1 agosto, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Google celebra a Sir Ludwig “Poppa” Guttmann, fundador del movimiento Paralímpico

5 min read
Paraolímpicos.

El Doodle de hoy, celebra el 122 cumpleaños del neurólogo británico judío nacido en Alemania, el profesor Sir Ludwig “Poppa” Guttmann, fundador del movimiento Paralímpico.

La palabra “Paralímpica” deriva de la preposición griega “para” (al lado de o junto a) y la palabra “Olímpica”.
Su significado es que los Paralímpicos son los Juegos paralelos a los Olímpicos e ilustra cómo los dos movimientos existen uno al lado del otro.

El deporte para atletas con discapacidad ha existido por más de 100 años, y el primer club deportivo para sordos ya existía en Berlín, en 1888.

Sin embargo, no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que fue ampliamente introducido. En ese entonces, el propósito era ayudar al gran número de veteranos de la guerra y a civiles que habían sido heridos durante ese período.

Guttmann nació en Tost, Alemania (ahora Toszek, Polonia) en este día en 1899 y pasó a recibir su médico en 1924. Posteriormente comenzó a investigar sobre lesiones de la médula espinal y realizó varios procedimientos neuroquirúrgicos, alcanzando prominencia como uno de los mejores de Alemania. neurocirujanos de poco más de treinta años. Sin embargo, con el surgimiento del partido nazi y la aprobación de las Leyes de Nuremberg en 1933, a Guttmann se le impidió ejercer la medicina profesionalmente. Tras la Kristallnacht en 1938 y la creciente persecución a los judíos en Alemania, Guttmann se vio obligado a salir de Alemania con su familia y pudo escapar a Inglaterra en 1939.

Sir Ludwig Guttmann quien durante la Guerra Mundial introdujo el deporte en el Centro de Lesiones Espinales del Stoke Mandeville Hospital (Inglaterra), como parte del tratamiento médico de las parálisis de la parte inferior del cuerpo, del pecho o de la cintura para abajo, ocasionadas por lesiones de la médula espinal. Con ello se proponía un doble objetivo: mantener el entrenamiento corporal y combatir el tedio de la vida de hospital.
Lo que él pensaba era:

“El deporte tiene una importancia mucho mayor para las personas con discapacidad que para el resto de personas. En efecto, una grave deficiencia física restringe en mayor o menor grado las funciones y la coordinación del cuerpo y determina formas anormales de movimiento, lo que a menudo causa tensiones psicológicas que dificultan y a veces impiden incluso el contacto social con el mundo circundante.

Si la persona es objeto de la curiosidad constante de los demás, puede producirse en él un complejo de inferioridad causante de un estado de ansiedad con pérdida de la confianza en sí mismo y del sentimiento de la dignidad personal y cuyas consecuencias son la auto conmiseración, el aislamiento y ciertas actitudes antisociales. La participación activa en la práctica de los deportes restablece su equilibrio psicológico y le permite hacer frente a la vida a pesar de su carencia física.

El objetivo final, y posiblemente el más noble, del deporte entre los disminuidos físicos es ayudarles a recobrar el contacto con el mundo que los rodea. El deporte contribuye a desarrollar actitudes mentales que son indispensables para lograr la reintegración en la sociedad y, en particular, para el trabajo productivo”.

El 29 de julio de 1948, el día de la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos Londres 1948, el Dr. Guttmann organizó la primera competición para atletas en sillas de ruedas a la que llamó Stoke Mandeville Games, un hito en la historia Paralímpica. Ahí participó un pequeño grupo de 16 hombres y mujeres licenciados del ejército participaron en un concurso de tiro al arco. En los años siguientes los Juegos se ampliaron con nuevas especialidades como el baloncesto, la esgrima, el juego de bolos, los deportes de campo y de pista, la natación, el tenis de mesa y el levantamiento de pesas.

Actualmente los Juegos constituyen un festival deportivo internacional, “Los Juegos Paralímpicos”, que se celebran tres años consecutivos en el estadio deportivo de Stoke Mandeville y cada cuatro años en el país donde tienen lugar las Olimpiadas Internacionales.

Fue este extraordinario espíritu deportivo el que indujo en 1956 al Comité Olímpico Internacional, durante las Olimpiadas de Melbourne, a otorgar la Copa Fearnley a los organizadores de los Juegos de Stoke Mandeville. Se trata de un premio que se concede a las organizaciones que destacan en la realización de los ideales del movimiento olímpico.

En 1960 los Juegos Paralímpicos se celebraron en Roma, en 1964 en Tokio, en 1968 en Israel (toda vez que México no pudo darles cabida en las mismas condiciones que a las Olimpíadas ordinarias) y en 1972 en Heidelberg. En esta ciudad los Juegos fueron inaugurados, igual que en Munich, por el Presidente de la República Federal de Alemania, Dr. Gustav Heinemann, quien en el mismo acto hizo entrega a Sir Ludwig Guttmann de la Estrella de Oro de la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la República Federal.

¿Quién habría podido pensar, cuando los Juegos de Stoke Mandeville comenzaron en 1948, que un día los parapléjicos e incluso los tetrapléjicos de todo el mundo viajarían millares de kilómetros, igual que los físicamente normales, para representar a sus respectivos países en festivales deportivos internacionales?
La finalidad de los Juegos se halla cabalmente expresada en un mensaje escrito por Sir Ludwig en 1956: “El propósito de los Juegos de Stoke Mandeville es unir a los hombres y mujeres paralíticos de todo el mundo en un movimiento deportivo internacional; vuestro auténtico espíritu deportivo brindará esperanza y ejemplo “a millares de paralíticos”

En 1960, Guttmann fundó la “Asociación Deportiva Británica para Minúsvalidos”, organización muy amplia que abarca a todos los que sufren de deficiencias físicas (amputaciones, ceguera, perlesía y paraplejía), facilitó los Juegos Internacionales Stoke Mandeville, después de los Juegos Olímpicos de Verano de 1960, el primero de muchos Juegos Paralímpicos. Su pasión por el cuidado del paciente nunca flaqueó; también fundó la Sociedad Médica Internacional de Paraplejia (la Sociedad Internacional de la Médula Espinal) y la Asociación Británica de Deportes para Discapacitados (Alianza de Actividad) en 1961. Recibió numerosos elogios por sus contribuciones, el más alto entre que fue nombrado caballero por Su Majestad la Reina en 1966.

Hacia fines de 1967 comenzó a tomar forma su sueño de construir un inmenso recinto deportivo. Y, efectivamente, en julio de 1969 la Reina Isabel de Inglaterra inauguraba el “Estadio Deportivo de Stoke Mandeville para Minúsvalidos y otros Discapacitados”.

Fue gracias al ejemplo de tenacidad y dedicación de Sir Ludwig Guttmann como pudo construirse el estadio mediante contribuciones voluntarias de escolares, de jubilados y de personas de todas las capas sociales, así como de los propios deficientes, más una pequeña subvención del gobierno.

Hoy en día, los atletas paralímpicos son legítimamente reconocidos por sus habilidades y logros. Los Juegos Paralímpicos continúan siendo una fuerza impulsora para promover los derechos y la independencia de las personas con discapacidad, con un impacto duradero en la igualdad de trato y oportunidades.

Fuentes: https://es.unesco.org/courier/mars-1974/victoria-fatalismo-ejemplar-historia-creacion-juegos-paralimpicos
https://www.google.com/doodles/professor-sir-ludwig-guttmanns-122nd-birthday
https://www.paralympic.org/es/ipc/history

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.