21 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

La Columna de Jaramillo

3 min read
Opinión.
  • Adiós al grandioso Messi.
  • La consulta de AMLO: otra estratagema electoral.

El gran Lionel Messi se ha ido del famoso Club Barcelona. El Prestigioso club español de futbol, a cuyo engrandecimiento contribuyó en buena medida el astro argentino, ha visto partir a su máxima figura. Llegado a esa organización desde los 13 años de edad, al paso del tiempo Messi y su casa adoptiva se convertirían en una magnífica y espectacular mancuerna que traspasaría fronteras para dar a ambos fama y reconocimiento mundiales. La historia de Messi y el Barcelona se enmarca en un maridaje de reciprocidad fabulosa; el extraordinario futbolista se formó y alcanzó la gloria e inmortalidad bajo la disciplina y los valores de dicho club, y éste vivió memorables épocas gracias a los innumerables triunfos deportivos y satisfacciones que con su talento nato el goleador le dio.

Las lagrimas afloraron en el rostro de Lionel Messi al dar la conferencia de prensa de su despedida. Con emoción y gratitud reconoció que no eran ni el momento ni las circunstancias bajo las cuales él, su esposa y sus tres hijos pensaban despedirse de su querido club, y su apreciada ciudad de Barcelona. Reconoció que le hubiera gustado hacerlo en el campo de futbol, con un estadio lleno y recibiendo el cariño que siempre le brindó la gente cuando coreaba su nombre y lo alentaba. Sin embargo, dijo retirarse sumamente agradecido con el Barcelona, con sus compañeros y con la afición; y añadió que el club siempre será su casa y que le gustaría poder regresar algún día para continuar brindando de alguna manera su aportación al engrandecimiento de esa institución, a la cual siempre entregó su mejor esfuerzo. Una sensata y justa despedida por parte de Messi, sin duda.

Es evidente que sin Messi el Barcelona jamás volverá a ser el mismo. La partida del fenomenal delantero deja una huella imborrable y un enorme vacío difícil de llenar. Independientemente de los éxitos que el club barcelonés continúe cosechando, la ausencia del ejemplar atacante argentino llenará de nostalgia a miles o millones de aficionados que durante años disfrutamos la alta calidad futbolística y los sonados triunfos internacionales que Messi y el Barcelona nos brindaron. Hoy con nostalgia decimos adiós al grandioso e inolvidable “Leo” Messi, insigne artífice de uno de los mejores equipos de futbol del mundo, el Barcelona.

Es controversial la reciente consulta popular que el presidente Andrés Manuel López Obrador promovió incansablemente para tratar enjuiciar a sus antecesores. No pasa desapercibida para nadie la intención electoral que animó al mandatario nacional en esta, como en casi todas las acciones que ha emprendido. Quizá ninguna administración federal se había distinguido como la actual, por su evidente intencionalidad electoral en todo aquello que lleva a cabo. El resultado de la consulta en referencia no será vinculante debido a la escasa afluencia de votantes en la misma, sin embargo, pasará a ser uno más del historial de mecanismos de mercadotecnia electoral que desde que accedió a su cargo ha venido desplegando el titular del Poder Ejecutivo.

Lo cuestionable es que el jefe de las instituciones de la nación está dejando de atender asuntos de relevancia e interés general, y ha preferido dedicarse a poner en práctica estrategias que han polarizado a la sociedad con el fin de mantener en el poder a su partido político. La aplicación de la ley no puede estar sujeta a ningún tipo de plebiscito, por ello era inútil e innecesaria la fallida consulta sobre el enjuiciamiento a los ex presidentes de la República, Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón Hinojosa, Vicente Fox Quesada, Ernesto Zedillo Ponce de León y Carlos Salinas de Gortari. Tal consulta constituye una más de las argucias que desde su llegada a la presidencia ha venido maquinando e implementando el presidente López Obrador.

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.