miércoles, abril 24, 2024

Gerardo Cortinas Murra, Opinión

La cultura según el PAN 

El Gobierno del Estado y el Municipio de Chihuahua han financiado una obra de teatro que ha generado una polémica socio-cultural que ha rebasado las fronteras de México. El prestigiado periódico español ‘El País’ da a conocer el reclamo de un grupo de artistas mexicanos que se oponen al presupuesto millonario (35 millones de pesos) para una obra de teatro “que su creador compara con los festivales al aire libre de Nueva York”. 

Para este grupo de artistas mexicanos (Movimiento de Creadores, Artistas y Ciudadanía Vigilante de Chihuahua), el ‘exorbitante’ presupuesto de esta obra de teatro es “es un insulto que nos duele y nos enardece”.  

En la nota periodística española se menciona “el apoyo de artistas como Daniel Giménez Cacho, que en un video expresó su “absoluto rechazo al gasto que pretende hacer el Gobierno de Chihuahua…” Otro actor de fama internacional, Joaquín Cosío también se sumó a las críticas: “Yo he hecho teatro en Chihuahua y es absurdo lo que se quiere pagar”.  

En el periódico de circulación nacional ‘La Jornada’ se publicó una nota en la que se cita la declaración de ‘colectivos culturales y artísticos’ que exigen “que se cancele la obra musical ‘La Golondrina y su Príncipe’, que se presentará únicamente en la capital de Chihuahua, con 12 funciones que costarán 3 millones 333 mil pesos cada una”. 

En conferencia de prensa, dieron a conocer que la comunidad cultural del Estado “está escandalizada e indignada por la opacidad” en el manejo de 34 millones 800 mil pesos que se entregaron, sin reglas de operación ni convocatoria pública y sin que el espectáculo implique algún beneficio social…” 

Para este grupo de artistas, “las acciones de la Gobernadora y el edil son “una clara agresión a nuestro gremio; pero también, conllevan un atentado al ciudadano común, que se ha visto privado del Festival Internacional Chihuahua (FICH), de la Feria del Libro en Ciudad Juárez, de la Muestra Estatal de Teatro Digno y de la Feria del Libro en la Ciudad de Chihuahua; cuyos presupuestos se han venido reduciendo considerablemente año con año”. 

Tras las acidas críticas del gremio artístico, la postura del edil chihuahuense, Marco Bonilla, fue en el sentido de que los reclamos son “impulsados por personajes políticos que mienten, siembran el odio y la calumnia” con el fin de “atacar al Gobierno estatal y al municipal”. 

El edil capitalino fue más allá: consideró que las criticas provienen de “personajes políticos que desde hace años se dedican a mentir, excorralistas que hoy se alían con militantes de Morena para denostar al gobierno estatal, a la gobernadora y a este gobierno municipal. No lo vamos a permitir, ni vamos a caer en su juego”. 

Por su parte, el productor Alberto Espino declaró que “el presupuesto no solo no me parece desproporcionado, me parece bien; y no digo ideal porque se podría haber invertido más… si no le parece a la ciudadanía, que se lo cobre en las urnas. A mí me corresponde prestar un servicio”. 

Para este productor artístico, la obra de teatro “no es una obra de teatro, es un espectáculo al aire libre que va a albergar entre 80.000 y 100.000 personas. Se hará con artistas locales y la infraestructura va a quedar para el municipio y para el Gobierno del Estado. Lo han descontextualizado, es una superproducción”. 

Alberto Espino lamenta que este grupo de artistas actores “de todos los niveles” se comporten como ‘proselitistas políticos’. Para él, Joaquín Cosío ‘El Cochiloco’ “está haciendo campaña por Juan Carlos Loera, ¡Por favor!, es como si “El Piojo” Herrera, hablando de voten por el Partido Verde, ¡Qué vergüenza!, esas cosas a mí no, un artista no debe de andar en eso…” 

 “A mí me parece deshonroso porque están manipulando a un grupo de artistas. Pero nosotros tenemos más gente aquí, que el mismo grupo que se está quejando, cosa que ellos mismos han lastimado, Concha Landa, lastimó tanto a esta gente, a tal grado que no les pagó… y se supo cómo dejó la cultura chihuahuense”. (OMNIA Digital). 

Para justificar la inversión conjunta del gobierno estatal y municipal, el edil capitalino afirmó que “los 34,8 millones de pesos que costará el polémico espectáculo serán financiado “a partes iguales” entre ambas administraciones.  

En cuanto a la aportación municipal, sostiene que los recursos “vienen de ahorros logrados en el primer semestre del año” y que “no se quitaron recursos a ningún programa o proyecto”. 

Ahora bien, a mi parecer, el financiamiento gubernamental (estatal y municipal) a esta obra de teatro violenta el principio constitucional que exige a los órganos de gobierno “aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad”. 

En efecto, este ilícito financiamiento excede las facultades expresas que el Código Municipal les confiere a los presidentes municipales; lo anterior, toda vez que la ‘inversión’ de obra teatral no está prevista en el Presupuesto de Egreso del Municipio de Chihuahua del 2022. 

ARTÍCULO 29. La o el Presidencia Municipal tendrá las siguientes facultades y obligaciones: 

……………… 

XVI. Ejercer el Presupuesto de Egresos por conducto de la dependencia correspondiente y en tal virtud, autorizar y enviar las órdenes de pago a la Tesorería Municipal, que sean conforme a dicho presupuesto; asimismo ejercer el gasto de recursos provenientes de convenios de coordinación que celebre con el Estado y la Federación; 

Aunado a que el Código Municipal no autoriza a las dependencias municipales, en el ramo cultural, financiar eventos culturales; sino tan solo: 

ARTÍCULO 74 Ter. Son atribuciones y obligaciones de la Dirección de Educación y Cultura:  

I. Promover y prestar servicios educativos de cualquier tipo o modalidad, sin perjuicio de la concurrencia de las autoridades educativas federal y local. 

II. Editar libros y otros materiales didácticos distintos a los libros de texto gratuito, con base en temáticas de civilidad, respeto, tolerancia, respeto a los derechos humanos, igualdad sustantiva y no discriminación; 

III.  Crear, organizar y dirigir bibliotecas, hemerotecas, casas de cultura y otros similares. 

IV. Diseñar e implementar programas de fomento cultural. 

V. Promover la investigación que sirva como base en la innovación educativa. 

VI.  Promover la investigación y desarrollo de la ciencia, tecnología, la innovación, e impulsar que las mujeres tengan las mismas oportunidades de acceso; 

VII. Fomentar la creación de programas de educación para la salud, así como de protección del medio ambiente con perspectiva de género;  

VIII. Impulsar programas de alfabetización, educación para personas adultas mayores, educación para y en el trabajo y la productividad; en igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres; 

IX. Diseñar programas para la dotación de becas a niñas, niños y adolescentes que se encuentren en situación de discapacidad, pobreza, marginación, de comunidades indígenas y en situación de vulnerabilidad; 

X. Proponer a la persona titular de la Presidencia Municipal la celebración de convenios de coordinación y concertación con los sectores público, social y privado para el mejoramiento de la infraestructura educativa en el municipio; 

XI. Promover programas de sensibilización sobre acoso y hostigamiento sexual, violencia familiar y docente; 

XII. Las demás establecidas en el presente Código, legislación federal y local aplicable. 

Por si esto fuera poco, el hecho de que la obra se realice solo en el Municipio de Chihuahua, vulnera el derecho humano a la cultura de los chihuahuenses, toda vez que no garantiza su acceso a todos los habitantes del Estado. 

 Lo anterior es así, dada cuenta que el financiamiento de una obra de teatro no puede ser considerada como una acción cultural para un público en situación de vulnerabilidad social y/o económica; así como tampoco, resulta ser una gestión gubernamental tendiente a fomentar la cultura en localidades rurales y serranas. 

ASÍ LAS COSAS, LO PROCEDENTE ES PROMOVER EN LOS PRÓXIMOS DÍAS, SENDOS JUICIOS DE AMPARO Y POLÍTICO.