23 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

“Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo” 20 años impulsando la resiliencia global

4 min read
Viviana Mendoza.

El poder transformador de la cultura para la inclusión social, la resiliencia y el desarrollo sostenible se reconoce cada vez más como un factor clave para el desarrollo sostenible. La Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 supuso un punto de inflexión en los esfuerzos mundiales por hacer frente a los desafíos y oportunidades en materia de desarrollo, junto con el trabajo de las autoridades y comunidades locales que han asumido un papel cada vez más importante en este impulso mundial, junto con los agentes internacionales, nacionales y otras partes interesadas.

La cultura es un componente esencial del desarrollo humano, es una fuente de identidad, innovación y creatividad, y ofrece soluciones sostenibles a los desafíos locales y mundiales. Es, además, facilitadora y motor de las dimensiones económica, social y ambiental del desarrollo sostenible.

Durante este tiempo de confinamiento masivo, miles de millones de personas recurren a la cultura como fuente de consuelo, bienestar y conexión. Ha habido un aumento en la creación y el acceso a contenido cultural en línea, desde visitas virtuales a museos y galerías, transmisión de películas e incluso coros comunitarios a través de las redes sociales, mostrando su papel fundamental como fuente de resiliencia para las comunidades. Las grandes crisis a lo largo de la historia a menudo han dado lugar a un renacimiento de la cultura y una explosión de nuevas formas de creatividad, tan vitales para el progreso humano.

La Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural se aprobó en 2001 y, a continuación, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 21 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, a través de su resolución 57/249 de diciembre de 2002.

En 2011, la UNESCO y la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas lanzaron la campaña «Haz un gesto por la Diversidad y la Inclusión» con el propósito de animar a las personas y a las organizaciones de todo el mundo a que tomen medidas concretas de apoyo a la diversidad.

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres:

“La cultura es la flor de la humanidad: es el fruto de nuestra imaginación, el producto de nuestras tradiciones, la expresión de nuestros anhelos. Su diversidad es extraordinaria y forma parte del rico tapiz de la civilización.

La cultura es también una fuerza motriz: da empleo a millones de personas, impulsa el progreso económico, fomenta la cohesión social. Con el Día Mundial de la Diversidad Cultural se reconoce el enorme potencial de la cultura, el cual también se reconoció al proclamar 2021 Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible.

No obstante, estas conmemoraciones tienen lugar en un momento difícil para la cultura. La pandemia de COVID-19 ha puesto el mundo del revés y ha conmocionado el sector cultural. En todo el mundo, se han cerrado a cal y canto los museos, las salas de concierto se han quedado sin música, se han apagado los focos de los teatros, se han abandonado los lugares turísticos y se han aparcado otras actividades culturales mientras las sociedades hacen frente a la muerte y la disrupción.

Ahora que hay esperanza, gracias a las vacunas, el mundo debe asegurarse de que en las medidas para la recuperación tras la pandemia se tengan en cuenta las necesidades de las instituciones culturales, las artes y todas las personas que forman parte del sector creativo.

Y, en un momento de odio e intolerancia contagiosos, no solo debemos defender la diversidad, sino invertir en ella. Las sociedades de hoy son multiétnicas, multirreligiosas y multiculturales; eso es una riqueza, no una amenaza. Pero debemos velar por que toda comunidad sienta que se respeta su identidad, su cultura.

Apoyemos la cultura y contribuyamos a su potencial de fomentar el diálogo y el desarrollo en beneficio de todas las personas”

Sitios vacíos del Patrimonio Mundial de la UNESCO, eventos culturales cancelados, instituciones culturales cerradas, prácticas culturales comunitarias suspendidas, mayor riesgo de saqueo de sitios culturales y de caza furtiva en sitios naturales, artistas que no pueden llegar a fin de mes y el sector del turismo cultural muy afectado… El impacto de la COVID-19 en el sector cultural se está sintiendo en todo el mundo. Este impacto es social, económico y político, ya que afecta al derecho fundamental de acceso a la cultura, los derechos sociales de los artistas y los profesionales de la creación y la protección de las diferentes expresiones culturales.

La crisis que se desarrolla corre el riesgo de profundizar las desigualdades y hacer que las comunidades sean vulnerables. Además, las industrias creativas y culturales (CCI) contribuyen con 2 250 millones de dólares americanos a la economía global (3% del PIB) y representan 29,5 millones de empleos en todo el mundo. Las consecuencias económicas de no abordar el sector cultural, y todos los servicios auxiliares, particularmente en el sector turístico, también podrían ser desastrosos.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.