jueves, mayo 30, 2024

Deportes

El mexicano Brandon Moreno es campeón indiscutido de la UFC

La primer tetralogía en la historia de la UFC finalizó en favor del nacido en Tijuana, quien en tres rounds logró imponerse al brasileño, quien se vio superado de principio a fin por el retador, que finalizó la pelea con un golpe contundente al ojo del local y obligó a parar la pelea.

El mexicano Brandon Moreno se impuso en tres rounds por nocaut técnico al brasileño Deiveson Figueiredo para coronarse por segunda ocasión como campeón indiscutido de peso mosca de la UFC, dando cierre a una tetralogía de combates con el brasileño que pasará la historia de la categoría como una de sus mayores rivalidades.

En la primer pelea estelar del UFC 283, el mexicano Moreno, campeón interino de peso mosca, enfrentó al brasileño y hasta ese momento poseedor del cinturón de campeón, Figueiredo, en un cuarto y definitivo combate entre ambos peleadores.

Tras un empate en el primer duelo por el título de MMA, Moreno venció en la segunda edición en junio de 2021 y se convirtió en el primer mexicano en obtener un cinturón de la UFC, pero el cual le arrebató el brasileño en enero del año pasado en la tercer pelea.

En julio pasado, Brandon derrotó al neozelandés Kai Kara-France, victoria que le otorgó el cinturón interino de la categoría ya que el brasileño se había negado a defender su corona hasta ahora. Por eso, la pelea de la noche del sábado fue la definitiva y permitió unificar los títulos bajo el nombre del mexicano.

El primero en salir al cuadrilátero fue el nacido en Tijuana, que con determinación y enfoque hizo honor a su apodo, The Assassin Baby, y se mostró listo para enfrentar el mayor reto de su carrera, ya que, en sus palabras durante el careo, “todo está en juego. Quien pierda se va para la casa y es difícil prever su futuro (en los octágonos)”.

Sobre el golpe que le quitó su título de peso mosca, el brasileño agregó:

Es la noche de Brandon, pensé que me habían picado el ojo pero no hay nada que decir.

Al finalizar la entrega del cinturón, Moreno se vio obligado a abandonar el recinto a velocidad mientras que los asistentes le aventaban bebidas e insultos, además de tener que ser escoltado y protegido por el equipo de seguridad del evento, sin embargo, el mexicano regresó a los vestidores con una sonrisa y un cinturón que lo cementa en la historia de las artes marciales mixtas como el primer gran campeón de México.