miércoles, abril 17, 2024

Eduardo Fernández, Opinión

El calentamiento global y el mortal cambio climático

Perfil humano.

Las olas de calor y los incendios forestales que ha padecido Europa, sobre todo España, motivaron a que el presidente de este país declarara que “el cambio climático es mortal”.

Tal aseveración fue respaldada por Al Gore, quien a principios de este siglo produjo un documental titulado “La verdad incómoda”, el cual ganó el Oscar. El ex vicepresidente estadounidense basándose en investigaciones científicas demostró el aumento del calentamiento del planeta a partir de la revolución industrial.

Causado principalmente por la quema de combustibles fósiles, el calentamiento global produce a su vez el actual cambio climático que se manifiesta con el aumento de prolongadas sequías, incendios, huracanes, inundaciones y todo tipo de alteraciones extremas de las temperaturas medias.

En este verano han prevalecido las olas de calor con temperaturas mayores a los 40 grados centígrados, no solo en Europa sino también en nuestro país. Por ejemplo en Ojinaga se llegó a los 45 grados centígrados mientras que en Mexicali subió a 47 grados.

Y si se habla de sequías no solo los europeos la padecen sino también en el continente americano, sobre todo la que estamos soportando los mexicanos en casi todo el territorio nacional.

Para combatir el cambio climático se han tomado acuerdos internacionales con el fin de evitar que continúe aumentando la temperatura media en el planeta, la cual es 1.1 grados mayor a la que prevalecía antes de la era industrial.

El compromiso de las naciones es reducir sus emisiones de gases de invernadero sustituyendo las usuales fuentes de energía con otras más limpias y menos contaminantes como las solares y las eólicas.

Sin embargo la mayoría de los países que han firmado estos acuerdos no han cumplido, sobre todo los que más contaminan, por lo que la meta de no llegar a una temperatura media de 1.5 grados no se ve factible al menos en los plazos fijados.

Además la invasión rusa a Ucrania y sus consecuencias han complicado el lograr tales metas pues algunos países europeos como Alemania han regresado al uso del carbón ante la disminución del gas ruso debido a las sanciones de la Unión Europea.

Si durante el apogeo de la pandemia se redujo la actividad humana para evitar contagios, el retorno a la explotación de energías fósiles ha producido una mayor contaminación que se refleja en la alteración del clima como altas temperaturas, olas de calor y sequías.

La desforestación que ha aumentado con los incendios es otro aspecto negativo pues en Europa en las últimas semanas se han destruido por el fuego más de medio millón de hectáreas. En México la deforestación ha ocasionado que estén a punto de extinguirse la mariposa monarca y otras especies animales.

El calentamiento global continúa afectando el delicado equilibrio que debe existir en el planeta, por lo que los fenómenos adversos son cada vez más frecuentes y dañinos así como la destrucción de ecosistemas enteros.

Con el cambio climático no solo estamos en peligro de extinción los seres humanos sino también las demás especies vivas. Los gobiernos y las sociedades deben actuar para evitarlo pues de no hacerlo en forma efectiva se llegará al punto de inflexión en el cual los daños serán irreversibles y mortales para todos, como lo señalara atinadamente el mandatario español Pedro Sánchez.