miércoles, junio 19, 2024

Deportes, Destacadas

Cruz Azul y América empatan a un gol en intenso juego en la ida de la Gran Final

Todo se definirá el próximo domingo en la cancha del Estadio Azteca

Cruz Azul y América cumplieron con el requisito y firmaron un empate a un tanto en el duelo de ida de la gran final de la Liga MX, en su versión Clausura 2024.

Uriel Antuna al minuto 9 adelantó a la Máquina, Julián Quiñones al 16 emparejó para las Águilas, en un duelo que fue intenso y ambas escuadras no cedieron terreno

El domingo ambas escuadras se verán de nuevo las caras, ahora en la cancha del Estadio Azteca, donde sólo un triunfo de cualquier lado definirá el título.

Duelo de toma y daca

Intenso primer tiempo vivieron Águilas y Cementeros, en un duelo parejo donde los errores fueron un factor para las primeras anotaciones.

Jonathan Dos Santos se desentendió del balón y al quererlo retrasar a Luis Ángel Malagón, Lorenzo Faravelli robó el esférico, por lo que el cancerbero de las Águilas tuvo que cometer falta, lo que Fernando Hernández decretó como penal, el cual capitalizó Uriel Antuna.

https://www.youtube.com/embed/97BQtI-f4U8?si=1&enablejsapi=1&origin=https://us.marca.com Con el gol de la quiniela, Cruz Azul empezó a manejar el esférico a placer, pero no se pude dar por muerto al América, que también aprovechó un error de la zaga celeste.

https://www.youtube.com/embed/xycj1ojjHbk?si=1&enablejsapi=1&origin=https://us.marca.com Henry Martin se avivó para recibir un servicio lateral, y al llegar a línea de fondo, conectó un centro rasante que Julián Quiñones empujó en la meta de los Celestes.

Acciones emparejadas

Después del gol de las Águilas, las acciones se novelaron para ambos equipos, los cuales empezaron una serie de ataques de toma y daca, como en un round avanzado de una pelea de box.

La más clara para Cruz Azul se dio al minuto 38, cuando tras un tiro de esquina, el balón cayó a los pies de Rodrigo Huescas, quien probó la artillería y mandó un disparo bien colocado que hubiera terminado en las redes, de no ser por Malagón, quien se empleó a fondo y mandó el esférico a tiro de esquina en un atajadón.

La segunda mitad se caracterizó por dos equipos que no cedieron un solo centímetro en la grama del estadio Azul, con un guion muy definido, Cruz Azul con más posesión y América con más vocación ofensiva.