lunes, mayo 20, 2024

Luis Javier Valero, Opinión

De ahorros y gastos de campaña

Opacidad, ilegalidad y robos en el fondo de ahorro de los diputados; brújula perdida en Morena. Finca TEPJF sanción millonaria. Excandidato y dirigente se acusan entre sí; pareciera de película.

Un grupo de ex diputados locales ha reclamado que les “robaron” el fondo de ahorro que habían acumulado durante la pasada legislatura.

De inmediato saltan las preguntas:

¿Cómo se conforma dicho fondo de ahorro? ¿En qué sustento legal se basa la conformación de ese fondo? ¿Quién lo autorizó? ¿Existe en la actual legislatura?

El otro tema, cuyos puntos de contacto entre ambos, aparentemente, son pocos, pero que, finalmente, se cruzan, porque en los dos el desprecio por la legalidad es inconmensurable, es el escándalo desatado por la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en el que condenó a Morena-Chihuahua al pago de una sanción de casi 26 millones de pesos, originada por la comisión de diversas irregularidades encontradas en el gasto de campaña, sobre todo, del candidato a gobernador de Morena, Juan Carlos Loera

—o—

Entre los diputados afectados por el robo de sus ahorros se encuentra la exdiputada Blanca Gámez (PAN), quien fuera en dos ocasiones presidenta del Congreso del Estado, muy cercana al exgobernador Javier Corral, y una de las responsables de la aprobación de la regulación mediante la cual se les entregaron cifras milenarias a los diputados, regulación que la Auditoría Superior del Estado encontró ilegal, por lo cual ha fincado sendas promociones de sanciones administrativas y penales, por disponer indebidamente de fondos públicos, entre las que se ha señalado al ex Secretario Administrativo del Congreso, Jorge Issa, y al ex tesorero, Manuel Soledad, éste último actual funcionario de la Sindicatura de la capital del estado. (Nota de César Lozano, El Diario de Chihuahua, 28/I/22).

Entre los afectados se encuentran los exdiputados René Frías (PANAL), Jesús Velázquez (PRI) y Jorge Soto (PAN).

Ante el hecho, el total de los coordinadores legislativos exigió el esclarecimiento del hecho, pero ninguno mencionó si la actual legislatura se encuentra en la misma situación, ni a cuánto asciende el total de recursos que se destinarían a ese efecto.

La Auditoría Superior del Estado (ASE) afirmó que “sin normativa alguna, eran retenidos ocho mil pesos de los ‘apoyos de gestión’ de los legisladores y el Congreso depositaba otros ocho mil pesos como ‘aportación patronal’ a una cuenta de ahorro”.

“La auditoría se realizó tras una denuncia de la legislatura actual –que inició en septiembre de 2021– debido a que exdiputados locales reclamaban el pago de su fondo de ahorro, que no se les había enterado al concluir su período en ese mismo mes”. (Nota de la Redacción, El Diario de Chihuahua, 26 enero 2022).

La ASE determinó que el fondo de ahorro se basaba solamente en dos actas de acuerdos del Comité de Administración de legislaturas pasadas, donde se establecía el mecanismo para la prestación autoasignada por los legisladores anteriores (Legislaturas LXIV y LXV, así como para los ejercicios 2016 y 2017), que contraviene “los artículos 51 y 54 fracción III de la Ley de Presupuesto de Egresos, Contabilidad Gubernamental y Gasto Público del Estado”. (Ibídem).

Ante estos hechos, la pregunta es absolutamente normal: ¿Existe ese fondo de ahorro para los actuales legisladores?

—o—

Los que se encuentran en un verdadero embrollo son los militantes de Morena-Chihuahua.

Ante las sanciones del Tribunal Electoral federal, el ex candidato a gobernador. Juan Carlos Loera de la Rosa, rechazó ser el causante de las sanciones. Adujo que la sanción era para Morena, no para él.

Ante esa postura, el dirigente estatal, Martín Chaparro, declaró que en el manejo de las finanzas de la campaña del candidato a gobernador la dirigencia estatal fue ajena; que ese aspecto, así como el de la representación del partido y el candidato ante los órganos electorales habían sido responsabilidad del candidato a gobernador.

No deja de llamar la atención que para representarlo en una de esas instancias, Loera designó a la ex dirigente municipal del PRI en Juárez, Mayra Chávez, quien había ocupado un alto cargo en la Delegación del Bienestar-Chihuahua, también bajo su dirección.

No fue la única ex dirigente del tricolor en la frontera que escaló posiciones en el morenaje. Adriana Terrazas ocupa hoy una de las diputaciones locales plurinominales del partido de izquierda, luego de desempeñarse, además, como coordinadora de la campaña del entonces candidato al gobierno estatal, el también duartista Enrique Serrano.

“Las sanciones por más de 25 millones de pesos impuesta por el Instituto Nacional Electoral contra el partido Morena en Chihuahua, es en gran parte por la omisión de informes de gastos de campaña a la gubernatura del estado por Juan Carlos Loera”, aseguró el dirigente estatal de Morena, Martín Chaparro a El Diario. (Nota de Heriberto Barrientos y Bernardo Islas, El Diario de Chihuahua, 26/I/22).

Chaparro informó desde el mes de marzo de 2021 al Comité Ejecutivo Nacional de Morena de las “irregularidades cometidas por el entonces candidato a la gubernatura en la precampaña, además de la pretensión del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Chihuahua de sancionar esas infracciones”. (Ibídem).

Merced a ese documento, la dirigencia nacional fue informada de los actos anticipados de campaña, del recibimiento de dinero o en especie de personas no autorizadas, del nulo informe de gastos y del exceso en el tope de gastos de campaña y pre campaña.

Al informar de lo anterior, que devela desde adentro lo ocurrido en la campaña electoral, el dirigente estatal no le deja margen, ni al ex candidato, ni al partido, en el supuesto de que tuviesen a la mano alguna posibilidad de recurrir las sanciones.

Frente a ello, Loera de la Rosa afirmó haber sido muy escrupuloso “con toda la cuestión financiera. Todo se declaró, todo se cumplió en tiempo y forma, o sea, que esta multa no es para el candidato a gobernador, sino es para el partido, porque no se cumplieron las cosas” y adujo que la multa es en función del total de las candidaturas.

Arguyó que en las finanzas de la campaña a gobernador “no hay ninguna observación”, sin embargo reconoció no conocer “a fondo el informe de la autoridad electoral…. Yo más bien no conozco los detalles…”. (Ibídem).

Ambos temas, el del fondo del ahorro de los diputados locales de la pasada legislatura, así como el de la sanción a Morena están cruzados por un factor común, el de la absoluta falta de respeto a la legalidad vigente, episodios en los que en la semana el presidente López Obrador y el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, incurrieron en la misma falta.

Ni hay respeto a la legalidad, ni a los cargos que ostentan:

El presidente López Obrador recriminó al presidente del INE, Lorenzo Córdova, haber participado en reuniones de legisladores del PAN, primero, y luego con dirigentes del PRD, pero el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, prácticamente se ubicó como el dirigente de MORENA, dejando de lado su investidura como encargado de la situación política del país, pues en sendas reuniones sostenidas con sus compañeros de partido de ambas cámaras federales, lanzó frases como éstas:

“… lo primordial es que (…) haya unidad entre quienes estamos en casa”. (Nota de Mayolo López, Agencia Reforma, 29/I/22).

“El lema de la fracción, por lo que veo, es la unidad y la fuerza, ¿y qué es lo que necesitamos?: que haya un grupo parlamentario con toda la fuerza (…) que estemos unidos. No va a ser fácil la batalla, este año, el próximo y, mucho menos, en el 24”.

“No va a ser fácil la batalla para que tengamos reforma eléctrica constitucional, pero no podemos darnos el lujo de menospreciar el trabajo y lo que ustedes representan”. (Ibídem).

Metido de lleno en la sucesión presidencial, López Hernández descalificó de plano la pretensión del coordinador de los senadores morenistas, Ricardo Monreal, de exigirle al gobernador veracruzano, Cuitláhuac García, el cese de los actos represores mediante la actividad de una Comisión senatorial impulsada por él, la cual fue descalificada por el secretario de Gobernación pues, dijo, “¿Cómo es posible que demos armas a la oposición para que se hable de desaparición de Poderes?”.

“No vale la pena que desgastemos al movimiento con este tipo de divisiones. Esa comisión beneficiaba más a los intereses de la oposición que a los de este grupo. Nosotros mismos estábamos abriendo el debate de si convenía o no desaparecer los Poderes en un Estado que gobierna alguien emanado de este movimiento”, dijo.

¡Viva la impunidad! ¡Nosotros somos los buenos!

De veras que esto no se veía desde los años del partido casi único, de cuando no existían elecciones competitivas, y el órgano electoral estaba en manos del gobierno.asertodechihuahua@yahoo.com.mx