domingo, junio 26, 2022

Política

Festeja Morena Chihuahua los triunfos en cuatro de las seis gubernaturas en la pasada elección

Discuso de Martin Chaparro, diigente estatal de Morena.

Muy buenas tardes, compañeras y compañeros. Primeramente, quiero agradecerles por acompañarnos este sábado; sé que algunos de ustedes vienen de municipios muy alejadosy les quiero dar las gracias por su presencia en este convivio.

Estamos celebrando un emotivo triunfo de nuestro movimiento este domingo 5 de junio en cuatro de las seis gubernaturas: Tamaulipas, Quintana Roo, Hidalgo y Oaxaca. Pero más allá de un triunfo electoral, celebramos los motivos de esta victoria: LA UNIDAD.

Decía el Libertador Simón Bolívar: “La unidad lo hace todo y, por lo mismo, debemos conservar este precioso principio”.

Y es cierto. La unidad multiplica la fuerza. Solo unidos como compañeros, como movimiento y como partido, podemos sacar adelante las grandes tareas que la coyuntura histórica nos demanda.

La unidad es la propiedad que implica no poder dividirse, ni fragmentarse, ni destruirse. Pero la unidad no es nada fácil. Implica construirse con contenido, con acuerdos y con propósitos. Sin insultos, sin denostaciones, sin señalamientos. Hablamos de una unidad con contenido basado en nuestros principios, en nuestro programa y en nuestros objetivos de lucha. No hablo de una unidad a secas ni en torno a una persona o un grupo.

Es imprescindible lograr la unidad. Sólo así triunfamos, como lo hicimos en donde ganamos este pasado domingo.

Sin embargo, no puede ser una unidad homogénea, sino una unidad fortalecida por la diversidad, por la autocrítica. En este sentido, debemos ser nosotros quienes hagamos esa autocrítica. Si nosotros no lo hacemos, le estaremos dejando esa tarea a los del otro lado. A los opositores quienes critican y mienten de mala fe. Aunque somos un partido nuevo, este está conformado por personas con mucha experiencia y con mucho que aportar.

Decía el magno revolucionario cubano, José Martí: “La crítica es el ejercicio del criterio. Destruye los ídolos falsos, pero conserva en todo su fulgor a los dioses verdaderos.”

Por eso, con la misma entrega que Evita Perón se dirigiera a los descamisados, así nuestro Presidente Andrés Manuel se desmañana para hacernos llegar nuestra autocrítica y nuestra verdad todos los días, esa que muchos se encargan de distorsionar y desinformar.

Firmes en nuestras convicciones, debemos avanzar, con la fuerza que genera la unidad y con la lucidez que concede la autocrítica.

Han de conocer la famosa frase de Martin Luther King, “Yo tengo un sueño”. Ese es el primer paso para avanzar al triunfo, para concretar objetivos. El segundo paso nos lo enseña el revolucionario ruso, Vladimir Lenin, quien dijo:

“Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños. De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con nuestros sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía.”

Nuestro Presidente se atrevió a soñar con un México más justo, un México menos desigual. Un México que haga la lucha contra los enemigos comunes del ser humano: la tiranía, la pobreza y la violencia.

Décadas, tardó nuestro Presidente en conquistar el poder, de la mano con los más pobres, para comenzar a dar batalla contra la injusticia, la violencia y la desigualdad. Perseveró y en 2018 por fin llegó a la presidencia un hombre digno, un hombre honesto.

Pero, aunque ganamos las elecciones, no nos podemos engañar y decir que ha culminado el proceso de la Cuarta Transformación. Por eso estamos aquí, para celebrar un triunfo, pero conscientes de que falta mucho por hacer, mucho por transitar en el futuro.

Cierro con una reflexión del ilustre mártir chileno, Salvador Allende: “Si la victoria no era fácil, difícil será consolidar nuestro triunfo y construir la nueva sociedad”.

Sigamos construyendo la Cuarta Transformación. Sigamos llevando la 4T a cada rincón de nuestro estado de Chihuahua.