24 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Debate: coincidencia de fines; discrepancia en formas

4 min read
Opinión.

Ernesto Avilés Mercado*

Hablando y Escribiendo.

El ejercicio democrático de los debates entre los candidatos, como forma para conocer las propuestas más importantes de quienes aspiran a representarnos en el gobierno del Estado, fue dejado a un lado, ante el embate de señalamientos personales, entre los contendientes

Las condiciones para la defensa de las libertades en Chihuahua y en todo el país, pareciera que están dadas en este proceso electoral.

La eliminación de los recursos con los que se mantenía la institucionalidad de los programas asistenciales en apoyo a los sectores más vulnerables, para ofrecerlos más directamente con la entrega de dinero en efectivo, moviendo la cobija para un solo lado, desprotegiendo a otros sectores de la sociedad, como son los becarios, el arte, el deporte, la investigación, el campo, comprueba que la intencionalidad es mantener y acrecentar un clientelismo electoral que permita continuar con un proyecto de nación que no es el que se puede construir, en un país como el nuestro, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos.

En estas condiciones, en las que Maru Campos, personifica el obstáculo social para que no se continúe con el desmantelamiento de las instituciones, es importante que sus operadores políticos proponen la conformación de un Gobierno de coalición, que genere en su entorno las condiciones necesarias para que el triunfo electoral se convierta en una realidad y posteriormente se pase a la integración de un Gobierno, donde los perfiles sean los más adecuados, al margen de ideologías y grupos de poder político.  

El eventual triunfo del PAN y del PRD, no refleja del todo una congruencia de ideologías, porque en sus fines, son antagónicas, pero en sus formas, encuentran afinidad, explotando al máximo la condición de víctima de Maru Campos en la que por méritos propios, la ha colocado Javier Corral.

El pasado debate dejó en claro que todos los aspirantes cubren las aspiraciones legítimas de un espacio determinado de la población, por lo que se deben de integrar al proyecto de un gobierno Estatal, que debe ganar en las urnas de manera contundente y sin problemas de legitimación.

Uno de los problemas más importantes que se presentan en el todavía gobierno de Javier Corral, es la falta de compromiso de sus funcionarios, que fueron sacados de sus empresas, de sus entornos distantes del acontecer social, para administrar recursos, cuando el Gobierno no debe confundirse con una empresa, que genere ganancias, que pague lo menos que pueda de impuestos y que entregue salarios altos a sus empleados, porque finalmente el dinero no es propio.

El Gobierno está cimentado en instituciones y es la forma constitucional en la que se opera y si no se está de acuerdo, desde las instancias legislativas se pueden cambiar, pero mientras la vigencia de la ley establezca normas de conducta, éstas se deben de acatar.

De Graciela Ortiz, sin duda la más preparada de todos los candidatos, la que expuso más claramente sus propuestas y mantuvo un equilibrio emocional que generaba credibilidad y confianza en sus intervenciones, considero que se debe de aprovechar en beneficio de Chihuahua.

De Brenda Ríos, considero también que se debe aprovechar su experiencia y empoderamiento. Como funcionaria comprometida ha dejado antecedentes de conducta vertical, de valores y de indiscutible liderazgo.

Del Caballo Lozoya, su carrera política debe continuar, posicionar al partido y promover desde su trinchera espacios de juventud y preparar cuadros que mucha falta hacen en Chihuahua.

Para Juan Carlos Loera, su espacio político continuará en la medida en que su amigo, ya sabes quien, le brinde espacios de proyección a nivel nacional, dado que su comienzo en Chihuahua, no ha sido del todo aceptado, sobre todo por la sociedad del sur de la entidad, dedicada mayoritariamente al sector primario, donde la mitad de la sociedad depende de los agricultores y la otra mitad de lo que ellos generan.

El interés de los partidos políticos y de hecho su razón de ser, es el establecimiento de sus políticas al alcanzar el gobierno, basados en su ideología y plataforma; de hecho para eso se crearon, para alcanzar y mantener el poder político.

No todo lo que plantea la IV T está mal; sin duda hay cosas peores, pero en lo que no se está de acuerdo, es en la personificación que se pretende hacer de quien temporalmente ocupa la presidencia de la República. Compararlo con Juárez, Madero y con el mismo Lázaro Cárdenas, es desestimar la capacidad pensante de la sociedad; no se pueden hacer comparaciones porque ni es la misma ideología, ni tampoco la cantidad y calidad de la población.

Una gran cantidad de personas, consideran que Maru Campos, si tuvo que ver con la nómina secreta de Cesar Duarte y que en un segundo momento, efectivamente recibió recursos extraordinarios de los empresarios beneficiados con la obra pública Municipal, además de los mismos fraccionadores, sin embargo, consideran de más valor el hecho de que se cuente con una mujer en el Gobierno del Estado, que no permita que los valores Chihuahuenses como el agua, los recursos que le corresponden como entidad federativa, así como el financiamiento de obras de gran calado, no lleguen al Estado, precisamente por no coincidir con los propósitos del presidente en turno.

Como se esperaba, la figura de Javier Corral, al término de su administración, pesa menos que el desdén con el que seguramente lo despedirá la sociedad, la misma que esperaba mucho, recibió nada y solamente acrecentó la poca credibilidad que se le tenía como figura honesta y capaz.

*integrante de la AECHIH

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.