15 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Como se puede conseguir bajar de peso a partir de los 30 años en las mujeres

8 min read
Viridiana Ramirez González.

Y por qué es más difícil para las mujeres en esta etapa de la vida.

Si estás leyendo esto, es porque muy probablemente estas en la etapa de los 30 años, no pienses que eres la única que está pasando por esto, o que son figuraciones tuyas, el que perder peso sea una misión casi imposible.

Conforme vamos ganando edad, eso de perder un kilo de grasa cuesta más esfuerzo, sobre todo en las mujeres. Son muchos los factores que se relacionan entre sí, los cuales influyen en este cambio, donde solemos mencionar ¡MI METABOLISMO ESTA MAS LENTO! No como y engordo, hasta el aire me hace ganar peso, etc. pero hay variantes más importantes por mencionar, como el propio envejecimiento natural del organismo y los cambios de estilo de vida, los cuales con los años suelen convertirse de una joven activa a los 20 años a una mujer sedentaria a los 30.

Te compartiré información de valor para que entiendas el porqué de estos hechos, y tip´s para contrarrestarlos, logrando tener una vida saludable y activa físicamente, lo cual te llevará a ese resultado tan soñado de perder peso.

¿Por qué? ¿Por qué no bajo si hago las mismas dietas que antes? ¿Por qué si ahora cómo menos?  ¿Por qué, por qué? ¿Y por qué?. Esa es siempre la pregunta más frecuente en las mujeres que intentan bajar de peso, de tallas, sin éxito alguno, desencadenando un problema emocional.

No te preocupes, no estás sola, ahora tendrás respuestas que espero te sirvan para encontrar eso que necesitas para empezar a estar mejor, segura y con unos kilos de menos, pero no olvides el objetivo principal, que es estar saludable. Te comparto algunos de los más importantes.

El perder masa muscular, como afecta

El mantener tu masa muscular, requiere de un consumo más alto de energía (calorías) que lo que se requiere con la misma grasa, lo cual genera que nuestro metabolismo sea más rápido y eficiente. Así que trabajar en tu IMC, (índice de masa corporal) te ayudaría a llevar un balance. Lo importante de este punto es que pongas tu atención en aumentar y conservar tu masa muscular como estrategia para perder peso. Pero al paso de los años esto se complica de manera que poco a poco el metabolismo se ralentice.

La manera en que nuestro organismo envejece determina en un 70% nuestros hábitos y en un 30% la genética misma. Es difícil percibir a simple vista, pero aproximadamente se pierde un 10% cada década del tono muscular, lo que causa un bajón del metabolismo basal de un 2% en la misma década.

Circunstancias adicionales propias de la mujer

Es casi seguro que, en esta edad de la mujer, ya ha pasado por uno o más embarazos, donde sabemos es una etapa en la que la mujer gana peso y en ocasiones no lo vuelve a perder, por lo que se va sumando a su índice de grasa corporal, grasa ubicada en áreas muy características de este periodo, las cuales son más difícil de eliminar. Sumándole a todo esto los cambios hormonales conocidos como menopausia o pre menopausia, dependiendo de cada mujer, los cuales afectan el metabolismo haciéndolo más lento y dando como resultado que este proceso de pérdida de peso sea más complicado y lento. Sobre todo, si no se cuenta con una vida activa físicamente y en ocasiones apoyo de suplementos, go lean pro, medicamentos, alimentación para reforzar este proceso.

Una vida de dieta constante

Cuantas veces no te has sometido a dietas sumamente estrictas, regímenes de alimentación para perder peso, dietas de tres días, de la luna, dieta del caldo, détox etc, estas parecen funcionar por el momento o un corto tiempo, pero existe la gran probabilidad de que posterior a ellas se recupere el peso que se perdió o incluso ganar más, conocido como efecto Rebote.

El foco rojo de cada uno de esos métodos para bajar urgentemente, a los cuales todas hemos recurrido para lograr ese objetivo peso para una fiesta, un evento y perder el peso, lo único que se queda es que nosotras mismas producimos esos cambios en la composición corporal de nuestro cuerpo y en acumular más grasa, por el efecto rebote, mencionado anteriormente, así que entre más veces hemos obtenido un rebote donde se acumule grasa, más el deterioro de los músculos, la labor de nuestro organismo de pierder peso es más complicada.

Consumir menor cantidad de calorías

Las mujeres conforme pasan los años es común que sus actividades diarias de esposas, madres con los hijos, el trabajo y las rutinas agotadoras, hacen que se descuide la actividad física y convertir su organismo a ser más sedentario, esto reduce el consumo total de calorías. Pero esto no sucede en realidad, se sigue consumiendo la misma cantidad de ingesta de calorías, así que lograr quemar grasa, a través del déficit calórico es una labor titánica.

La Presión Social

Como mencionaba anteriormente, las actividades del día a día, del mayor porcentaje de las mujeres, ocasiona mucha presión conocido como el famoso mal del siglo, El Estrés, uno de los obstáculos más significativos al momento de querer perder peso. Llamada la hormona del estrés, el cortisol asociada directamente con la pérdida de peso, al vivir una situación de estrés, elevamos los niveles de cortisol. “Al ser el único proveedor de glucosa del cerebro, por diferentes vías este tratará de conseguirla: modificando los tejidos, proteínas musculares, ácidos grasos y cerrando la entrada de glucosa a otros tejidos. Dando como resultado que todas las funciones anabólicas de recuperación, renovación y creación de tejidos se paralizan y el organismo cambia al metabolismo catabólico para resolver esa situación de alarma, producida por el estrés”, explican desde el portal Salud180.

Algunos de los síntomas de este proceso es el aumento de insulina, lo que produce un incremento del apetito, lo que hace comer impulsivamente y generar el almacenamiento de grasa, es cuando nos damos un atracón de comida para intentar aliviar esa situación de estrés como método de supervivencia. Se presentan recurrentemente problemas digestivos, cansancio crónico e irritabilidad y hasta la pérdida de la menstruación. Para evitar estos síntomas debe ser el principal aliado una buena alimentación y la ayuda de recursos naturales como suplementos que empujen a un mejor resultado.

Dormir correctamente

Ese estilo de vida que describimos anteriormente ligado al estrés y agregando este factor directamente relacionado con la falta de sueño, hace que la pérdida de peso sea más lenta. En los 30 es mucho más común que se presenten problemas de sueño o bien dormir menos horas de las que se requieren.

¿Sabes que hacer y cómo, para lograrlo?

Después de leer toda esta información pareciera algo casi imposible de realizar, pero no es así. Seguir las recomendaciones mencionadas te ayudará a llevar una vida más saludable, y que estos efectos negativos no tengan gran impacto en tu salud y estado físico.

Una vida activa- físicamente

Esto es vital, logra tener un resultado contra restante para no perder masa muscular y evitar el estilo de vida sedentaria. Ser una mujer físicamente activa. Hay muchas actividades que puedes realizar dentro de tu diario vivir, caminar, bailar, asistir a clases o gimnasios siempre recordando equilibrar una dieta saludable y ponerte una meta a corto plazo para generar un hábito. Sin prisa, pero con calma llegar a tu peso y complexión deseada de manera orgánica y saludable. Siempre disfrutando cada actividad y cuidados para tu cuerpo. Sin frustraciones por lo que es importante las actividades y dietas que se seleccionen, cero sufrimientos, entre más lo disfrutes será más fácil adaptarlo a tu vida de manera permanente.

Vida relajada y con descanso

Cuando ya estamos en esta etapa de la vida de los 30 años, es preciso saber qué es lo que nos relaja y nos hace descansar, busca eso que te llene y de la sensación de plenitud, no dudes de ponerlo en práctica, así como el dormir lo necesario no es un premio a tus actividades y algo sin importancia, es una necesidad para contribuir en el cuidado de tu cuerpo, mente y espíritu.

Tus hábitos alimenticios, son prioridad

Si ya lo decidiste, ahora es tiempo de ponerlo en práctica, haz a un lado todos aquellos hábitos que no te aportan nada a tu cuerpo en favor de otros, que si hagan un cambio positivo hacia una vida saludable. Empezando por cosas simples que no te cuesten mucho esfuerzo pero que en un corto y mediano plazo te ayuden a perder peso y estar más vital saludable y cuidar de tu preciado cuerpo, que te acompañara hasta el último suspiro. Estos hábitos nuevamente aprendidos serán el motor a un largo plazo y mantener tus resultados al bajar de peso permanentemente.

Atención con lo que comes

De la vista nace el amor, dicen por ahí, es importante que dediques tiempo a ver qué es lo que vas a comer y como lo presentas en la mesa para que tu alimentación sea saludable pero también lo disfrutes, haciendo de esto un reto para muchas mujeres, que por el correr del día, en el trabajo, las actividades, las responsabilidades familiares, comiendo en ocasiones lo que se encuentra en el camino o a la mano del refrigerador, no importando su valor nutricional, cantidades, sabores y termines comiendo hasta de mas. El poner atención a lo que vamos a comer es un básico principio.

Así que ahora ya tienes mucho que poner en práctica, uniendo todos estos factores a tu nuevo estilo de vida, será un placentero resultado al bajar de peso y estar saludable, que podrás conservar por el resto de tu vida.

Written by Viridiana Ramírez

goleanpro – goleanproGoleanpro The pro way of using supplements. Since the beginning our company startup have provided our costumers with natural supplements and high quality products.goleanpro.com
El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.