18 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Familia y escuela

4 min read
Isaías Orozco Gómez.

A la par con el MES DE LA PATRIA, los chihuahuenses iniciamos un trienio y un sexenio, “estrenando” autoridades municipales y a la primera gobernadora en la historia de la entidad federal más extensa de los EUM: la MATRIA CHIHUAHUA.

Y a pesar de que los resultados de la administración y gestión pública-gubernamental de los  dos mandatarios inmediato anteriores el uno durante el  sexenio  acostumbrado (período establecido como tal,  siendo presidente de la República el General Lázaro Cárdenas), y el otro, en un quinquenio extraordinario por motivos del proceso político-cívico-electoral;  nos referimos a César Horacio Duarte Jáquez y Javier Corral Jurado, respectivamente; los cuales dejaron muy mal sabor de boca en la mayoría de quienes habitamos los sesenta y siete municipios del estado, la esperanza, la perspectiva, la fe, en que, quienes llegaron, ahora sí le responderán al pueblo, a la población toda: ESTÁ PRESENTE Y FIRME.

Mayormente, cuando “Asume Bonilla la Alcaldía de Chihuahua; [y en] su discurso, manifestó que se trabajará por un mejor municipio junto a la gobernadora del Estado, María Eugenia Campos Galván”.  Porque, en ese mismo evento, Maru Campos “Dijo que gracias al apoyo de los ciudadanos tanto ella como Marco Bonilla podrán trabajar por la sociedad. [Agregando] ‘Maru Campos y Marco Bonilla no les van a fallar… lo digo en mi casa, en esta capital… gracias por su confianza a los chihuahuenses’, dijo.” (Juan Carlos Núñez-Orlando Chávez / El Diario / Sábado 11 / Septiembre 2021).

Por las consecuencias negativas del Covid-19 y otros problemas de no menor importancia para las familias y en lo individual, se considera plausible el gran reto y muy humano compromiso que adquirió Marco Bonilla, en su toma de protesta como presidente municipal de Chihuahua, al declarar: “Gobernaremos con perspectiva de FAMILIA. Quiero PACTO de HONOR, trabajaré incansablemente por la DIGNIDAD de la FAMILIA”. (Ibídem).

Ciertamente, no es cualquier cosa ese “trompo a la uña”, que se acaba de echar Marco Bonilla, máxime cuando hoy más que nunca, esa dicotomía, esa histórica relación simbiótica entre la FAMILIA y la ESCUELA debe fortificarse, debe consolidarse cualitativa y cuantitativamente.

Acertado, ese pacto de honor, que  sin duda alguna, lo asumiremos y lo asumirán los padres de familia, a medida que la misma se vaya concretando día tras día en el seno de los hogares, evidenciado socialmente.

A sabiendas de que la familia, como primer medio de influencia social sobre el niño y el adolescente, no sólo DEBE SATISFACER LAS NECESIDADES MATERIALES DE LOS  HIJOS, inculcar valores, sentimientos, hábitos, sino también debe satisfacer la necesidad de afecto de la descendencia, lo cual contribuye a la estabilidad emocional de su personalidad en formación.

No es mera frase el sostener que la escuela es la extensión o prolongación del hogar, pues en ella, en sus educadores, en sus docentes sigue viviendo el afecto y cariño que le brinda mamá y papá, sus hermanos mayores. A veces, sino es que cotidianamente, el escolapio, desde el jardín de niños hasta el de educación media superior, sublima en sus maestras, en sus maestros a sus padres, abuelos y…

Cuando el niño pasa por la pubertad para arribar a la adolescencia, sus relaciones con el adulto adquieren otros rasgos característicos, nuevos matices. Empiezan a interesarle más las valoraciones y relaciones positivas con los de igual edad. De ahí, que padres y maestros comprendan que se impone acercarse al adolescente en una nueva forma y nivel de comunicación, confiando en él, en sus potencialidades; esta es la única y mejor forma de evitar los conflictos que se presentan y que, generalmente, se consideran inevitables en esta etapa de la vida.

Bien por todo lo expuesto líneas arriba. Pero, sin caer en pesimismos: ¿podrá lograrse efectivamente todo lo positivo ahí expuesto? Cuando:

Desde antes de la pandemia y por la misma causa, hay todavía millones de mexicanos sin empleo, subempleados, desempleados o sin ingreso seguro al día. Lo que desafortunadamente, causa discusiones, molestias y en no pocos casos: desintegración familiar. Hechos que necesariamente inciden en la escolaridad de los vástagos, llegando hasta la “deserción” escolar.

En miles de hogares urbanos y rurales (aquí en el municipio de Chihuahua y en el resto del Estado) SE CARECE DE  AGUA las 24 horas del día y en otros ubicados en lo que se hace conoce como zonas “residenciales”, les llega  unas cuantas horas tan vital líquido. Seguramente, no hay respetable y entregada MADRE que esté conforme con enviar a su hijo a la escuela, sin haberse bañado o cuando menos haberse  lavado la carita. ¿Y las medidas preventivas contra el Covid-19 y demás cepa?

La mayoría de los planteles educativos, de las escuelas, en toda nuestra entidad federativa y en todos los EUM – no de ahora–,  NO TIENEN AGUA ENTUBADA Y/O POTABLE, DRENAJE, Y POR LO TANTO, SANITARIOS DIGNOS; AIRE ACONDICIONADO Y CALEFACCIÓN. Y en esas lamentables condiciones y con la pandemia encima: SE INSISTE EN LAS CLASES PRESENCIALES O SEMIPRESENCIALES.

CC. Gobernadora del Estado, Presidente Municipal de Chihuahua y resto de los municipios de Chihuahua, siendo sumamente prioritario el servicio del agua y… es conveniente que propongan y estén dispuestos de una vez por todas, a dar solución al mismo de manera TRIPARTITA: GOBIERNO FEDERAL, ESTADO Y MUNICIPIOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.