domingo, junio 26, 2022

Destacadas, El País

“Cobarde asesinato” de jesuitas, condena el Senado; exige acción a fiscalías

Ciudad de México. El Senado, a través de los titulares de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Olga Sánchez Cordero y Ricardo Monreal, respectivamente, condenaron el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas en Chihuahua y exigieron a las fiscalías, del estado y de la República, esclarecer los hechos y castigar a los culpables.
Se trata de “un cobarde asesinato” que no debe quedar impune, recalcó el senador Monreal, durante la a entrega del Título de Concesión, al Congreso de la Unión de la Señal XHHCU-TDT Canal 45.

Expresó su pesar y condolencias por la pérdida de vidas en el país a causa de la violencia, pero también destacó la necesidad de que “el Congreso de la Unión revise, con toda seriedad, el plan de seguridad pública”.

“Enviamos nuestro acompañamiento de dolor a la comunidad católica, de la que soy parte, por el cobarde asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos, conocido como el Padre Gallo, y César Joaquín Mora Salazar”, tragedia que sucedió al interior de un templo, en el municipio de Cerocahui, Chihuahua.

El coordinador de los senadores de Morena resaltó que “ es una tristeza que, después de varias décadas, no se haya podido detener esta vorágine de violencia”, y que el crimen organizado avance en territorios completos de México.

A su juicio es momento de abordar el problema de la inseguridad “sin tabúes, sin ideologías, sin intereses partidistas y sin actitudes egoístas. Es momento de reflexión para el país. Nuestras condolencias a todas sus familias, a las familias de los mexicanos y mexicanas que han perdido la vida”.
Por su parte, la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, desde Turquía, dentro de la gira por países de la Unión Europea que realiza, se refirió también al asesinato de los sacerdotes Javier Morales y Joaquín César Mora Salazar, del templo de Cerocahui, en el municipio de Urique, Chihuahua.”Me entero a la distancia con tristeza del lamentable atentado contra los hermanos jesuitas.

Las autoridades de Chihuahua y federales deben evitar que este caso quede en la impunidad y que se garantice la aplicación de la justicia. Mi solidaridad con toda la comunidad jesuita.

Igualmente a través de su página electrónica, el grupo parlamentario del PAN condenó los asesinatos advirtió que la “violencia ya es incontrolable, urge garantizar justicia, paz y seguridad en México”.

El senador del Grupo Plural, Emilio Alvarez Icaza, escribió en su página electrónica. “Me uno a la indignación, rabia y exigencia de justicia por el asesinato de los jesuitas Javier Campos y Joaquín Medina a manos del narco en Cerocahui, Chihuahua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.