18 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Plan Estatal de Desarrollo en el centro de políticas públicas de los más vulnerados

7 min read
Plan Estatal de Desarrollo

Sus 5 Ejes Rectores: Desarrollo Humano y Social; Economía, Innovación y Desarrollo Sustentable y Equilibrio Regional; Infraestructura, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente; Justicia y Seguridad y Gobierno Responsable, fueron resultado de una gran participación ciudadana a través de 11 foros temáticos en 5 sedes y otros medios de consulta que arrojaron 2, 834 propuestas

El Plan Estatal Desarrollo del Gobierno del Estado encabezado por Javier Corral Jurado, consistió en un ejercicio plural que orientó y gestó las acciones y programas para lograr el bien común y puso por encima la opción preferencial por las personas en situación de pobreza, con el objetivo de cerrar la brecha de desigualdad y lograr la inclusión social.

“Será el mayor legado de este gobierno, su visión social y humana. Como nunca se ampliaron y fortalecieron los derechos humanos, sociales, económicos y culturales de los chihuahuenses”, expuso esta mañana el senador Gustavo Madero Muñoz, durante una charla con el coordinador Ejecutivo de Gabinete, Jesús Mesta Fitzmaurice, en el sexto programa Logros con Valor de la administración estatal.

Correspondió a la Coordinación Ejecutiva de Gabinete dar a conocer los avances de la administración, en donde el titular Jesús Mesta, tuvo como invitado especial al primer coordinador y quien encabezó la creación del Plan Estatal de Desarrollo del Gobierno del Estado.

En el programa, Madero Muñoz explicó que el Plan Estatal de Desarrollo se convirtió en un elemento fundamental integrado por ejes transversales, lineamientos, pautas de conducta y perspectivas incorporadas en cada política y acción de este gobierno, donde la opción preferencial fue por las personas en situación de pobreza con el objetivo de cerrar la brecha de desigualdad los derechos humanos e inclusión social.

Señaló que en los cinco años, esta administración se caracterizó por su irrestricto respeto a los derechos humanos de todos y cada uno de sus ciudadanos, así como la agenda de transparencia, combate a la corrupción y a la impunidad, siempre mostrando a la sociedad cada una de las acciones y llevando a cabo un férreo combate a lo injusto y a la corrupción.

El Plan surge de la participación ciudadana clave; se realizaron 11 foros presenciales temáticos en cinco sedes con 4,322 participantes y 1925 propuestas; se colocaron buzones en los municipios por medio de las recaudaciones de rentas y dependencias del Estado, logrando juntar 354 propuestas y a través de medios digitales como Facebook y Twitter, un foro virtual y un buzón electrónico, por medio del cual se obtuvieron otras 564 propuestas.

Además, respetando los derechos de los pueblos indígenas, se llevaron a cabo 5 audiencias públicas con los diversos pueblos que integran el estado, con la participación de 2,700 personas.

Adicionalmente, se efectuaron reuniones con expertos en los temas económicos y de seguridad y se socializó el Plan con los poderes Legislativo y Judicial para sus opiniones y comentarios, como parte fundamental en el desarrollo del estado.

De ahí surgieron los ejes rectores del Plan Estatal de Desarrollo de la administración 2016-2021:

Desarrollo humano y social, orientado a la política desarrollo humano, viendo a los ciudadanos como sujetos de derechos y no clientelarmente.

Economía, innovación y desarrollo sustentable y equilibrio regional, convirtiendo a Chihuahua en una economía resiliente e innovadora con un desarrollo equilibrado y fuerte.

Infraestructura, desarrollo urbano y medio ambiente, por una inversión en infraestructura bien planeada, sin influencias de intereses personales o de grupos.

Justicia y seguridad: ahora Chihuahua es un estado donde impera el estado de derecho y la certeza jurídica, utilizando la inteligencia y la organización en el combate a la delincuencia.

Gobierno responsable: caracterizado por ser un gobierno honesto, con incertidumbre y cuentas claras.

Respecto de la filosofía e ideología que llevó a crear este Plan, el excoordinador del Gabinete explicó que lo primero fue quebrar con la “visión de popote”, que es una de las enfermedades de la administración pública, es decir, que un secretario solo ve por su área y de donde surge la creación de la Coordinación.

Posteriormente, coordinar las acciones, pero sobre todo, trazar una estrategia común, articulada, coordinada y transversal de la administración pública, donde se pone a la persona humana en el centro de las políticas públicas

“Este es el cambio que parece muy sencillo, pero rompe, en vez de que cada quien esté viendo cuáles son los programas de gobierno, me voy a poner a ver los sujetos sociales prioritarios y ver cómo podemos apoyarlos mejor”, destacó Madero Muñoz.

Añadió que además es una disposición constitucional de coordinación con el Plan Nacional de Desarrollo y articularlo con los 17 Objetivos de Desarrollo Social de la ONU, en donde todos los países afiliados, de manera voluntaria dijeron que para el 2030 se tenía que lograr como civilización el fin de la pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, agua limpia y saneamiento, trabajo decente y crecimiento económico.

Así como las visiones ecológicas, sociales, de gobernanza, de transparencia, de combate a la corrupción.

“Lo hicimos de una manera participativa, convocamos a la sociedad, a los investigadores, a los colegios y quedó un documento que a mí juicio, no es partidista y ni siquiera es de gobierno, es el Plan Estatal de Desarrollo de Chihuahua”, enfatizó.

Se hizo, añadió, un diagnóstico del agua, de los cultivos, de cómo hacer una economía incluyente y de cómo estas divisiones tan artificiales de desarrollo económico y desarrollo social, pues de repente te das cuenta que no hay el uno sin el otro.

Estas visiones transversales, señaló, el gobernador las tomó con mucha vehemencia, porque él es un promotor de esta doctrina, de poner siempre el sujeto prioritario, donde se fue más allá de la explicación de lo que significa la pobreza.

El Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social) distingue a la pobreza como “la pobreza y la pobreza alimentaria, falta de ingresos monetarios para comprar la canasta básica”, entonces pone un rango: todas las personas que ganen menos de lo que te cuesta una canasta básica están en este cajón.

Pero se trata, explicó, es una dimensión unilateral y en el Coneval se creó la visión de la pobreza multidimensional, es decir, te puede faltar el dinero, pero también tienes que tener acceso a la salud, a la educación, a la pensión, a la seguridad social y se generaron estos derechos.

“Nosotros hicimos esta visión, una visión de derechos y fue compartida por toda la administración pública. Para romper este esquema, dijimos: estos son derechos de los sujetos sociales prioritarios, es el derecho a la salud, a la educación, alimentación, a la vivienda, a la seguridad y a la cohesión social”, agregó.

Señaló que en Chihuahua se dio un avance metodológico que se consideró incluso una innovación para entender la pobreza y cómo los planes de desarrollo deben priorizarse,  porque se tienen muy pocos recursos, presupuestos limitados y el chiste era poner el centro la persona humana y sobre todos los sujetos sociales prioritarios.

Se identificaron a: niños, niñas de 0 a 11 años, como un sujeto prioritario, porque ahí es donde se dan las mayores vulnerabilidades como persona humana, “si tú en tus primeros 500 días de existencia no tuviste la alimentación, el cuidado necesario, ya no te desarrollaste y ya después no vas a poder desarrollar todo tu potencial”.

También los adolescentes de 12 a 17 años, porque es en la adolescencia donde se dan los mayores retos de perderse, de caer en las drogas, embarazo adolescente, los suicidios, “son los temas que identificamos como políticas para incidir en esos sujetos sociales prioritarios con esta visión multidimensional de cómo poderlos apoyar de una mejor manera”.

Identificar esos dos grandes espacios del desarrollo de la persona humana, donde si incides o no, puedes determinar que una persona se desarrolle y tenga su potencial, señaló.

“No hablamos de los pobres, hablamos de la persona humana en situación de pobreza. Suena una tontería, pero es un cambio totalmente diferente, hablamos no de que eres pobre, sino de quien está en situación de pobreza, de alguna desigualdad, con alguna discapacidad. No te caracteriza, no te define la vulnerabilidad”, abundó.

En el Gobierno del Estado de Chihuahua, dijo, se desarrolló una visión de derechos de las personas para desarrollar capacidades y oportunidades, para superar la situación de vulnerabilidad. “Es otra visión, una visión mucho más progresista, le voy a llamar y creo que ese es su mayor legado de esta aportación del gobierno de Javier Corral”.

Mesta Fizmaurice señaló destacó esta parte importante de un gobierno, ya que no todo son obras, construcción de edificios, sino del desarrollo de la persona humana, “creo que una de las cosas que caracterizan a este gobierno es eso, que siempre se ha caracterizado o se preocupó por darle una mejor calidad de vida a los chihuahuenses”.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.