lunes, abril 15, 2024

Cultura

Coronel Jesús Zambrano, a 147 años de su fallecimiento

Coronel Jesús Zambrano, a 147 años de su fallecimiento continúa su lucha buscando que la historia le dé el sitio y el reconocimiento que merece.

El Coronel Jesús Zambrano, según el historiador Francisco R. Almada, nació en el pueblo de El Carrizal, Chihuahua, en 1820 ; según otras fuentes, habría nacido en Oaxaca en 1821; pero como dijimos al principio, la historia lo ignoró y hay poca bibliografía sobre este valeroso personaje, quién formó parte del Ejército Nacional, peleó en las guerras contra el ejército Tuxtepecano de Porfirio Díaz, siempre defendiendo al Presidente Benito Juárez de los embates de Porfirio Díaz, que pretendía derrocar a Juárez para instalarse él, quién en un principio le había jurado lealtad a Juárez; en cambio, quién sí le fué leal a Juárez hasta su muerte fue el Coronel Jesús Zambrano, quién como buen militar sabía de los vaivenes del servicio de las armas.

Participó en la defensa de Rosales en 1848 y por su valiosa acción de guerra, es nombrado como comandante de la Guarnición Militar de El Carrizal, en lo que hoy es la región de Villa Ahumada  y también como parte del apoyo del Gobierno Mexicano al Gobierno de Chihuahua en la lucha contra los apaches y comanches; cabe mencionar que en Chihuahua desde 1855 el combate contra las incursiones apaches y comanches estaba a cargo del Coronel Don Joaquín Terrazas Quezada, quién se especializó en la búsqueda y combate a las tribus nómadas que asolaban al Estado.

La llegada del Coronel Zambrano a Chihuahua, coincide con tres hechos históricos en la vida del País y del Estado: la Guerra contra el Jefe Apache Victorio, la Segunda Invasión Francesa y el Gobierno Itinerante de Benito Juárez, y en los tres hechos participó con valentía, lealtad y de manera destacada. Al hacerse cargo de la Guarnición Militar de El Carrizal, es llamado por el Gobernador del Estado, Don Luis Terrazas Fuentes para apoyar a su primo el Coronel Joaquín Terrazas Quezada en las campañas contra los Apaches, por lo que de inmediato se puso a disposición y a órdenes (desde luego con el visto de sus superiores).

El Coronel Joaquín Terrazas para defender al Estado de los ataques de los Apaches, debido a lo vasto del territorio estatal, creó una red de Comandancias Regionales: el Capitán Juan Mata Ortiz en la región de Galeana y Casas Grandes; el Capitán Albino Villa en Ojinaga; el Capitán Juan Armendáriz en Jiménez; el Capitán Lorenzo Quezada en Satevó; los Capitanes Jesús José Casavantes y Santana Pérez en Guerrero; el Capitán Albino Licano en Temósachi; los Capitanes Marcial y Saturnino Villanueva en la Ciudad de Chihuahua; el Capitán Rodrigo García en CJ y el Coronel Jesús Zambrano en El Carrizal.

Estando como Jefe de la Guarnición Militar de El Carrizal por parte del Ejército Federal, el Gobernador Don Luis Terrazas y el Coronel Joaquín Terrazas le confieren también la responsabilidad de la Comandancia Regional de El Carrizal, al mando de fuerzas estatales para defender a la población de los ataques guerreros; ante esta doble responsabilidad, formó el “Batallón Patriotas de El Carrizal”, que sirvió tanto para la defensa contra los apaches, la protección al Presidente Benito Juárez, así como contra la invasión de los franceses.

Su disposición para sumarse y apoyar a las tropas estatales, le ganó el aprecio y la confianza del terrateniente y Gobernador del Estado, Don Luis Terrazas Fuentes, así como de su primo el Coronel Joaquín Terrazas Quezada, confianza que después se convirtió en una verdadera amistad entre estos tres personajes. Durante el Gobierno Itinerante de Benito Juárez, que partió de la Ciudad de México el 31 de mayo de 1863, luego de seis meses establecido en San Luis Potosí, ante el avance del ejército francés de Napoleón Bonaparte, que venía en apoyo del Emperador Maximiliano de Habsburgo con la intención de consolidar al Segundo Imperio Mexicano y derrocar a Benito Juárez. Juárez tuvo que moverse más al norte, llegando a Coahuila, donde no fué bien recibido por el cacique y Gobernador Don Santiago Vidaurri, quién por su propia decisión había anexado Coahuila a Nuevo León, y además, desconociendo al gobierno juarista, se quedaba con las rentas que correspondían al Gobierno Federal, razón por la cuál expulsó a Juárez de su territorio, obligándolo a irse para Chihuahua.

En Chihuahua, a pesar de los roces y diferencias de Juárez con Don Luis Terrazas, es bien recibido, el Gobernador Terrazas renuncia al cargo para que Juárez al llegar pueda nombrar otro Gobernador (este gesto de alto valor político y otros más por parte de Terrazas, sirvió para recomponer de forma satisfactoria y definitiva las diferencias entre Terrazas y Juárez), entonces el Presidente Juárez envío al General José María Patoni, quién en Chihuahua nombra al General Ángel Trías como Gobernador del Estado para que Juárez sea recibido sin ningún problema; previamente Don Luis Terrazas había instruido que tanto el Coronel Joaquín Terrazas como el Coronel Jesús Zambrano, se pusieran a las órdenes del Presidente de la República y su comitiva.

Juárez establece el Gobierno Mexicano en Chihuahua el 12 de octubre de 1864, en un primer periodo de once meses, al ser notificado del avance del ejército francés, que venía por él  para instaurar una sola monarquía, se ve obligado a partir hacia Ciudad Juárez, el 5 de agosto de 1865, entonces el nuevo  Gobernador del Estado, General Manuel Ojinaga designa al Coronel Jesús Zambrano como responsable y encargado de escoltar al Presidente Juárez y su Gobierno hasta Paso del Norte (hoy Ciudad Juárez), haciéndose responsable de su seguridad personal, encomienda que el Coronel Jesús Zambrano cumplió con total patriotismo y lealtad hacia el Presidente y la institución presidencial; el  Presidente Benito Juárez en agradecimiento a la disposición y lealtad de Zambrano, lo honra regalándole los terrenos de la “Hacienda Vado de Vigas”, en Villa Ahumada, para su usufructo legal.

Pero las noticias volaban y el Ejército Francés al mando de los Generales Charles Ferdinand Latrille, Françoise Achille Bazaine y Gastón Galliffett avanzaban hacia territorio chihuahuense en busca de Juárez, éste a su vez, envía al General José María Patoni a solicitarle a los gobernadores de Sonora, General Ignacio Pesqueira y de Sinaloa, General Antonio Rosales, el apoyo con tropas estatales para enviarlas a Chihuahua y poder enfrentar a los franceses; ambos gobernadores, leales a Juárez acceden y le envían tropas, mismas que serán puestas bajo el mando del Coronel Jesús Zambrano para la defensa no solo de Chihuahua, sino del Gobierno dela República.

Una vez llegada la caravana del Presidente Benito Juárez a Paso del Norte (CJ), el pueblo se volcó con entusiasmo a recibir al Presidente de la República, un hecho histórico para la ciudad, tanto así que hasta ciudadanos de El Paso, Tx. y de Estados Unidos que quisieron ver de cerca a Juárez llegaron a Paso del Norte. Ya instalado el Gobierno de Juárez, a Zambrano se le informa que hay un grupo de guerreros Mescalero Apache que quieren ver a Juárez, de inmediato Zambrano puso en alerta a sus elementos; Juárez le pregunta qué sucede y al informarle Zambrano, el Presidente le dice que confía en él y que lo que disponga en cuestión de su seguridad personal, él lo acatará; los apaches que conocían a Zambrano le envían un mensajero diciendo que lo que quieren es conocer al “Gran Jefe Indio de México” y dialogar con él; por lo que Zambrano y Juárez acceden a un breve encuentro con el jefe de ellos.

Con el Gobierno de la República, ya bien instalado en Paso del Norte, Juárez le pide al Coronel Zambrano que se regrese a Chihuahua para ponerse al mando de las tropas que venían de Sonora y Sinaloa y preparar junto con las autoridades, la defensa de Chihuahua contra los franceses; con esas tropas de apoyo, más las tropas federales y las tropas estatales que ya tenía bajo su mando, el Coronel Jesús Zambrano forma el “Batallón Patriotas por Chihuahua” y con ellos, sumado a las fuerzas del Coronel Joaquín Terrazas en una épica batalla (digna de reseña aparte), expulsan a los franceses de Chihuahua.

En 1867 el Gobernador del Estado, Don Luis Terrazas llama de nuevo al Coronel Jesús Zambrano a reforzar otra vez a las tropas del Coronel Joaquín Terrazas contra los Apaches y participa en la “Batalla de Tres Castillos”, en dónde el explorador y militar Tarahumara Mauricio Corredor, bajo las órdenes de Terrazas y Zambrano, en plena batalla, de certero disparo mata al Jefe Indio Victorio. Después de estos servicios prestados, el Gobernador Don Luis Terrazas le otorga al Coronel Jesús Zambrano los cargos públicos como Jefe Político y Militar en Villa Ahumada, mismos que ejerció por varios años. Una vez cumplido el encargo, se retira a la vida privada en su Hacienda de “Vado de Vigas” con su esposa Adelaida y su familia.

El Coronel Jesús Zambrano fallece en 1875 en un accidente de caballo en su Hacienda; sus restos descansan en Panteón de El Carrizal, Mpio. Ahumada, Chihuahua. Coronel Jesús Zambrano, un hombre que tuvo y cumplió la encomienda más alta que puede tener un militar: la de proteger con su vida al Presidente Benito Juárez, a quien llevó sano y salvo a Paso del Norte; un hombre que combatió heroicamente a las bandas de Apaches de sus trapacerías y crímenes; un hombre que con valentía ayudó a expulsar al Ejército Invasor Francés de Chihuahua, hoy sus restos yacen en una tumba destruida por el paso del tiempo y su memoria y valiosas contribuciones a la Patria y al Estado, olvidadas por la historia oficial.

Quiero dedicar está reseña histórica con gran afecto a dos muy buenos amigos Delicienses, ambos actualmente radicados en Monterrey, N.L. y descendientes directos del Coronel Jesús Zambrano: a Don Elco Martínez Corella y a su hijo René Martínez Martínez, quienes desde hace algunos años se han dado a la tarea de buscar que las autoridades y la historia oficial reconozcan el legado de este gran personaje, el Coronel Jesús Zambrano.

Fuentes Bibliográficas:

• relatosehistorias.mx

• excélsior.com.mx

• laverdadjuárez.com

• inehrm.gob.mx

• inafed.gob.mx

• chihuahuasalvaje.com

• Wikipedia

• Archivo familia Martínez Corella