18 junio, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

El carransismo y la lucha agraria de Emiliano Zapata

4 min read
Opinión.

Al entrar en el presente proceso comicial, como nunca, de repente saltaron a la palestra “cívico”-político-electorera, un variado y considerable puño de interesados en la res pública-gubernamental, cual langostas (chapulines, saltamontes) que invaden el frijolar, que difícilmente puede controlarse su voracidad una vez que hacen su aparición.

            Lo que resulta un tanto extraño, ahora que CONSTITUCIONALMENTE todo intento de fraude electoral, de compra y coacción para emitir el voto a favor de equis o zeta candidato, y demás marrullerías acostumbradas, está considerado como DELITO GRAVE… Por supuesto, que esa proliferación de candidatos del prianrd y demás… tiene como objetivo central detener el avance de AMLO-MORENA, de la Cuarta Transformación, deseo y objetivo que seguramente se les vendrá abajo el ya próximo domingo 6 de junio, pues el “fenómeno Andrés Manuel López Obrador”, hasta este momento, tiene una aceptación promedio del sesenta por ciento en todo el territorio nacional.

            Pues bien, en muestras sinceras y auténticas del establecimiento de una real y verdadera DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, es aceptable y conveniente que esa y más acciones que abonen al combate de la corrupción y la impunidad que tanto han perjudicado a la clase trabajadora, se impulsa. Por lo pronto, y pensando (¿ilusamente?) que tanto mujeres como hombres postulados a los diversos cargos de elección popular, desde sus años de estudiantes conocen la Historia Patria y las historias Matria de los EUM, no es ocioso, con motivo del 102 aniversario (10 de abril 1919) del vil asesinato del Gran Guerrillero del Sur, General Emiliano Zapata Salazar, dedicar nuestro modesto trabajo de hoy, a lo siguiente:

            No sin cierta pena, en ocasiones tenemos que recurrir a obras históricas, escritas por reconocidos investigadores extranjeros, para conocer las versiones más  verídicas, no “oficiales, de nuestro pasado histórico común. Tal es el caso, de Yuri Páporov, que en una de sus novelas históricas presenta con gran simpatía a Emiliano Zapata y a Francisco Villa, luchadores por instaurar el régimen democracia en México.

            Habrá que decirlo, tanto Carranza como Madero, mostraban poco interés en los graves problemas que cotidianamente sufrían los obreros y los campesinos, sobresalientemente los indígenas que poblaban todo el territorio nacional. Así, la tierra mexicana vivió horror  cuando las guerras sangrientas entre las diversas tribus aborígenes y los más de tres siglos crueles, de esclavitud del dominio español, pero los generales carrancistas superaron esa crueldad de todos sus antecesores.

            A los zapatistas y a los villistas no les fusilaban ni ahorcaban. Afrontaban una muerte que hasta los asesinos enrojecían de vergüenza. A los prisioneros les cortaban brazos, narices y orejas, los castraban y… ¡dejaban libres! El latifundista e instruido general Venustiano Carranza, establecía la nueva dictadura en el país –afortunadamente efímera–, y pasaba por las armas a sus enemigos y a todos los que se interpusieran en su camino.

            En ese contexto, en plática formal, oficial, que sostuvieron Carranza y  el uno de los principales estrategas de la Casa del Obrero Mundial, Luis Cabrera, éste le refirió a Carranza: La cuestión agraria fue y sigue siendo [hasta hoy] asunto principal en la vida de nuestro país y el contenido más importante de la Revolución.

Carranza lo interrumpió: Adoptamos la ley. Ahora necesita ser aplicada en la vida.  

Eso sí, don Venustiano, pero quiero hablar de otra cosa. Comprendo que la afluencia de capitales de EE.UU., Japón, Alemania, Inglaterra y otros países de Europa, que no obstaculizaba y, al revés, ayudaba al general Díaz, contribuyó sensiblemente al desarrollo de la industria minera y petrolera… Pese a todo, don Venustiano, según los economistas somos un país atrasado, cuya vida pende por completo del mercado exterior. Nuestra industria transformadora todavía no se toma en consideración, juega papel mínimo en la economía y no puede considerarse palanca del desarrollo de la nación. Sólo el trabajo de fabricantes, banqueros, junto con los obreros y campesinos permitirá a México ocupar el lugar que merece entre los Estados civilizados y ¡ser primero en América Latina!

Por ahora todos son impedimentos. Carranza responde: En vez del trabajo como dice usted, Luis, tiene solo exigencias de aumentarles el salario y acortarles el día laboral.

Cabrera revira: Pero, don Venustiano, hay que enfocar las cosas con frialdad: es hasta catorce horas en las fábricas y hasta dieciocho,  en las minas. Sucede cuando los obreros de nuestro vecino del Norte, al que tendríamos que imitar, alcanzaron ya el día del trabajo de ocho horas por todos lados. Además, querámoslo o no, don Venustiano, es absolutamente necesario pensar en la legislación laboral y social que responda a los intereses de la consolidación de los éxitos de la revolución nuestra, la de usted, señor Carranza.

Con respecto a la lucha agraria encabezada por Emiliano Zapata Salazar, Cabrera, opinó: Don Venustiano, tenemos que anunciar el programa de transformaciones sociales. La REFORMA AGRARIA, apuntando contra los grandes latifundios para entregarlos a sus originarios propietarios, la protección de la clase obrera contra los patronos, nuestros y extranjeros, y de la economía contra el capital foráneo son necesidades vitales de México. ¡Sólo un gobierno que hace de dominio público su intención de realizarla, puede contar con la permanencia en el poder!

Carranza expuso ante el mando militar superior: hace falta terminar con los zapatistas en tres meses en su propia guarida e incorporar a Morelos a la vida nueva [¿? ¡!]. ¡En Cuernavaca erigiremos un monumento a nuestra victoria!

Colaboración que esperamos  de algo les sirva a tan preocupados y ocupados candidatos y candidatas por los serios problemas de los EUM,  a ser votados (¿o botados?) el próximo domingo 6 de junio.    

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.