23 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Es bueno ser guerrilleros, hasta les piden perdón: enseñanza de AMLO

2 min read
Cartas al director.

El colmo de los colmos, la mayor estupidez del mundo, ahora el gobierno federal les pidió perdón a los guerrilleros, de esos de los tiempos de la “guerra sucia” y años aledaños. Estos días se disculpó el gobierno populista, que no comunista, de AMLO, con los “jóvenes valientes” que fueron MATADOS Y PERSEGUIDOS por el gobierno en distintos años.

Recordaron por ejemplo, a los que murieron en el ataque al cuartel de Madera el 23 de septiembre de 1965, situación en la que murieron seis soldados y 8 de los guerrilleros. Se dijo entonces que el ataque fue por el descontento por tierras que no se repartían a los campesinos, etc. Ah, pero luego de este hecho surgió la Liga 23 de Septiembre, esa que se hizo muy famosa porque se dedicaba a matar policías, que no “tenían ninguna vela en el entierro”, y además se dedicaban a robar disque para armar la lucha contra el mal gobierno.

Eran tiempos en que una cosa era la ideología y otra el vandalismo, el secuestro, el ratereaje y el asesinato, y en tal cuestión el gobierno se las quiere dar de muy justiciero y AMLO, que no sabe nada de nada de historia, premia con el perdón que pide, a esos “jóvenes valientes”, como acostumbra llamarlos este gobierno.

La historia es para interpretarse y en esa tesitura estamos de la patada con el gobierno federal, que sólo da patadas a tontas y a locas. La Liga 23 de Septiembre fue una agrupación de muchachos nobles y con sueños, es cierto, pero también estaba llena de malandros. Hay que estar informado para opinar y en un dado caso, como  gobierno, proceder poniendo las cosas en su lugar. El caso del asesinato de Eugenio Garza Sada, empresario de Nuevo León, es motivo de aplausos por parte de algunos del gobierno de Morena, cuando fue un vil asesinato.

Una cosa era la rebeldía como la de los estudiantes del 68 ante los atropellos de Díaz Ordaz, y otra, aprovechar el desconcierto que se suscitó después de esos hechos, para irse de guerrilleros y rateros.

Esta es la enseñanza que se les da a los muchachos ahora: métanse de guerrilleros, que después serán homenajeados y premiados con “guirnaldas de oliva”.

Ah, pero ya lo dijo AMLO: “GOBERNAR NO TIENE CHISTE”.

GRACIAS:

SERVANDO HOSPICIO CUEVAS N.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.