22 junio, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Históricas elecciones 2021, y lo que está en juego

3 min read
Opinión

Las elecciones del 2021 serán las más grandes en la historia de México y, aunque son intermedias, serán quizás las más importantes de la historia contemporánea porque lo que está en juego no es cosa menor.

Con más 93.5 millones de ciudadanos que integran la Lista Nominal de Electores (la de mayor cobertura en 30 años), más de 48 mil supervisores y capacitadores electorales, alrededor de 163 mil casillas a instalar, 1.4 millones de funcionarios de casilla y más de 20,400 cargos de elección popular que habrán de renovarse, el próximo 6 de junio México nuevamente hará historia en materia electoral.

Pero más allá de lo numéricamente histórico de las elecciones 2021, lo histórico radica en lo que realmente está en juego, y no son los más de 20 mil cargos de elección popular. Lo que verdaderamente está en juego es el futuro democrático de México; es decir, lo que está en riesgo, lo que corre peligro en las elecciones del próximo 6 de junio, es la democracia.

Es cierto que en México la democracia nunca ha sido plena; sin embargo, con el paso de los años, poco a poco fue evolucionando y fortaleciéndose hasta lograr -del 2010 al 2012- un importante nivel de desarrollo que, aunque defectuoso, iba allanándose el camino a su etapa de plenitud.

Como consecuencia de esa evolución y del -relativamente- fuerte nivel de desarrollo, la democracia mexicana se constituyó en una gran ola transformadora que finalmente llevó a Andrés Manuel López Obrador al poder. Poder que gracias a la democracia le fue conferido, y del que ahora -irónica y paradójicamente- abusa diariamente con el fin de erosionar y debilitar la democracia, sus estructuras y los procesos de democratización; cosa que está logrando y que quiere consolidar en las elecciones de este año.

En ese sentido, cabe recordar que desde que el presidente López Obrador y su transformación de cuarta llegaron al poder, el nivel democrático de México ha caído tan drásticamente que el año pasado ya estábamos “a una nada” de ser catalogados como un país híbrido (algunos componentes de la democracia y otros del autoritarismo).

Entonces, sin duda alguna, lo que está en juego en estas elecciones, no son -por sí solos- los más de 20 mil cargos de elección popular, sino la democracia misma. Y es que lo que esos cargos representan, significan y valen para el “Proyecto de Nación” antidemocrático que Andrés Manuel López Obrador quiere concretar antes del 2024, es lo que realmente importa (y preocupa). De ahí que la ilegal, descarada y reiterada intromisión del presidente López Obrador en el proceso electoral resulte inaceptable.

El caso es que, pase lo que pase, las elecciones de este 2021 no solo serán históricas en lo numérico; también lo serán por lo que está en juego: seguir con el régimen populista y autoritario, o evitar la muerte de la democracia.

En esta ocasión, concluyo citando lo dicho alguna vez por el periodista y escritor peruano, Mario Vargas Llosa: Mantener la democracia o ir a la dictadura, eso es lo que está en juego en estas elecciones.

Aída María Holguín Baeza
laecita@gmail.com

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.