jueves, junio 20, 2024

Deportes

Jeremy se ha convertido en clave para la ofensiva de Caudillos de Chihuahua

El Caudillo y su ejército ofensivo.

Un caudillo es el jefe de un batallón y en lo que Jeremy se ha convertido para la ofensiva del equipo de Chihuahua, dirigiendo a todo su arsenal para uno de los ataques más agresivos y arrasadores de la temporada, pero también de toda la historia de la LFA.

A primera instancia, cuando ves al #6 de Caudillos te impone su 1.98 de estatura, pero el verdadero dominio que logró desarrollar en la ofensiva de Chihuahua -y continúa desarrollando- es el sello que más caracteriza a este quarterback proveniente de los Auburn Tigers, convirtiéndose en el jefe supremo del ataque caudillense.

Johnson terminó como el quarterback con mayor número de anotaciones en la temporada regular con un total de 32 pases de anotación, alejándose por 7 anotaciones del segundo lugar -el actual MVP de la LFA, Shelton Eppler-. Además de lo agresivo que se vuelve no nada más en zona roja, sino desde que llega a pisar territorio rival, también cerró con 2,465 yardas aéreas y únicamente 3 intercepciones; lo que lo coloca en el segundo lugar.

En resumen: uno de los mejores quarterbacks de este año.

Por supuesto si hablamos de los grandiosos números de un quarterback, también tenemos que hablar del trabajo de la ofensiva en general, aunque también hay que reconocer que Johnson ha sido uno de los mejores quarterbacks en lo que a la distribución de anotaciones y yardas a más de un receptor se refiere.

En efecto, Johnson tiene a sus targets principales (como todo quarterback). Entre Juwan Manigo (#13) quien es el lider en yardas aéreas con 1,015 y 9 anotaciones, Emmanuel Harris (#15) quien es el receptor de Caudillos (segundo en la liga) con mayor número de touchdowns (10) y 778 yardas aéreas y por último Markcus Hardy (#18) con 9 touchdowns y 427 yardas.

Sin embargo, también ha encontrado a Manuel Martínez (#10) con dos touchdowns, 182 yardas y a Saúl Torres (#84) con un touchdown y 168 yardas; logrando repartir el balón en cinco receptores principales.

Por otro lado, también está la parte del ataque terrestre que se suma a los factores de porqué el ataque aéreo resulta efectivo, pues la defensiva no puede contener todo el dinamismo ofensivo los cuatro cuartos, colocando a Justin Lewis (#2) como el corredor #1 en yardas terrestres (721), 6 touchdowns por tierra y uno por la vía aérea, junto con Fernando Mejia (#28) con 2 touchdowns y 387 yardas para estar dentro del top 10.

Finalmente, y para colocar el broche de oro, por supuesto la línea ofensiva se lleva mucho el crédito de todo lo que ha cultivado el ataque caudillense, teniendo a hombres como Carlos Mercado (#50), Diego Bedolla (#51), Josué Burgos (#72), Demetrich Anderton (#59), entre otros jugadores que conforman la muralla de Caudillos.

No hay que dejar pasar el hecho que en el partido de la semifinal contra Fundidores los dos corredores, así como los receptores Harris y Hardy tuvieron sus respectivos touchdowns, confirmando únicamente el trabuco ofensivo que posee el equipo invicto de la LFA.