26 mayo, 2022

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Exigencias del séptimo encuentro del grupo de Puebla

6 min read
Opinión.

Isaías Orozco Gómez.

En ENTORNO de este prestigiado Diario de Chihuahua (Sección B) del domingo 5 de diciembre del año a punto de irse, se informa que hay “Crisis en A L SE DISPARA EL HAMBRE A SU MAYOR NIVEL… De acuerdo con un informe de la ONU que se difundió ayer, 59.7 millones de latinoamericanos padecen subalimentación. Con esta cifra, América Latina se convirtió en la región del mundo en la que más drásticamente aumentó el hambre en tan sólo un año.

Y, según ese  mismo reporte de la ONU, “En toda la región, la inseguridad alimentaria sobrepasa al 41 por ciento de la población. En otras palabras, cuatro de cada 10 personas experimentaron inseguridad alimentaria moderada o grave en 2020, casi 60 millones más que en 2019”.

Concluye la nota, con lo que expresó al respecto Julio Berdegué, representante regional de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura): “Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrenta una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria”.

Venturosamente, ante tan desgarradora pero muy realista información, acaba de concluir la Cumbre del SÉPTIMO ENCUENTRO del GRUPO de PUEBLA –tema de nuestra colaboración del jueves 2 de este mes–,organizado conjuntamente con el Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (CLAJUD) Y EL Grupo Parlamentario Iberoamericano, efectuado el 29-30 de noviembre al 1 de diciembre; que desde su fundación (Precisamente aquí en México, en la ciudad de Puebla) se comprometió a respetar la PREFERENCIA PARTIDARIA DE SUS PARTICIPANTES, FORTALECER LA INTEGRACIÓN REGIONAL y buscar LA ARTICULACIÓN DE POLÍTICAS PROGRESISTAS.

En el evento, intervinieron destacadamente, personalidades como el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, “quien planteó en línea con lo expresado por Andrés Manuel López Obrador en el Consejo de Seguridad de la ONU, cobrar el 4% de los beneficios a las grandes corporaciones, redistribuir el 2% del Producto Interno Bruto (PIB) de los países del G-20 y poner coto al tráfico de armas. Afirmando que ‘Jamás nos hemos resignado al cinismo, el cinismo siempre ha sido conservador’.

“Zapatero también abordó la posibilidad de poner una limitación a la riqueza para lograr sociedades más sostenibles; y ha rechazado la batalla que busca librar en América Latina la ultraderecha europea, especialmente española, [arguyendo] que el problema de la región sea el fantasma de una supuesta amenaza comunista. Al contrario, en su opinión la inestabilidad está relacionada con la falta de respuesta institucional a los problemas de desigualdad y corrupción”.

El expresidente colombiano Ernesto Samper, “ha pedido ir más allá de las propuestas y construir una ‘salida al desembarco fascista en nuestra América’, aludiendo a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile y a la preocupación por la victoria del ultraderechista José Antonio Kast”.

Alberto Fernández, presidente de Argentina, intervino por videoconferencia desde Buenos Aires para resaltar la necesidad de “seguir trabajando para que la justicia social, de una vez y para siempre impere. Si después de todo lo que nos pasó, lo único que vamos a hacer es volver a repetir la historia, entonces no habremos aprendido nada y las futuras generaciones nos recordarán que les hemos fallado”.  

“El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, anfitrión de la cita, resumió algunos propósitos comunes: ‘¿Qué nos une esencialmente? Nos une la esperanza. ¿En qué? En que construyamos sociedades libres, justas, igualitarias; jamás nos resignaremos a la desigualdad. Estamos comprometidas, comprometidos para dar una respuesta al agotamiento y al gran fracaso estruendoso del neoliberalismo en nuestro continente y en todo el mundo”.      

Por lo demás, en las jornadas, se expusieron y analizaron los históricos y graves problemas comunes que afectan a sus pueblos, lo que llevó a aprobar y comprometerse, entre otras, con  las siguientes exigencias:

“Proponemos un Modelo Solidario de Desarrollo, articulado alrededor de seis ejes: la superación de la desigualdad social, la búsqueda del valor, una nueva política económica, la transición ecológica, la integración como construcción de región y una nueva institucionalidad democrática. Con miras al abandono definitivo del anacrónico modelo neoliberal.

“Defendemos el multilateralismo y los espacios de concertación política en el plano regional e internacional. Reiteramos nuestro apoyo a las voces progresistas que sugieren incluir el tema de la recuperación durante y post pandemia en el escenario de negociación de Naciones Unidas. Por ende, apoyamos la convocatoria de una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas para abordar salidas globales a la pandemia y formas para reactivar solidariamente las economías de todo el globo tomando en cuenta las asimetrías en los grados de vulnerabilidad y desarrollo.

“Recordamos que la defensa de la democracia está asociada a la observación de procesos electorales, por eso, revalidamos nuestro compromiso en elecciones para corroborar su carácter transparente y en cumplimiento de las exigencias de competencia electoral.

“Reconocemos la importancia del trabajo con derechos así como sus organizaciones e instituciones como un factor esencial en el combate contra las DESIGUALDADES y las INJUSTICIAS SOCIALES.

“Creemos y nos sumamos a las propuestas de Argentina y México para la creación de un Fondo Global para la recuperación de las  naciones con menores niveles de desarrollo financiado por contribuciones de los Estados del G-20 (0,2% de su PIB), un 4% de los mil capitales más grandes del mundo, y otro porcentaje idéntico de aquellas empresas que más ingresos han obtenido en medio de la crisis sanitaria.

“Insistimos en la necesidad de una tasa mínima impositiva global superior al 15% tal y como se acordó en el G-20 y subrayamos la necesidad de que alcance al menos un 21% para equilibrar de algún modo, la correlación entre quienes han perdido y quienes han redituado la crisis.

“Vemos con preocupación en Paraguay la implementación de una ley que criminaliza a los líderes campesinos e indígenas que luchan por la tierra. Condenamos los desalojos violentos de campesinos y pueblos originarios de sus legítimas tierras ancestrales.

“Revisión de la política de sobretasas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“IMPUESTO A LOS MÁS RICOS. Apoyo a la propuesta del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de disponer un impuesto a las personas y empresas más ricas del mundo para combatir la pobreza. ‘El mundo pospandemia necesita una reconstrucción más generosa, con MENOS DESIGUALDAD y con MENOS HAMBRE.

“Apoyo al gobierno argentino frente al Fondo Monetario Internacional. El brasileño Aloizio Mercadante, fundador del PT, señaló que América Latina convivió durante muchas décadas con la crisis de la deuda externa y responsabilizó a las políticas ortodoxas del FMI por la hiperinflación y las crisis prolongadas que golpean a la región. No somos los más pobres, somos los más desiguales. Sentenció”. (GRUPO DE PUEBLA grupopuebla.org/página-12/ 02-dic-2021).

 Como chihuahuense, mexicano y latinoamericanista, me satisface cerrar  con esta salutación del Grupo de Puebla: “Estando presentes en México queremos extender un saludo al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que representa un camino claro para avanzar desde el progresismo en el bienestar de la gente y en la profundización de la democracia”.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.