24 junio, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

La cocaquina

3 min read

Por Luis Villegas Montes
— La Cocaquina, la esperpéntica mezcla que revuelve a la tercia conformada por Corral, Castro y Quintana, es un producto más letal y dañino, que cualquier estupefaciente conocido o por conocer.

No es que yo sea augur, pitoniso, adivino o nigromante, no señor, es solo que desde el miércoles 24, cuando se convocó afuera de las instalaciones del Palacio de Justicia, una de las más ridículas manifestaciones que yo haya visto jamás en mi vida, se dejaba ver que la mano que mece esa cuna es la misma que les dio de comer a esos pollos, durante los primeros años del quinquenio.

Como luego se dice, el fruto nunca cae lejos del árbol, si por ahí andaba rodando esa fruta podrida, era obvio que en las inmediaciones rondaba su patrono y así fue. Lo confirman los audios en donde se oye a Lucha Castro decir, entre otras cosas: “este es el momento importante, cuando se van a hacer esas audiencias, de que más gente se sume, o sea. No Javier, yo le dije: ‘ya no te desgastes tanto, ya hiciste tu chamba; deja ya, que se suba movimiento ciudadano, que se suba MORENA, que se suban la sociedad civil para hacer la exigencia’. Yo ahí le veo el máximo problema, un problema gravísimo, cuando están dejando solo […] Si no vemos eso, Maru va a ser Gobernadora, si no atacamos […]” (https://diario.mx/estado/video-planean-corralistas-ataque-contra-poder-judicial-20210227-1767245.html).

Asqueroso.

El célebre Javier Corral, nada más y nada menos que el flamante Gobernador del Estado de Chihuahua, conspicuo orador, otrora adalid de la democracia, asesorado, aconsejado, dirigido, mangoneado, por la impresentable Lucha Castro, en la que es, sin duda, la más importante batalla de sus vidas. Si no fuera motivo de asombro, sería motivo de repugnancia: el Gobernador panista operando a todo tren, para favorecer al candidato de MORENA en perjuicio de los intereses de su propio Partido, aunque para ello deba llevarse entre las patas a las instituciones, como lo son el Poder Judicial o las fiscalías.

Sin pudor, sin recato, desnudo del alma, loco ya, perdido para propios y extraños, Javier Corral debería ser echado de las filas del Partido que lo vio nacer. El animal herido es más peligroso en los estertores de su agonía, en las postrimerías de su desgobierno, a Javier Corral deberían correrlo del PAN antes de que haga más daño.

Por otro lado, el panismo entero debe unirse, sumarse en torno a las candidaturas de todos los aspirantes, de Síndico a Gobernadora, y hacer un frente común contra esa traición manifiesta. Los panistas deben pagarle a Corral con la misma moneda con que le pagó a su compadre Cruz Pérez Cuéllar tras cacharlo, supuestamente en 2004, haciendo una campaña que promovía el voto cruzado en Juárez, cuando fueron candidatos, respectivamente, a la Gubernatura y a la Presidencia Municipal. Si por ese desliz, que jamás demostró Javieruchis, en su ánimo creció el odio africano que desde hace dieciséis años le profesa a su examigo del alma, el panismo chihuahuense al completo, debe repudiar al autor de la actual felonía.

Traicionar al PAN ya es malo, traicionarlo desde la máxima magistratura es peor, traicionarlo con el auxilio de gentuza capaz de vender a su madre por un plato de lentejas ya es una perrada, pero traicionarlo para favorecer a un candidato ajeno no tiene nombre.

El autor de la estrategia, el responsable de esta traición, el señalado como mercader de cocaquina, merece que le apliquen la “Ley del hielo”; y conste que por tal no me refiero a esa sanción benigna de dejarle de hablar a alguien, no, sino a la pena pergeñada por Dante a los traidores a la familia: ser llevados a la Caina, para ser sepultado en hielo hasta cuello.

Eso y más merece Javier Corral Jurado, el traidor más infame, más vil y más cobarde, de que yo tenga memoria.


Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/
luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.