miércoles, julio 24, 2024

Deportes

Fans de Yankees menosprecian a sustituto de Juan Soto y responde con jonrón

El jardinero respondió a los gritos de “Queremos a Soto” para darle a los New York Yankees la única victoria de la serie ante Los Ángeles Dodgers.

La fanaticada de los New York Yankees es conocida por ser una de las más duras con su equipo, situación de la que se tuvieron que retractar este domingo cuando, después de haber gritado “¡Queremos a (Juan) Soto!”, el jardinero Trent Grisham conectó un jonrón de tres carreras que le dio la vuelta al juego y encaminó a los Bombarderos del Bronx a una victoria por 6-4 sobre Los Angeles Dodgers.

Trent Grisham acalla a la fanaticada de Yankees

En el sexto episodio, los Yankees estaban abajo por una carrera ante los Dodgers en un enfrentamiento que podría considerarse como una Serie Mundial adelantada. Con corredores en las esquinas, Grisham tomó su tercer turno al bate de la jornada y la afición empezó a gritar “We want Soto!”.

“Sí, escuché los gritos”, dijo Grisham con una sonrisa. “No se trataba de eso. Simplemente estaba feliz de poder estar presente en el momento, preocuparme por mí mismo y hacer un buen swing”.

Grisham, un patrullero adquirido desde los Padres el pasado invierno y que ha tenido poco tiempo de juego con unos jardines repletos de estrellas, apenas tenía un promedio de bateo de .083 en toda la temporada antes de iniciar el compromiso.

“Grish puede darle a una recta como esa y no la desaprovechó”, dijo Boone. “Estoy emocionado por él. Ha sido un muy buen compañero de equipo durante todo esto. Ha estado listo. Ha aceptado su papel. Ha tenido una pequeña oportunidad esta semana y la ha aprovechado”.

El batazo de Grisham hacia los asientos del jardín derecho marcó su tercer jonrón de la temporada y apenas su quinto hit en 50 turnos al bate, lo que puso a los Yankees arriba en la pizarra después de que Teoscar Hernández también disparó un cuadrangular en el sexto inning para terminar con la labor del lanzador sensación de los Yankees, Luis Gil.

En el dugout y en las bases, los compañeros de equipo de Grisham estallaron de alegría. “Que él pudiera lograr un gran jonrón como ese, fue muy especial”, dijo Judge. “Alex Verdugo y yo estábamos gritando y vociferando por las bases