domingo, abril 14, 2024

Estado

Exige Argüelles que gobierno y la CEDH intervengan ante motín del Hospital Psiquiátrico

La burocracia castiga a los pacientes del Hospital Psiquiátrico.

Chihuahua. – Ante el motín registrado en el Hospital de Salud Mental, que puso en evidencia las violaciones, el abuso sexual y el maltrato al que los pacientes psiquiátricos son sometidos diariamente, la diputada Jael Argüelles Díaz, solicitó la intervención de la Secretaría de Salud y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para mejorar las condiciones de vida de los internos.

En tribuna la legisladora, recordó que, en días recientes, diversos medios de comunicación informaron que la noche del domingo 18 de febrero alrededor de 30 internos se amotinaron en el área de cocina, en donde se señaló que incluso se tomaron de rehenes a otros internos, debido a que pacientes psiquiátricos del nuevo sistema penal en calidad de inimputables, se encuentran en espacios y en dormitorios, conviviendo con los demás.

“Es necesario que los hechos ya acontecidos sean investigados con diligencia y existan las sanciones para los responsables, así como las medidas precautorias para que este tipo de sucesos no se repitan en un hospital en donde deben garantizarse las condiciones para los tratamientos adecuados, y en su caso, la debida recuperación”, reiteró.

Es por lo anterior que la Congresista realizó el llamado a la Secretaría de Salud para que se garantice la seguridad y la salud de quienes se encuentran en esta institución, mediante un diagnóstico de las principales necesidades que se tengan, como el incremento de salas y la separación de los internos, el incremento del personal del hospital, entre otros.

Asimismo, propuso una reforma a la Ley de Salud Mental del Estado, a fin de garantizar mayores recursos en la materia, ya que la atención debe incluir los servicios de consulta externa, urgencias, hospitalización e internamiento, así como tratamiento, canalización, habilitación y rehabilitación de personas con trastornos mentales y del comportamiento.

“El discurso de que la salud mental es prioridad es demeritado por el interés que el presupuesto le brinda. En Chihuahua, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos del Estado de 2023 al 2024, el Hospital de Salud Mental, recibió el menor incremento porcentual de todos los centros que opera este descentralizado, con 10.8. Es decir, pasó de $60, 139, 818 a $66, 648, 949”, manifestó.

La Organización Mundial de la Salud ha señalado que el financiamiento de la salud mental está lejos de satisfacer las necesidades de atención, tal como se evidencia en el estado, pues el Hospital de Salud Mental es el tercero en menor cantidad presupuestaria, mientras que Servicios de Salud de Chihuahua opera más de 6 mil millones de pesos sin que se sepa a dónde irá destinado.

La misma suerte corre el Instituto Chihuahuense de Salud Mental, en donde se presume un incremento de 144 por ciento, sin embargo, el Instituto tenía un presupuesto similar en 2023 al de la oficina del Director Médico y de la Comisión de Conciliación y Arbitraje Médico para el Estado de Chihuahua.

“No coincidimos con trivializar la salud mental como sí lo ha hecho el gobierno estatal, donde se ufanan de todas las acciones en una sola página en el último informe de la gobernadora; tampoco buscamos sacrificar la salud mental de las personas a un programa como MediChihuahua que carece de estimación de cobertura e indicadores de salud mental y adicciones, como indicadores de recursos y servicios por 100 mil habitantes”, concluyó.

Exige Argüelles que gobierno y la CEDH intervengan ante motín del Hospital Psiquiátrico

La burocracia castiga a los pacientes del Hospital Psiquiátrico

Chihuahua. – Ante el motín registrado en el Hospital de Salud Mental, que puso en evidencia las violaciones, el abuso sexual y el maltrato al que los pacientes psiquiátricos son sometidos diariamente, la diputada Jael Argüelles Díaz, solicitó la intervención de la Secretaría de Salud y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para mejorar las condiciones de vida de los internos.

En tribuna la legisladora, recordó que, en días recientes, diversos medios de comunicación informaron que la noche del domingo 18 de febrero alrededor de 30 internos se amotinaron en el área de cocina, en donde se señaló que incluso se tomaron de rehenes a otros internos, debido a que pacientes psiquiátricos del nuevo sistema penal en calidad de inimputables, se encuentran en espacios y en dormitorios, conviviendo con los demás.

“Es necesario que los hechos ya acontecidos sean investigados con diligencia y existan las sanciones para los responsables, así como las medidas precautorias para que este tipo de sucesos no se repitan en un hospital en donde deben garantizarse las condiciones para los tratamientos adecuados, y en su caso, la debida recuperación”, reiteró.

Es por lo anterior que la Congresista realizó el llamado a la Secretaría de Salud para que se garantice la seguridad y la salud de quienes se encuentran en esta institución, mediante un diagnóstico de las principales necesidades que se tengan, como el incremento de salas y la separación de los internos, el incremento del personal del hospital, entre otros.

Asimismo, propuso una reforma a la Ley de Salud Mental del Estado, a fin de garantizar mayores recursos en la materia, ya que la atención debe incluir los servicios de consulta externa, urgencias, hospitalización e internamiento, así como tratamiento, canalización, habilitación y rehabilitación de personas con trastornos mentales y del comportamiento.

“El discurso de que la salud mental es prioridad es demeritado por el interés que el presupuesto le brinda. En Chihuahua, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos del Estado de 2023 al 2024, el Hospital de Salud Mental, recibió el menor incremento porcentual de todos los centros que opera este descentralizado, con 10.8. Es decir, pasó de $60, 139, 818 a $66, 648, 949”, manifestó.

La Organización Mundial de la Salud ha señalado que el financiamiento de la salud mental está lejos de satisfacer las necesidades de atención, tal como se evidencia en el estado, pues el Hospital de Salud Mental es el tercero en menor cantidad presupuestaria, mientras que Servicios de Salud de Chihuahua opera más de 6 mil millones de pesos sin que se sepa a dónde irá destinado.

La misma suerte corre el Instituto Chihuahuense de Salud Mental, en donde se presume un incremento de 144 por ciento, sin embargo, el Instituto tenía un presupuesto similar en 2023 al de la oficina del Director Médico y de la Comisión de Conciliación y Arbitraje Médico para el Estado de Chihuahua.

“No coincidimos con trivializar la salud mental como sí lo ha hecho el gobierno estatal, donde se ufanan de todas las acciones en una sola página en el último informe de la gobernadora; tampoco buscamos sacrificar la salud mental de las personas a un programa como MediChihuahua que carece de estimación de cobertura e indicadores de salud mental y adicciones, como indicadores de recursos y servicios por 100 mil habitantes”, concluyó.