domingo, julio 21, 2024

Opinión

Date una oportunidad

Hay momentos en los que estamos cansados hasta del cansancio. Pero, debemos pensar que son momentos, etapas, que todo pasa… Pronto volveremos a tener nuevas fuerzas.

El error y el fracaso. Claro que cometeremos muchos errores y que entraremos en el fracaso no una si no mil veces. Intentar no equivocarnos nos lleva a una exigencia con nosotros mismos que puede llegar a lastimarnos.

Puede llegar a hundir nuestra propia autoestima en el más profundo de los pozos. Cree en ti. Aprende de tus errores, de tus fracasos y… vuelve a empezar. Quién te dijo que tú no tienes derecho a equivocarte… quizás fuiste tú mismo tu peor crítico. 

La traición. Todos nos sentimos traicionados muchas veces. Aunque no nos demos cuenta también traicionamos a los demás. Quizás la traición sea uno de los temas junto al desamor que más quebraderos de cabeza a todos nos da.

¿Pero por qué me hizo esto? ¿Por qué se ha portado así conmigo?… quizás gastemos demasiadas energías en pensar una y otra vez en las traiciones que recibimos. La ingratitud y la incomprensión.

A todos nos gusta sentirnos comprendidos. Todos queremos que nos agradezcan aunque sea con una simple sonrisa lo que un día hicimos por aquella persona. Pero a veces no encontramos ni la gratitud  ni la comprensión y nos sentimos tristes, dejamos de creer en el mundo, en los demás.

Pero siempre hay que volver a empezar, porque encontrarás nuevas personas que sepan ver en ti lo que otras no vieron. la vida continúa y no podemos quedarnos anclados ni en los errores de los demás ni en los nuestros.

Siempre… hay que volver a empezar. ¿Cuántas veces no nos sentimos cansados de luchar y de sentir que perdemos todas las batallas? Es un sentimiento amargo y profundo que todos sentimos una y mil veces.

Aunque un error te lastime; aunque un negocio se quiebre; Todos cometemos aciertos y desaciertos. En eso consiste la vida. Pero después de sentir la tristeza de habernos equivocado, tenemos que levantarnos fortalecidos… y seguir adelante.

Aunque una traición te hiera; aunque una ilusión se apague; ¿Cuántas desilusiones nos llevamos a lo largo del camino? Con amigos, compañeros… ninguno somos perfectos y todos nos equivocamos… pero debemos volver a recuperar la confianza y la ilusión. aunque el dolor queme los ojos;
aunque ignoren tus esfuerzos;

Aunque la ingratitud sea la paga; aunque la incomprensión corte tu risa; aunque todo parezca nada; Hay veces en los que uno no se siente valorado, querido, estimado.

Parece que nadie te agradece nada, que nadie te comprende. Y te sientes solo, muy solo.