jueves, junio 13, 2024

Opinión

Cesar Duarte y el poder judicial

Hablando y escribiendo.

La situación jurídica del ex gobernador Cesar Duarte, de pretender cambiar el lugar donde ocupa en el CERESO de Aquiles Serdán por otro más cómodo en una de sus residencias para poder ser mejor atendido de los problemas de salud que padece, ha generado que se haya presentado una denuncia penal en contra de la jueza que está llevando el caso, por presuntamente incurrir en los delitos de denegación o retardo de justicia y prevaricación.

Se advierte que la pretensión del ex gobernador es meterle ruido mediático a su asunto, buscando ser considerado como preso político, argumentando problemas de salud, que si bien, los tiene, no han sido valorados con la misma óptica de la defensa, que señala que incluso su vida corre peligro dentro del reclusorio.

Quienes reciben más ataques mediáticos son las y los jueces que encabezan procesos por casos de corrupción y justicia transicional, enfrentándose a grupos de poder públicos y privados que quieren manipular los procesos en su beneficio; la trayectoria profesional de la jueza Delia Valentina Meléndez, ha sido intachable durante toda su vida profesional, quien ha ejercido a plenitud los valores de su encargo como es la independencia, libertad y autonomía, de hecho, ha sido la única juzgadora que ha dictado un auto de no vinculación a proceso en un asunto de los expedientes X, bajo la defensa del licenciado Héctor Chacón Varela.

Cuando se tienen pruebas de que un juez en su resolución fue objeto de presiones o intereses distintos a lo estrictamente jurídico, se le recusa para que no pueda continuar conociendo del asunto y sea otro juzgador el que continue el proceso de la causa.

Desde la óptica estrictamente política, se busca presionar a la Gobernadora Maru Campos para que meta las manos en el Poder Judicial, como se había estado acostumbrando en anteriores administraciones y Cesar Duarte pueda salir de prisión para llevar su proceso en diverso lugar.

La Fiscalía del Estado mantiene su postura de revisar las pruebas que se le presentan por parte de los facultativos que atienden la salud del ex gobernador, y aunque se han desmentido supuestos infartos que ha presentado, en el ejercicio contradictorio entre la defensa y la fiscalía, la jueza ha considerado que las condiciones en las que se encuentra el imputado, no ponen en riesgo su vida, ya que además ante cualquier emergencia y gracias a su amplio poder económico, puede salir en cualquier momento del CERESO para poder ser atendido en cualquier de los hospitales privados de la ciudad.

La Jueza Delia Valentina Melendez no ha hecho declaración alguna respecto de haber recibido presiones que orienten sus resoluciones, por lo que no hay datos objetivos de que este actuando por consigna o interés político, pero si la defensa tiene otros datos, es momento de presentarlos y hacer valer el estado de derecho….

SEÑALAMIENTO EN ACTUARIA

Sobre el señalamiento que se hace respecto de que una funcionaria del Poder Judicial, adscrita a la dirección de actuaria, exige una retribución a los abogados para realizar su actividad, hasta en tanto no se pueda comprobar esta acción, se tiene que considerar como una calumnia, una vil mentira que pretende desestabilizar el buen desempeño de la coordinación de actuarios.

Desde hace mucho tiempo se ha comentado que existen actuarios de consigna para determinados asuntos, sobre todo los que tienen que ver con ejecutivos mercantiles y desahucios, porque reciben recursos “extraordinarios” por parte de los despachos que los promueven; estas expresiones han generado que se hayan presentado cambios en las estructuras y reiteradamente se hayan tenido que realizar cambios sobre la marcha, sino embargo, es difícil creer que un funcionario de actuaria, que tiene posibilidades reales de crecer profesionalmente en su carrera judicial, caiga en el error de pedir o recibir dinero o alguna prebenda para aportar las pretensiones del actor o la parte que lo esta acompañando en la diligencia.

Hoy, mas que nunca estas acciones están siendo vigiladas de manera muy minuciosa por parte del tribunal y personalmente creo que aun y cuando se mencione y se comente de manera recurrente, hasta en tanto no se demuestra, quedara solamente en eso, simples comentarios cargados de mala fe.

·      Abogado integrante de la FECHCA y la AECHIH