miércoles, junio 19, 2024

Francisco Flores Legarda, Opinión

Humildad política

“Largos años has estado ansiosamente buscando sin saber lo que buscabas. Los conceptos habían perdido su significado. Verdad, Felicidad, Libertad, Dios, te parecían sonidos huecos.” Jodorowsky.

La humildad política debería ser una virtud con la cual alcanzar el éxito, seria más fácil, por desgracia esta virtud solo la poseen unos cuantos gobernantes la tiene. La mayoría de las personas que dicen gobernar, en su mayoría, no conocen realmente el significado de “ser humildes” y ésta es la razón por la que se esta extinguiendo la ciudadanía. Por lo consiguiente la humildad política pudiera tener varios significados desde su definición real, es decir sobre las personas humildes y las personas pretenciosas y por último como desarrollar esta virtud. En si el pueblo que  somete al antojo de los políticos, al no existir hombres de Estado, con sentido social. 

Seguramente alguna vez hemos escuchado las frases: “Esta es mi humilde casa”, “Yo soy tu humilde servidor” , “Él es un hombre muy humilde”, etc. Esto es por que humildad viene del latín “humilis” significado intrascendente, débil, de baja condición, etc. Sin embargo “ser humilde” no significa ser un bicho en el país de los gigantes que nos gobiernan, creer que uno no vale o sirve para nada, dejarte de los demás para que te manejen a su antojo, ser una persona sumisa que no tiene el valor suficiente para defenderse, o negar tus cualidades para no creerte superior a los demás y evitar que te etiqueten como presumidos.  

Mucho menos tiene que ver con cuantas cosas materiales acumules, insisto solo los capitalistas rapaces con la venia de políticos sin importar en que condiciones vives, o que clase seas. Regularmente este es el concepto que nosotros hemos creado de humildad, además vivimos en un momento donde padres, maestros, la sociedad completa e incluso nosotros mismos nos exigimos sobresalir por encima de todos los demás, por dominar a otros, por lucir nuestras cualidades, y esto no creo que sea tan malo, si es para superarnos como personas lo malo sería si lo haces para avergonzar a los demás o para creerte superior y que en todos los aspectos eres mejor. Vivimos en un mundo donde te preocupas por acumular el mayor número de cosas materiales, casas, carros, celulares ropa de marca, viajes, etc., cosas que en algún momento se van a terminar, romper pero estas te hacer sentir mejor, de cierta manera superior y ser aceptado y reconocido por los demás. Aunque a muchos nos les sea de su agrado Marxs lo llamo la Acumulación del Capital. Esto es lo que nos dan políticos, prevendas que le pertenecen al pueblo, y no como la dice el presidente López Obrador. 

Pero sorpresa, el significado real de humildad según el diccionario de la Lengua Española es: virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo a este conocimiento. Estoy segura que todos nos sentimos orgullosos de ciertas características con las que contamos, por nuestro cuerpo, belleza, inteligencia, facilidad para relacionarnos, o cualquier otra habilidad que sabemos desempeñar y esto no es malo porque conoces quien eres, que tienes y que puedes realizar, pero al igual que reconoces todo estas virtudes, tienes que ser capaz de conocer cuales son tus debilidades, que no tienes, que no puedes y trabajar en ellas. 

Ahora analicemos a las personas humildes y a las políticos presumidos los cuales resultan demasiados extremistas con características peculiarmente distintas. Las personas humildes son seguras de sí mismas, están conscientes de cada uno de sus valores, cualidades y capacidades y alcance de éstos, y el reconocimiento de otros está en segundo término, no les importa lo que digan o piensen de si mismos, no hacen las cosas para quedar bien con los demás, tampoco necesitan de aplausos, ni elogios. Por el contrario encontramos a las personas presumidas o también llamadas pretenciosas son aquellas que se supervaloran cada uno de sus cualidades, y minimizan sus debilidades tienen la necesidad que todos los elogien y les aplaudan por que no se sienten seguros de su propio valor. Además recurren a otro tipo de valores superficiales como ropa, exceso en el arreglo personal, demostraciones de violencia física, o cualquier otra cosa material para obtener la aprobación de los demás dese luego todo esto lo obtienen de los ingresos del Estado, sin importarles el sentido de la humildad y respeto a la dignidad humana. Cuantas personas en nuestro país no tienen un bocado para llevarlo a la boca. 

Sobre el tema de la humildad Benjamín Franklin dijo: “Después de las derrotas y las cruces, los hombre se vuelven más sabios y más humildes.” Así que no esperemos los fracasos de la vida para ser personas humildes, menos del Estado, aunque suele irreal, entre los ciudadanos podemos encontrar algo de felicidad.  

La humildad permite a las personas ser dignas de confianza, flexible y adaptable. “Estoy convencido de que la primera prueba de un gran hombre consiste en la humildad” y esto lo dijo: John Ruskin, ahora te pregunto a ti, ¿Ya estas listo para tu primera prueba? ¿Por qué eres una gran persona, cierto? 
 
Ser humildes da como resultado buena autoestima, nos hace mejores personas y de cierta manera nos hace felices. Porque una persona humilde no se preocupan del qué dirán de mi, ni se frustran por competir con alguien, no tiene ningún complejo por sentirse menos ante los demás ni tampoco se muere de la envidia sencillamente porque sabe que todos tenemos dones diferentes y eso es lo que nos hace tan especiales. Así que no grites todas tus virtudes a los cuatro vientos mejor permítele a los demás que las descubran por sí solos y estoy segura que te ganarás el reconocimiento, el cariño, la confianza y la grandeza en el corazón de los demás. 

No es tan dificil acepartarlo vivimos en un país en donde la pobreza alimentaria, política, moral, educativa, etc, rondan sobre nuestras cabezas. 

Salud y larga vida 

Profesor por Oposición de Facultad de Derecho de la UACH. 

@profesorf 

Datos.- Vaticano. “Valores: Humildad”. Los filósofos presocráticos. Russell, obras completas I. Historia de la Filosofía. Biblioteca personal de Francisco Flores Aguirre.