domingo, junio 23, 2024

Deportes

Celtics de Boston obliga al sexto juego, al vencer a Miami 110-97

Boston salió a jugarse el todo por el todo.

Celtics todavía no consigue el milagro, pero dio otro paso importante al dominar este jueves a Miami Heat 110-97 en el quinto de la serie de la Final de la Conferencia Este y con esto la eliminatoria se puso 3-2 todavía favorable al Heat, que parece perder temperatura.

Boston salió a jugarse el todo por el todo. Marcus Smart, Derrick White, Jaylen Brown, Jayson Tatum y Al Horford fueron los titulares conscientes de que no había mañana.

Desde que el balón se lanzó al aire lo demostraron. Kyle Lowry, Jimmy Butler, Max Strus, Kevin Love y Bam Adebayo arrancaron del lado de Miami con la misión de terminar la obra, pero no tuvieron la oportunidad.

Tal vez la mejor actuación de Celtics en esta campaña se observó este jueves en la duela de un TD Garden. Entregado en todo momento tanto al ataque como a la ofensiva.

Buena defensa, buenos movimientos, excelentes tiros (siete lanzamientos encestados desde el perímetro) y ejecuciones encaminaron a los de verde y blanco a la victoria.

El Heat prácticamente no quemó a lo largo del encuentro, el Calor de Miami fue sofocado en todo momento para evitar su despertar. La primera mitad finalizó 61-44 gracias a la labor en conjunto, para muestra Tatum, Smart, White y Brown ya tenían doble digito en los puntos.

Mientras que, en la quinteta de Florida, Duncan Robinson sacó la cara desde el banquillo con 10 unidades.

11 tiros de tres anotados en 25 intentos, 22 rebotes ganados y ocho robos hicieron la diferencia en los dos primeros capítulos.

Con el guion del encuentro escrito, los últimos dos capítulos podrían sobrar. Miami jamás tuvo capacidad de reacción y si bien Jimmy Butler trató de despabilar a los suyos, cuando había indicios de un despertar.

En ninguna ocasión durante el partido el Heat tuvo la ventaja, una clara muestra de la arrolladora exhibición que plasmó Boston. Para el cuarto, cuarto, el tanteador dictó 90-72 a favor de los de Mazzulla. Lograron tener hasta 24 puntos de diferencia sobre su rival durante el enfrentamiento.

Erik Spoelstra sabía que ya nada se podía hacer que con más de ocho minutos por jugarse decidió darle descanso a Butler pensando en el duelo del sábado.

La gente del banquillo terminó jugando por la visita en el tramo final. Robinson fue el máximo anotar de la visita con 18 y White por los de casa con 24, además de que Jayson Tatum consiguió un doble-doble con 21 puntos y 11 asistencias.

La moneda sigue en el aire, nada está escrito, aunque todavía el emparejamiento está del lado del Heat, que recibirá el sexto de la serie el sábado.