viernes, abril 12, 2024

Mundo

Joe Biden y Xi Jinping afirman que no tiene por qué haber otra Guerra Fría: tras reunión

El presisdente de los Estaos Unios afirmó que “no hay necesidad de una nueva Guerra Fría”, durante una reunión que sostuvo con su homólogo de China, Xi Jinping, quien afirmó que el mundo era “suficientemente grande” para la prosperidad de ambas potencias.

¿De qué hablaron Joe Biden y Xi Jinping?

Durante el encuentro, los dos presidentes hablaron “con sinceridad” sobre numerosas cuestiones como Ucrania, Corea del Norte o Taiwán, donde Joe Biden denunció las acciones “agresivas” de China, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Tras años de rivalidad, los dos líderes enviaron un mensaje conciliador y aunque acercaron posturas sobre la guerra en Ucrania, chocaron con la cuestión de Taiwán durante una reunión de tres horas en la isla indonesia de Bali, sede de la cumbre del G20.

El dirigente chino advirtió que para mantener buenas relaaciones con Pekin la cuestión de Taiwán era “la primera línea roja” que Washington no debía cruzar.

Biden y Xi se oponen al uso de armas nucleares

En cambio,  líderes encontraron terreno en común en el caso de Rusia-Ucrania que probablemente se convierta en el primer asunto de la cumbre del G20 en Indonesia.

“El presidente Biden y el presidente Xi reiteraron su acuerdo de que una guerra nuclear nunca debe ser librada (…) y subrayaron su oposición al uso o la amenaza de usar armas nucleares en Ucrania“, dijo la Casa Blanca.

Aunque no hizo referencia a la cuestión nuclear, el presidente chino dijo que su país está “muy preocupado” por la situación actual en Ucrania y alertó que “las guerras no producen ningún ganador”, señaló un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El dirigente estadounidense también abordó la cuestión de Corea del Norte, país aliado de Pekín que este año ha realizado una serie récord de disparos de misiles.

Biden, que en varias ocasiones se ha comprometido en defender Taiwán en caso de ataque, criticó las acciones “agresivas” y “coercitivas” de China sobre esta isla con gobierno democrático autónomo, pero consideró que Pekín no tienen planes “inminentes” de invadirla.

Las tensiones sobre la isla se multiplicaron en verano con la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y unas enormes maniobras militares lanzadas posteriormente por China en la zona.