lógicamente se vería dentro de diez, quince o veinte años. Una mentira más. Claudia es eso: una caricatura, una facha, una lástima, un títere.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com


[1] [1] [En línea] Ver en el sitio: https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/2022/04/11/andres-manuel-vs-lopez-obrador-cuantos-votos-ha-conseguido-amlo-en-cada-eleccion/ Consultado el 7 de abril de 2024 a las 11.00 hrs.

[2] [En línea] Ver en el sitio: https://www.sinembargo.mx/19-03-2024/4477517 Consultado el 7 de abril de 2024 a las 11.10 hrs.

[3] [En línea] Ver en el sitio: https://www.tiempo.com.mx/noticia/claudia_sheinbaum_xochitl_galvez_encuesta_massive_caller_29_de_marzo_2024/ Consultado el 7 de abril de 2024 a las 11.20 hrs.