jueves, julio 18, 2024

Cultura

Comenzamos este mes con buenas noticias: INAH

El Museo de las Culturas del Norte recibirá una inversión de 4 mdp para los trabajos de restauración de su cubierta; ha concluido la rehabilitación de vereda de la Zona Arqueológica Las 40 Casas y sale a la luz el libro “Temas de arqueología histórica en Chihuahua”.

Asimismo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, reconocemos el liderazgo de las mujeres rarámuri como autoridades tradicionales, fenómeno cada vez más frecuente en la Sierra Tarahumara y los asentamientos urbanos del estado, principalmente en Ciudad Juárez.

Abordamos la relación de la sociedad con su patrimonio arqueológico, así como algunas prácticas que se llevan a cabo en algunos de sus grandes asentamientos como el recibimiento del equinoccio de primavera.

Hacemos un recorrido por la arquitectura de Paquimé, especialmente por sus Casas Grandes y caseríos, estos últimos que se distinguen por ser un conjunto de cuartos arreglados alrededor de una pequeña plaza.

Y como parte de los trabajos de protección de este patrimonio, es que el área de Servicios Educativos del Museo de las Culturas del Norte da continuidad al programa “Guardianes del patrimonio” para conocer la importancia de este sitio.

De igual forma, este patrimonio busca su preservación desde los particulares, como el caso del pintor Julián Rodríguez quien a través del arte rescata la iconografía, misticismo y simbolismo de la cultura Casas Grandes.

 En lo que respecta a Santa María de Cuevas, gracias a la restauración de su coro policromadopor parte de Misiones Coloniales, es que no sólo se devolvió su estabilidad material sino una lectura original del discurso estético/pictórico.

Hacemos una reseña del libro “El collar del neandertal. En busca de los primeros pensadores”, en el que de manera amena y didáctica se nos muestra un panorama de la evolución de los neandertales y cromañones.

También recordamos a Leopoldo Valiñas y sus aportaciones sobre la importancia de la lingüística en los estudios etnocientíficos, y sobre cómo la lengua ha sido la sostenedora de la realidad cultural que se construye y reproduce cotidianamente.

Para cerrar esta edición viajamos en el tiempo por la Plaza Constitución a través de la fotografía, donde en un inicio había fuente de donde se surtía de agua, que después fue sustituida por un quiosco y un grupo de esculturas.