16 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Entramado oligárquico

2 min read
Francisco Flores Legarda.

“Tu eres excremente. Puedes convertite en oro“ Jodorowsky

Consultar la opinión de los gobernados permite mantener la conducción democrática ante eventuales irregularidades de los representantes electos.

Conocer la verdad sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad y de corrupción, contribuye a mantener la fe en la democracia.

Son estas dos afirmaciones que, de principio, en su limpidez están libres de controversia en un régimen democrático consolidado.

El primero de agosto recién, hace ocho días, los mexicanos fuimos consultados. Los participantes abrumadoramente dijeron sí, la disposición jurídica dijo no. El autoritarismo y la impunidad celebraron el desencuentro entre la voluntad popular y la reglamentación de la Consulta.

El entramado oligárquico se opone y resiste, mantiene su negativa a consolidar la democracia. Su control sobre los medios tradicionales de comunicación levantó una espiral de silencio acerca del ejercicio, cuando habló por medio de sus articulistas y comentaristas lo hizo en contra de la Consulta, incluso dos exconsejeros que presidieron el IFE se montaron a la ola anti – consulta. Dos expresidentes festejaron el resultado no vinculante, tienen sus razones. Uno tendría que explicar la riqueza mal habida durante y después del cargo. El otro quiere escapar a proceso por los asesinatos ejecutados por el Estado durante su gestión. Fox y Calderón.

Es el entramado oligárquico enquistado en el Poder Judicial y en el artificio de los organismos autónomos, diseñados para no desarrollar una identificación popular, al servicio de unos cuantos. Lo que sucede en la COFECE, la CRE, el INAI y otros órganos de su especie es indiferente al escrutinio del Pueblo. Si no fuera por la credencial de elector y los días comiciales, el INE permanecería absolutamente aislado de la atención popular. Son estos organismos los que constituyen un sistema de esclusas para que el autoritarismo y la impunidad, los privilegios y el expolio de la riqueza pública, puedan navegar con los menores contratiempos y sin riesgo de naufragio. Pero eso se está acabando.

Así lo demanda el vergonzoso acto de decapitación del presidente del tribunal electoral perpetrado por sus compañeros de magistratura, mostrando el absolutismo con el que manejan su autonomía dichos organismos. El ojo de la rendición de cuentas no se pone en sus dominios, al tiempo que en los hechos esos organismos son capturados por intereses parciales de grupos políticos y económicos. En particular el tribunal mencionado, adscrito formalmente al Poder Judicial, pero se sustrae a su influencia. Un adefesio jurisdiccional que desconoce la ejecución de procedimientos que apelen a un poder constitucional para dirimir sus diferencias. Pasaron por encima del Consejo de la Judicatura y del Senado para consumar su acto faccioso. Eso hicieron cinco infames magistrados.

Vergonzoso

Salud ya larga vida.

Profesor por Oposicion de la Facultad de Derecho de la UACH

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.