jueves, junio 20, 2024

Chihuahua

Funcionarios de Seguridad Pública

Hablando y escribiendo.

La presencia de un tercer cartel en la ciudad, que se disputa el control de la venta y distribución de drogas, está generando una gran actividad delictiva, con ejecuciones y enfrentamientos a balazos en lugares públicos, generando una gran intranquilidad entre la población.

Marco Bonilla, el alcalde, continúa confiando en que los cuerpos de seguridad podrán abatir estos actos de violencia, a partir de la presencia permanente de las células mixtas, integradas por personal de seguridad pública municipal, policía judicial, guardia nacional e integrantes del ejército.

Estas acciones de prevención y vigilancia cuentan con el apoyo de toda la estructura del escudo chihuahua, cámaras de vigilancia, centrales de emergencia, botones de seguridad, pero no es, ni será suficiente, la ciudad es enorme en su extensión y resulta prácticamente imposible el mantener una presencia permanente en cada zona de Chihuahua capital.

En estas circunstancias, es necesaria la participación de nosotros los ciudadanos, para apoyar a los cuerpos de seguridad, denunciando la presencia de personas armadas, actos de violencia, balaceras etc., porque de manera indirecta, también estamos cuidando de nosotros mismos, de nuestra propia familia.

En este mismo escenario, es importante que los funcionarios que ostentan responsabilidades de extrema importancia, en cualquiera de los tres niveles de gobierno, tengan claro que, por cuestión del cargo, no son personas normales, ni comunes y corrientes y que no pueden llevar una vida social como a la que estaban acostumbrados hasta antes del nombramiento.

La presencia del fiscal general del Estado Cesar Jauregui Moreno en una menudería del centro de la ciudad, como cualquier persona, por la mañana y en domingo, cuando el lugar estaba lleno de comensales, pone en grave riesgo a su persona por los intereses que desde su oficina se están combatiendo, pero pone más en riesgo la integridad de quienes se encontraban en el lugar, por la posibilidad de que pudiera ser objeto de un atentado.

El atropellamiento de cuatro personas, una con fractura y otras lesiones, además de daños a un local comercial, le salió barato a quien conducía el vehículo oficial blindado, que tuvo que darse a la fuga por temor a ser linchado por las personas que se dieron cuenta de la embestida, y que el verdadero conductor del vehículo oficial fue suplantado por un integrante de la escolta del fiscal, dan cuenta del grave riesgo en que se puso a la persona que procura justicia en el Estado, pero además, del peligro en que colocó a quienes acudían a las campanas a comprar menudo para su familia, o para degustar ahí mismo.

Los asesinatos a plena luz del día, quema de casas y otros actos de violencia en contra de la población en los municipios de la sierra, se reportan de manera frecuente, particularmente donde se asegura que el Chueco continúa operando, a pesar de la presencia de efectivos policiacos y militares.

La confianza de la ciudadanía para sus gobernantes es todavía muy grande, sin embargo, es importante que no se baje la guardia y que no se cometan errores tan graves como el que protagonizó el fiscal Jauregui Moreno; la gobernadora Maru Campos tiene la gran responsabilidad de devolver la paz y tranquilidad a los Chihuahuenses y en este compromiso, no está sola porque cuenta con la mayoría de nosotros los ciudadanos que queremos un mejor Chihuahua para todos.

Obligan a pago en efectivo por daños en Fiscalía centro

Si usted participa o se ve involucrado en un accidente automovilístico y ya no está vigente su seguro, y del croquis inicial se advierte que usted es el responsable, queda detenido en los separos de vialidad, a disposición del Agente del Ministerio Público, quien esperará la evaluación de los daños para fijar una garantía.

No existe disposición legal donde se contemple que se le restrinja su libertad; no está dentro del catálogo del art. 19 constitucional los delitos imprudenciales, ni tampoco del artículo 167 del CNPP

La cantidad que establece el representante social es totalmente a criterio del coordinador, sin que se tenga conocimiento de alguna base que tome en cuenta, y por lo general, representa el pagar más del 80% del total del monto que se le reclama.

Esta cantidad, se deberá presentar en efectivo para que el detenido pueda alcanzar su libertad.

Este es el primer punto de discriminación, porque a las compañías de seguros no se les exige el numerario.

En ninguna de las coordinaciones de la fiscalía zona centro, adolescentes, centro de justicia, patrimoniales, robos, etc., no se les acepta trámite alguno con pago en efectivo, sino que se les requiere la exhibición de un billete de depósito expedido por Recaudación de Rentas.

La cantidad de accidentes, con el aforo vehicular, es cada día más creciente, de tal forma que la cantidad de dinero en efectivo que se recibe en la oficina del coordinador, suman miles cada día.

En numerosos casos, las personas que depositan las garantías, ya no regresan y ese recurso que debería ingresar a las arcas estatales, se va a los bolsillos de quien encabece la titularidad de la oficina especializada.