19 octubre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

La historia de amor de la cantante Rayito Bencomo en el Vado de Meoqui

5 min read
Viviana Mendoza Hernández.

El Vado de Meoqui se ubica al sur de la capital del estado de Chihuahua, en un área de 1,423 kilómetros cuadrados que comprende el tramo de río San Pedro desde la presa Francisco I. Madero hasta la confluencia con el río Conchos. La propuesta para su designación fue presentada en 2011 por la CONANP, la Presidencia Municipal de Meoqui y la Alianza WWF-Fundación Gonzalo Río Arronte I.A.P, por su importancia en el control, alivio y prevención de inundaciones, su capacidad de almacenamiento de aguas estacionales de gran valor para enfrentar las sequías, su importancia en la recarga de acuíferos y, finalmente, por ser refugio y sustentar especies vegetales y/o animales cuando se encuentran en una etapa crítica de su ciclo biológico, o cuando prevalecen condiciones adversas. Este es el segundo sitio Ramsar en el estado de Chihuahua, sumándose a la Laguna de Babícora, y el primero en la cuenca del río Conchos.

La cantante local, Rayito Bencomo publicó recientemente en Facebook un texto acerca de este sitio de importancia internacional y lo que ha vivido estos diez años: 

“Les ha pasado que se involucran en una relación de pareja donde les rompen el corazón? ¿Y después de ello les es difícil volver a confiar, al menos por un tiempo, o hasta que alguien les demuestra que de verdad merece estar a su lado? ¿No les ha pasado?

Algo así he vivido en mi “caminar” al lado de algunas personas que me enseñaron el valor y cuidado del río San Pedro.
Yo supe de la importancia del humedal cuando grabé la canción “Aves viajeras” y fue elegida, en ese entonces, para promocionar el vado de Meoqui y con la cual participé por varios años en el “Festival de las aves”. Evento en el que nunca cobré y participé únicamente por el amor que le tengo al río, a mi tierra y a mi gente. Lo hice con la ilusión y la ingenuidad de que ese evento cambiaría la situación del río, sobra decir que eso nunca sucedió.

Me deslindé de dicho evento cuando vi que fue convertido en un circo político, los años pasaban y las problemáticas seguían, aun así, fui paciente. La gota que derramó el vaso fue cuando fui invitada a cantar en el teatro al aire libre, edificio construido de manera ilegal en el humedal causando daños ambientales irreversibles. Como he dicho “Si ya me da vergüenza su construcción, más vergüenza me daría cantar ahí”. Las personas que me invitaron a protestar por su construcción fueron las mismas que el año siguiente me invitaron a cantar en ese teatro. ¿De veras parezco tan taruga?

No todo ha sido malo, he conocido personas que me han compartido información del río, de su flora y fauna. He estado enterada de asociaciones que han puesto denuncias que hasta la fecha no han sido resueltas. Tristemente también he visto como otros han usado el río como bandera política para luego olvidarse de las problemáticas.

Me han roto el corazón varias veces, se han ganado a pulso mi desconfianza y en algún momento me rendí. Hasta que conocí a un grupo de personas íntegras que acuden a limpiar el río con total desinterés y me uní a ellos. Estas actividades se volvieron bocanadas de aire fresco para mi corazón decepcionado por la indiferencia  de la ciudadanía y la desvergüenza de las autoridades.

Me ha tocado presenciar como funcionarios y diferentes agrupaciones han querido “colgarse la medalla” de dichas campañas de limpieza sabatina, acudiendo a ratos y tomándose fotos con nosotros de fondo para presentarlo en su informe de actividades siendo que estas campañas son iniciativas ciudadanas.

Nos han sobrado patrones, asesores, personas con “ideas” para ayudar el río, todos nos dicen que hacer o quieren que los apoyemos en sus proyectos, pero ninguno acude a ayudarnos.

Veo que ya varios candidatos han ido al río, algunos han pedido hablar conmigo, me halaga que piensen en mi, agradezco que me tomen en cuenta, pero no puedo ayudarles en mucho. Me encantaría que con hechos me demostraran que de verdad les interesa detener las descargas de aguas negras, quitar la basura, evitar que entren vehículos al cauce destruyendo la casa de cientos de aves y el resto de problemáticas que todos conocemos y que no está en mis manos resolver. No me necesitan a mi, si ustedes políticos desean ayudar al río tienen más poder que yo para hacerlo, que no sea más una promesa de campaña, que no sea sólo su bandera política, para que realmente sea beneficiado el río.

Por lo pronto, lo único que si está en mis manos es ir con mis amigos cada sábado a sacar basura del río y compartir, con todas las personas que puedo, las bellezas que hay en el Humedal Ramsar Río San Pedro, se que no es suficiente, el resto les toca a ustedes, no hace falta mi autorización, ustedes tiene más poder que yo. Demuestren su interés por rescatar el río con acciones y resultados, pues de propuestas, promesas y palabras  estoy cansada…

Ojalá pronto tengamos un río limpio, sano, con dignidad, donde sus especies estén a salvo. Rayito Bencomo.
Estas palabras son mi sentir personal”.

En el marco de la celebración del Día Mundial de los Humedales, autoridades de la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) anunciaron la designación del sitio Río San Pedro-Vado de Meoqui como Humedal de Importancia Internacional, de acuerdo con los criterios de la Convención Internacional de Humedales Ramsar en en febrero de 2013 el vado de Meoqui fue el escenario del “Primer Festival de las Aves”, una de los artistas que participaron fue Rayito Bencomo, una artista proveniente de Meoqui, nació el 7 de septiembre de 1980 y desde muy pequeña tuvo el deseo de compartir con todos la belleza de los paisajes que la rodeaban y el orgullo que siente por su tierra y su comunidad. Ha participado en diversas actividades culturales y sociales en su deseo de aportar al patrimonio cultural de su región con todo su entusiasmo que la llevó a ser cantante formando el dueto “En blanco” que terminaría por ser la semilla del grupo “Voces en blanco” con quienes se presentó en varios de los festivales de Meoqui.

Esta es la canción que compuso pensando en las aves del vado de Meoqui durante la creación del disco “Historias que Sanan mi Tierra” del proyecto financiado por el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC) de 2012 y presentado en ese mismo festival. 
https://www.youtube.com/watch?v=Wh_GGxEpQUY

El llamado a preservar uno de los pocos humedales activos en Chihuahua sigue el pie, sabiendo que son una de las pocas defensas con las que se cuenta ante la sequía y desertificación que están dominando el territorio chihuahuense.   …

[Mensaje recortado]  Ver todo el mensaje

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.