sábado, abril 13, 2024

Opinión

Chicos de hoy…….padres de hoy

Como se hace un adicto?

Esta es una enfermedad, la mía  progresiva incurable mortal contagiosa, pero también es una enfermedad qué se basa en la ignorancia, es una enfermedad que surge,  próspera y crece,  gracias a la apatía y a la negación; el otro día me hicieron una entrevista para una cadena de televisión de Estados Unidos y la reportera me preguntaba que cuál era o cuáles son mis preocupaciones ante la situación de los niños y jóvenes le dije que una de ellas, es el lenguaje,  me preocupa como estos niños se expresan de una manera tan vulgar y corriente estos niños dicen 2000 groserías en un minuto, entre ellos se hablan con groserías humillantes denigrantes con calificativos o descalificativos y esta comunicación es igual entre sus padres y en medio ambiente donde se desenvuelve, lejos de ello habría que ver los Whatsapp o los mensajes de Facebook y darse cuenta que han perdido la proporción de lo que es el don de la palabra, de este maravilloso sistema que tenemos para poder hablar y que ellos lo ensucian, lo manchan con sus términos y hablan peor qué las personas que no tuvieron la oportunidad de estudiar y hoy sé que un drogadicto primero es víctima de las conductas tóxicas y después es presa fácil de cualquier adicción. Es decir dentro de las caracterizarías de la adicción, encabeza la lista las conductas toxicas. Dice el dicho y dice bien que cuando hay un problemas de drogas los últimos en enterarse son los padres y hay muchos indicadores que te pueden dar la idea de que tu hijo anda en malos pasos uno, uno de ellos es la pupila dilatada esa mirada de expresión como sorprendido o de interrogación también su lenguaje corporal se torna un tanto cabizbajo no es una persona con energía muestra un hombros caídos cara larga triste y enojado en muchos casos el marihuno comienza mostrar un cambio de carácter irritable no se le puede decir nada y lejos se refugia sin ganas de asearse video ponerle ante esta situación lo que refleja lo ante esta situación,cambia,su manera de vestir, de hablar un  lenguaje es otro, le da por decir mentiras y  justificarse-

La fábrica de drogadictos

Y a mí me preguntan.-  ¿Porque Ernesto,  Porque mi hijo es un alcohólico si mi esposo ni yo usamos alcohol, porque es marihuano. Porque mi hijo está deprimido y mi respuesta simple Esta es una enfermedad genética es una enfermedad que está en la sangre y nace el niño predispuesto a caer en el alcoholismo pero también crece en un hogar disfuncional donde como padres se cometemos   muchos errores, la ignorancia, el pensar a mí nunca me va a pasar a como el creer que esta enfermedad es un resfriado y la cerrazón, esa cerrazón absurda qué cuándo invitas a los padres de familia a que reciban un mensaje de vida en la escuela, a que reciban información,  orientación y despertar la conciencia respecto a esta enfermedad y el día del evento sólo se presentan en tres mamás y a lo mucho un papá, le dan la espalda a  esta enfermedad, que cuando tienes un drogadicto en casa no te la acabas ya tus tiempos no son tuyos y te llenas de frustración y dolor al ver como tu hijo se va desmoronando es esa preocupación la falta de conciencia de esos matrimonios jóvenes que mantienen un hogar disfuncional donde no hay horarios no existen códigos de respeto ni éticos ni morales y hay límites y si  un pésimo ejemplo donde el alcohol en muchas familias está presente en cualquier tipo de eventos y  si hay una carne asada sí hay unos 15 años  si hay una graduación  un 10 de mayo alguna reunión,  la cerveza es la prioridad.

La apatía escolar

Yo tengo una bola de cristal donde veo el presente y el futuro de un niño  veo mi bola de cristal, veo a un niño irreverente, rebelde, perezoso, mentiroso, conformista, ´tremido del celar, aislado, triste. desorganizado un niño que no es capaz de recoger su recámara ni levantar la toalla después de bañarse un niño con zapatos sucios con su recámara totalmente desorganizada como si fuera un campo de batalla un niño lleno de conductas tóxicas berrinchudo neurótico egocéntrico soberbio hipócrita un niño sin hábitos sin horarios sin compromiso sin fe con una autoestima baja y una manera de pensar todo torpe y mediocre y cuando el cigarrito llega a sus manos,  cada fumada es como si fuera arrullo el alma,  calma su nivel de ansiedad,  del cigarro pasara a la marihuana y tendrá el armonía, relax  momentáneo de fumar marihuana en la azotea o  un terreno baldío,  luego al pasar el tiempo,  fumara en su recámara,  en el baño y de un churrito, de ahí  pasara a consumir hasta siete u ocho churros, de la marihuana el siguiente paso es el cristal,  esta droga finalmente habrá por exterminar su vida,  comenzando por el severo daño a sus órganos vista y  cerebro en ese lapso,  el drogadicto tocará fondo como la cárcel,  accidentes de tránsito internamientos en hospitales y problemas familiares constantes todo esto los padres pudieron haberlo evitado todo ello si estuvieran capacitados respecto a esta cruel enfermedad la que yo llamo La Saliva del Diablo,  pero definitivamente hay que pagar las consecuencias y un drogadicto en casa te sacará canas verdes,  así que cuando te inviten a una plática de adicciones,  a un curso sobre alcoholismo o te sugieran algún libro,  o te digan que hay una reunión de padres de familia en tu escuela no vayas,  no hagas nada, lo que viene en tu vida para ti y para tu hijo será desastroso.

El desdén generalizado

Hay tantos problemas emocionales que están causando mucho dolor en los niños, como   los trastornos alimenticios,  primordialmente en jovencitas,  es algo muy común, son la obesidad, la bulimia y la anorexia,  viven una doble vida,  porque todos lo hacen a escondidas y no es más que el reflejo de sus problemas emocionales,  no se trata de un resfriado,  un trastorno alimenticio,  trae mucha profundidad,  pero también trae un cúmulo de ignorancia de padres y de maestros,  hay una cerrazón,  hacer este tipo de temas donde los jóvenes no reciben ayuda y atrás de estos trastornos,  sin duda alguna está la depresión,  esta depresión qué es tan común en los ámbitos escolares y hay alguien me dijo el otro día que yo estaba equivocado,  que no existe la depresión en los niños y tranquilamente le pregunte ¿ Cada cuando convives con niños,  cada cuando observa su lenguaje corporal y puedes ver los hombros caídos, el cuerpo encorvado,  la cara larga,  la expresión de miedo, la voz baja, su timidez, la duda en su manejo de ideas,  oh la a expresión de tristeza,  cuando platiques con estas criaturas sobre los problemas que los aquejan, sobre los problemas que hay en casa,  con esas madres neuróticas, esos padres borrachos,  esos hermanos violentos, esa situación que les pasa.-  Dime tú cada cuándo haces lo que yo hago todos los días?- Y  esos trastornos alimenticios,  no son más que el producto de los hogares disfuncionales,   no son más que la ignorancia generalizada,  en un mal tan común,  por ello dice el dicho.-  mal de muchos consuelo de tonto, es problema de salud mental, es una enfermedad colectiva,  contagiosa burlona y no hemos tenido el cuidado de sanar los hogares disfuncionales es ahí donde está el trapito y el remedio es ahí donde debe de encontrarse la solución pero no es posible que esos matrimonios se casen sin conocerse,  ya que ambos traen daños neuróticos,  vienen de padres alcohólicos,  madres neuróticas, nacieron en un hogar disfuncional y crecieron con la enfermedad en vivo y a todo color.  aun así se casan,  en apariencia todo está bien,  empiezan los años y empiezan los conflictos,  se establece una guerra de vanidades y un pésimo manejo emocional,  creen que con un retiro espiritual donde el instructor es una persona soltera,  pero con conceptos religiosos y es incapaz de hablar de una experiencia propia,  entonces el retiro,  se convierte solamente en un viaje, un viaje directamente al fracaso,  lo que se necesita,  es que se haga una ley dónde ambos sean sometidos a una capacitación emocional, que conozcan sus antecedentes neuróticos y conozcan sus defectos de carácter , sus temperamentos,  sus debilidades,  sus errores y en un tiempo razonable se den la oportunidad de trabajar estos patrones de conducta,  de trabajar todos esos escombros qué de novios en apariencia están bien pero que de novios,  son máscaras,  es una hipocresía,  que al pasar del tiempo truena como espárragos,  diluyen su relación de pareja,  pero en ese lapso dejan 3 creaturas ausentes de padre y de madre . estas criaturas recibe un daño emocional tremendo,  estas criaturas sufren ese error de ese matrimonio enfermo,  que jamás debió haberse unido.-  Si hay amor,  si hay responsabilidad las parejas deberían de capacitarse emocionalmente hablando las parejas deberían de hacerse responsables de sus emociones , sobre todo asumir un cambio de conducta,  de cada 10 matrimonios 7 fracasan y de cada 10 matrimonios divorciados son una bomba de tiempo para estos seres inocentes que no pidieron nacer pero que han nacido sentenciados a sufrir, la verdad de las cosas esto tiene que parar,  esto tiene que terminar con una decisión legislativa,  agregada a que todo aquel matrimonio que tenga deseos de tener un hijo reciba por ley una capacitación emocional,  sobre los deberes y las obligaciones de ser padre,  basadas fundamentalmente en el respeto, el amor,  la humildad y la esencia de la vida,  qué es sin duda la actitud positiva de lo contrario las cárceles,  seguirán saturadas,  el río de sangre,  será cada vez más grande,  el robo hormiga,  abra de aumentar,  cómo aumenta la inseguridad,  debido a que estos niños tóxicos,  tienen malas mañas y no respetan lo que no es de ellos porque nadie se los enseñó.

El éxito y el fracaso.

Parece mentira, pero la gran mayoría de los adictos, ya sea al juego, la pornografía, las conductas toxicas, alcohol y drogas, tenemos  muchas características en cómo, somos candidatos seguros al fracaso, el cumulo de defectos que nos domina, son un verdadero obstáculo, dominan cualquier escena las conductas toxicas, carecemos de una actitud positiva, constante, perseverante, el adicto, inicia con mucho entusiasmo algo y al poco rato se desanima, claudica y se empina directamente al barranco alejándose del éxito, se carece de orden, higiene, honestidad, dedicación, compromiso, responsabilidad, de amor propio, organización, prevención, ahorro y perdemos terreno por la ausencia de una estructura emocional cuyo origen, sin buscar culpables, está en nuestra niñez, la fábrica de fracasados no descansa, a cada instante nacen y se hacen niños fracasados, nacen y se hacen los adictos, los sicarios, los malhechores, todos, venimos de una herencia genética y de una pésima escuela, por esa razón, un adicto no logra su recuperación, por la mediocridad en su manera de pensar y sus conductas toxicas que nunca quiere cambiar, sigue haciendo lo mismo, esperando resultados distintos, pero más pasa el tiempo, más se hunde en las arenas movedizas. Hace mucha falta una formación emocional, una cultura que erradique la mediocridad de todos por igual.-

Cocaína: Mi esposa, mi amiga, mi amante, mi todo

Los estragos de mí adicción

A mí, la cocaína arruinó mi vida, me robó la armonía, mi paz, dañó severamente mi mente, me enfermé, me volví loco, gracias al abuso desmedido en mi consumo, me robó el sano juicio, mis actitudes fueron en muchos casos incongruentes, infantiles, extraños, le di todo el poder a mí adicción, dominó por completo mi vida, fue la cocaína, mi novia, mi amante, mi esposa, mi compañera, mi amiga, lo fue todo, le juré amor eterno, le entregué lo mejor de mi vida y me tumbó al sótano, casi me mata, fueron segundos, minutos, horas, meses, años que le regalé y me arruinó la vida, descalcificó mis huesos, se llevó mis dientes, junto con la vitalidad de mi hígado y páncreas, por supuesto, me abandoné a mí mismo, esta maldita droga es sumamente obsesiva y créelo, cuando me echaba el primer pase después de haber tenido 5 o 7 días de abstinencia, lloraba de impotencia porque ya sabía que no iba a parar en días enteros, que me iba a estar atacas cando, inhalando cada 20 minutos y sucedería lo de siempre, no comía, no dormía, no vivía y mi corazón y mente totalmente acelerados, enclochado, sin poder mover la mandíbula, las manos entumidas, la lengua atorada y caía a la cama, agotado con las fosas nasales tapadas de tanta porquería, casi sin poder respirar.- Hoy sé, que sí se puede con la cocaína, al menos, solo por hoy, podré con cualquier obstáculo que impida mi libertad y vivir mi vida feliz y en armonía.

Golpe tras golpe

No me di cuenta, cuando de repente la cocaína ya había generado severas consecuencias en múltiples sentidos, por ejemplo, la pérdida de tiempo, en andar buscando dinero o esperando a que llegara, luego, ir en busca del pucher o diller a comprarle una buena dosis del polvo blanco, se me iban las noches enteras consumiendo, dormía de día, la cocaína, me hizo irresponsable, no acudía a mis citas, o iba drogado, moqueando, me robó mi salud mental, mis pensamientos obsesivos, mi celotipia infernal, mi conmiseración y un mundo de energías que desbordaba por sistema, con mis pensamientos sicóticos, patológicos y esta droga, no perdona, me hizo trizas, destruyó mi imagen, públicamente causaba un fuerte impacto debido a lo delgado que estaba, pesando menos de 50 kilos, amarillo seco, ojeroso, débil, muerto en vida, mi adicción a la cocaína me arrebató el sentido del humor, la alegría y la felicidad, yo era la tristeza andando, no dabas por mí un cacahuate y  mi decadencia fue muy rápida, después de haberlo tenido todo, no era más que un gran mediocre sin nada, viviendo un verdadero infierno con pérdidas tras pérdidas, por ello, comprendo que esta enfermedad es de fondos, debes de hacer y vivir las crisis para salir del hoyo, solo de esa manera salí adelante y solo por hoy, soy libre de cocaína, alcohol, depresión, celos y otras sustancias tóxicas.

La Cocaína, peligrosa y súper adictiva

Viví episodios de verdadero terror, di a mi familia un infierno, las llamas de mi adicción los lastimaron, llenándolos de miedos, angustia, decepción, dolor y tristeza.- Maldita cocaína.- Hundido en la adicción, le di la espalda a todos, me volví mentiroso, todo lo hacía a escondidas como cualquier engañifa, aparentando ser lo que no soy, falso, decía.- Es que no tengo sueño.- Cuando mi mujer me preguntaba.- No te has dormido? o por qué no quieres comer?. Cuando me sonaba constantemente la nariz.- Tengo catarro y me justificaba una y otra vez, diciendo falsedades, ocultando mi verdad, y ahora lo sé, que no se vale mentir a quien te ama, no traicionar a quien te ha dado amor, no se vale, la doble cara, sé también, que en esta vida todo se paga, tarde que temprano la paga y yo pagué la factura, a un precio muy alto, gracias a mi extremadamente adicción, la droga, de por sí es demasiado placentera, más cuando no tiene tantos cortes, es decir, rebajadas con las porquerías que le ponen, como acetona, bicarbonato, aspirinas, anfetaminas, veneno para ratas y otros. Los delirios de persecución, delirios auditivos y visuales, son otros de los regalos que las cocaína me hicieron, me hacía sentir que me iban siguiendo. Cuando iba manejando, imaginaba que me querían secuestrar, cuando entraba a un cuarto de hotel, igual, escucha a pasos y pensaba que iban por mí a matarme, entraba al baño de los aviones e inhalaba, me sentía observado, pensaba que en la cabina, el piloto,  me veían coqueando.

Obsesión desmedida

Fueron días, noches de mucha compulsión, esta obsesión mata y te quita el sueño, me llené de pretextos para salirme de casa, salía en las madrugada sin hacer ruido, durante el día mi asistente iba por los pases, es increíble todo lo que hice por la sustancia; una vez hubo un evento público, fui por mero compromiso y me topé con un empresario muy famoso de la radio, yo estaba lleno de ansiedad, había estado sin nada por casi tres horas, sin tener posibilidades de ir a inhalar al baño, además no traía ni un chirris de coca, y esta persona, muy amable e interesado en platicar conmigo, me invitó a comer, me insistió mucho, y le dije que no, para mí era más necesario ir en busca de la cocaína, que platicar con el magnate de la radio, lo desprecié como cualquier mujer desprecia a su pareja, años después, busqué de nueva cuenta esa oportunidad, lo fui a buscar a la ciudad de México, ya limpio, libre de drogas y le pedí que me diera una cita, misma que jamás me dio, luego, tiempo posterior, volví a buscarlo para que me diera un programa de radio en la ciudad de México y fui rechazado, como yo lo rechacé a él en su momento y lo cambié por cocaína. Dejé ir infinidad de oportunidades, un día, no llegué a una cita a Palacio de Gobierno, se me olvidó y cuando recordé, las puertas no se abrieron, yo no me di cuenta de mi autodestrucción, no me percaté de los severos daños que me causaba ser cocainómano.

Fuerte dependencia a la droga

La cocaína atrofia mi cerebro, acelera mi ritmo cardiaco, me chupa la energía, lesiona severamente mi cuerpo y cuando mi organismo se acostumbró a la sustancia, establecí una dependencia muy fuerte hacía el polvo blanco, a grado tal que cuando no me anestesiaba y me alcoholizaba, mi resistencia era menor al alcohol, se me subía más rápido, me emborrachaba sin sentido, me caía, me golpeaba y dependía de la maldita cocaína para estar bien, por favor léase entre comillas. Una vez, en la Feria de San Marcos, salimos de la ciudad de México, otros cocainómanos y yo a la ciudad de Aguascalientes, no llevábamos ropa, ni cepillo de dientes, únicamente la idea de ir al despapáye a la Feria de Ferias y el perico, la cocaína, se nos había acabado, cuando llegamos me emborraché, fui a dar a un hotel de mala muerte y luego de dormir un par de horas, salimos de nuevo al reventón, hice tantas cosas como esta, pedí prestados diez mil pesos y me los dieron, mismos que se fueron en apuestas, tragos, mujeres y todo el kit, luego, en el juego a la ruleta, le pegué en seco al 8 negro, me gané una muy buena apuesta y contraté un taxi, para que desde Aguascalientes, me llevara a la ciudad de México, llegué a casa de mis papás, sin dinero, sucio, con una cruda moral espantosa.

Sangre y Cocaína

Tengo con frecuencia sueños que se convierten en pesadillas, me veo atascándome del polvo blanco, unas veces me sabe a gloria, otras lo repudio, me da asco, mis sueños son recurrentes y me despierto sudando, lleno de ansiedad y le doy Gracias a Dios, porque solo fue un sueño, luego, de repente me sale sangre de la nariz y ésta corre por mis labios y lengua, aún siento la anestesia, me revive la sensación de cuando usaba droga, mis labios se adormecen y mi lengua distingue ese sabor a cocaína que es inconfundible, sé que la droga aún está en mi sangre, según e investigado, las sustancias tóxicas tardan más de 25 años en desprenderse del cuerpo, y yo estoy invadido de las grasas del alcohol, de la morfina, del cigarro, de las pastillas, y claro, de toda la porquería de la cocaína, me pegan los olores, olfateo los químicos cuando huelo a una persona después de fumar, su aliento destila esos químicos que yo conozco a la perfección, es decir, los cigarros, tienen 9 componentes con los que procesan la cocaína, por eso son altamente adictivos. No puedo permanecer mucho tiempo en farmacias y hospitales, mis nauseas me ponen mal, tengo una huella de memoria de olores a las drogas que me metía.

La cocaína es una droga muy peligrosa, a mí me robo todo, es súper adictiva, he conocido a infinidad de adictos que han muerto de paros cardiacos y respiratorios, yo me volví loco, vivo de milagro, sé que de recaer, no voy a poder salir del hoy, soy compulsivo y estoy severamente dañado, el gran mediocre sigue dentro de mí y no quiero que despierte, yo no pudo ni con un mini chirris.- Solo por hoy no.- Comprendo que mi peor enemigo, soy yo mismo, mi ansiedad es la activa la compulsión y consumo por inercia, no puedo parar, el reto, es bajar mi ansiedad a cada instante, la cocaína, arruino mi vida y aun pago los amargos estragos que género en mí.