28 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Enjuiciamiento desinformado

3 min read
Opinión.

El 22 de agosto de 2019 comenté el asunto del Foro Consultivo Científico y Tecnológico. A. C.

“La violencia es una debilidad.” Jododorwsy.

Asociación civil incrustada en la ley desde 2002, sin exposición de motivos sólida. Una organización civil con la función de asesorar al gobierno que comenzó a manejar ingentes recursos públicos. Una organización que se constituyó con actores corporativos públicos y privados, de personas morales, no físicas. No la forman científicos en lo individual y da cabida a organizaciones ultraderechistas como la COPARMEX. El Foro nace en la época de las asociaciones público-privadas, de la proliferación de los organismos autónomos y de los fideicomisos, bajo el principio de que el Estado es incapaz y tiene que ceder responsabilidades a los expertos.

En la semana se filtró una solicitud que hizo la Fiscalía General de la República a un juez, para que obsequiara órdenes de aprensión a 31 individuos, exfuncionarios del CONACYT y representantes del Foro. La cual fue negada por el Poder Judicial. Se desprendió una campaña en medios bajo el supuesto de una persecución oficial en contra de los científicos, a la cual se sumaron personalidades, entre ellas el rector de la UNAM Enrique Graue Wichers. Como toda campaña tendenciosa, no se detuvieron en analizar la solicitud mencionada y sí se entregaron a un enjuiciamiento desinformado, pues la minoría alebrestada desconoce el expediente en el que se fundó la solicitud de aprensión. Todos ignoramos de qué se compone el expediente.

La FGR, de acuerdo con los hechos que documentó, acusa a los 31 imputados de peculado. Es decir, autoridades y representantes del Foro, desviaron de su propósito etiquetado recursos públicos para otros fines distintos a los programados de manera arbitraria, obviaron el procedimiento de reprogramación ante Hacienda para que autorizara el cambio de destino. Ese es el delito, desviación de recursos públicos. Como agregado se puso la hipótesis de delincuencia organizada, un genérico que no precisamente está puesto exclusivamente para el narcotráfico. Se supone que la participación de tres o más personas en la comisión de un delito es delincuencia organizada. Pero los representantes del antiguo régimen, mañosos como son, confían en desbarrancar la investigación ensuciándola. Ya veremos si el Poder Judicial cae en el garlito.

Llama la atención, a diferencia de hace dos años, que el Foro y los inculpados no citen a conferencias de prensa y expongan su defensa. Están calladitos y dejan a otros que litiguen por ellos. No se extrañen si ya algunos de los presuntos abandonaron el país, pues así son los delincuentes de cuello blanco. Es un asunto entre la Fiscalía y el juez, cada uno en su trabajo. Considero, independientemente del desenlace, es tiempo de que las instituciones públicas relacionadas con la ciencia y la tecnología, todas operen dentro de una caja de cristal, sin favoritismos ni mafias.

Salud y larga vida.

Profesor por Oposicion de la Faculad de Derecho de la Facutad de Derecho de la UACH.

@profesor_F

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.