jueves, mayo 30, 2024

Opinión

Desafíos

Eres una mujer fuerte, porque enfrentas muchos desafíos en esta vida. Tienes que ponerte diferentes disfraces como herramientas para sobrevivir algunas circunstancias. A veces esos disfraces son emocionales y a veces físicos.

No eres fuerte por puro gusto. Eres fuerte porque el único disfraz que nunca aceptas ponerte es el de víctima. Y por eso aprendíste a no ceder ante cualquier situación .

Ser fuerte significa que muchas veces la gente crea que puedo con todo, y eso no es cierto. Hay veces que nos sentimos superados mil veces en un mismo día. Pero tengo absoluta certeza de que esa sensación durará un instante, y al siguiente estas planificando como salir, como superar y seguir dando batalla.

Eres fuerte porque cres en ti y en tu capacidad de seguir caminando durante las tormentas.
Ser fuerte no es dejar de llorar o volverse insensible. Ser fuerte es desarrollar la capacidad de caerse una vez al día y levantarse dos.

Es decidir que la vida vale la pena y que tenemos dentro todo lo que necesito para vivirla bien, a tu manera. Ser fuerte es no permitirse ser invisible.

Muchas veces pagamos un un precio alto por ser fuerte, por no ceder, por no dejarse atropellar, pero es sólo porque las veces que baja uno los brazos, no nos gusta la alternativa. Si no luchas por ti (incluye tu persona, mis sentimientos, tus hijas .

Tu trabajo) ¿a quién delegamos esa tarea?

Por supuesto que hay alternativa. Pero desde mi punto de vista, la alternativa es poner esa carga sobre hombros ajenos. Y tú no eres así.

A veces nos cuesta ser fuerte. A veces ser fuerte trae soledad (no física, sino emocional), implica tener que justificar situaciones que nadie debería o escuchar frases como: “ tu puedes porque eres fuerte, yo no podría”. Mentira.

Todos podemos ser fuertes, solo que es cómodo mostrar nuestro lado débil y esperar que alguien nos solucione la vida. Pero es tu vida. Y nadie la tiene que vivir por ti.

Las mujeres fuertes aceptan críticas, saben equivocarse y saben que es parte del proceso de crecer. Saben empezar de nuevo mil veces. Saben ayudar, son generosas con su tiempo y alma, sufren, sienten igual que todas.

Son fuertes también para amar. Son fuertes porque toman decisiones.

Eres valiente para hacer y para asumir las consecuencias de lo que haces . Eres valiente para no dejarte etiquetar. Y para seguir aprendiendo en todo lo que resta vivir.
te admiro y valoro.