jueves, junio 20, 2024

Luis Javier Valero, Opinión

“Globos” que vuelan y avasallan

Nos encaminamos, paso a paso, al desfiladero en las elecciones presidenciales.  

Como siempre, en nuestro país, quien encabeza los esfuerzos en ese sentido es la fuerza gobernante, que se niega, no sólo a entregar el poder, sino, incluso, a la posibilidad de que la contienda sea, siquiera, competitiva. 

Que en el pasado esa postura fuera la del partido hegemónico de prácticamente toda la segunda mitad del siglo anterior, el PRI, no sorprendía, pero que ahora, el presidente -cuando era el más serio aspirante a la presidencia de la república por la oposición de izquierda- que se sobrepuso a uno de los peores y más demoledores intentos del viejo régimen (en el que actuaron al unísono, priistas y panistas) por evitar su aparición en las boletas electorales, sea quien encabece tan irracional, ilegal y antidemocrático intento por evitarle a Xóchitl Gálvez la posibilidad de competir por la presidencia, es uno de los actos de mayor incongruencia de alguno de los protagonistas políticos, no sólo de la izquierda, sino del campo democrático en México. 

El tema no es sólo de la actualidad en el país, sino porque hoy desarrollará diversas actividades en la capital chihuahuense la que en tan solamente 4 rafagueantes semanas se ha colocado en la punta de las encuestas de los aspirantes presidenciales de la oposición y ya se convirtió en la única de las opciones de ese bloque, capaz de competir con cualquiera de los aspirantes morenistas. 

Será una visita exitosa, de dimensiones que ya daremos cuenta, pero sin duda la hidalguense acopiará no solamente a los simpatizantes del PAN y del PRI -el PRD es, únicamente, una franquicia testimonial en el universo político chihuahuense-, sino a una buena parte de los electores sin partido y que, o no habían definido, o están en el trance de elegir por quien votarán; y, también, a quienes deciden el sentido de su voto conforme transcurren las campañas. 

El presidente López Obrador nos ha regresado a la década de los 70 de la centuria anterior, mañana a mañana usa todo el poder del Estado Mexicano para denostar, criticar, vilipendiar y calumniar a quien considera el principal riesgo para la continuidad de su gobierno. 

Todas las leyes de la materia viola López Obrador, y su caso, con toda seguridad (más allá del desenlace electoral), terminará en las cortes internacionales pues en su demencial (política, en la caracterización  personal, médica, la harán los especialistas de esa disciplina) conducta ha violado los secretos fiscales, bancarios, los datos personales, y prácticamente todas las regulaciones electorales, no sólo de Xóchitl, sino también los de un conjunto de personas y empresas, quienes, si denuncian, la Fiscalía General de la República mostraría, a plenitud, su incapacidad, ineficacia y, lo más grave, la sumisión del titular frente al presidente. 

Igual que en los peores tiempos del viejo régimen, pero agravado pues los presidentes del pasado -con alguna excepción, y no todo el tiempo- no actuaban con el descaro y el cinismo del actual, el que, una y otra vez, se burla, no sólo del marco legal vigente, sino también de las autoridades encargadas de la conducción del proceso electoral y que efectúa chicanada y media para evadir y eludir la ley. 

Y lo hace a mansalva, a sabiendas, siguiendo disciplinadamente el guión elaborado para golpear lo más pronto y lo más fuerte posible a Xóchitl, para evitar que ingrese a la campaña con esa fuerza y despegue mostrado por la hidalguense en estas semanas. 

Y en ese propósito ahí sí aplica la receta que AMLO pretende adjudicarle a sus adversarios y críticos, que actúan en “modo” de “nado sincronizado”, pues sus seguidores, los de a pie, en la calle, y los de a millón de pesos mensuales en las Cámaras legislativas, repiten sin cesar que la “X” es un globo. 

Les es tan dañino que están empeñados en pincharlo y la hidalguense parece que tiene un muy grueso caparazón, ha resistido de todo y conforme arrecian los ataques lopezobradoristas su figura crece. 

¿Qué tanto? 

Imposible saberlo, por mientras, absolutamente todas las empresas encuestadoras ya reflejan en sus mediciones su impresionante aparición y en ésta, que es de sus primeras incursiones en el profundo norte mexicano en esta nueva faceta, es posible que salga, no sólo airosa, sino como apabullante frente a los candidatos del presidente. 

*Columna de Plata-APCJ: 2008, 2015, 2017, 2022 y 2023 

asertodechihuahua@yahoo.com.mx