domingo, abril 14, 2024

Deportes

La historia: Enrique “Kike” Cañez, la sonrisa salvaje

 “Soy muy alegre, la alegría es positivismo”

Si hablamos de disfrutar el futbol y la vida, no podemos dejar de mencionar al mediocampista, Enrique “Kike” Cañez, quien curiosamente ha sido el anotador del primer gol de cada temporada desde la incursión del Club Savage en la primera división del indoor soccer profesional norteamericano.

Ricardo Enrique Cañez Miranda nació el 3 de abril de 1991 en el norponiente de Hermosillo, capital del Estado de Sonora. “Kike vivió sus primeros años en la colonia, Sahuaros, se mudó a la Villa Sonora donde estuvo hasta los 15 años para después habitar en Puerta Real, regresando a Villa Sonora después de contraer matrimonio.

Cañez Miranda tiene como hobbies jugar videojuegos y pasar tiempo con su familia, es un amante de la música y un cantante apasionado. Es seguidor del género regional mexicano y se siente identificado con el corrido “El niño del barrio” de los Traviesos de la Sierra.

Su trayectoria en el deporte inicio a los 5 años, Enrique inicio practicando béisbol, siendo jardinero y pitcher además de considerarse un buen bateador, sin embargo, a pesar de que el “rey de los deportes” era la pasión principal de su padre, él encontró ese amor, pero en el fútbol, por lo que siempre fue apoyado por su familia.

Fue cuando se encontraba cursando el segundo grado de la primaria que “Kike” veris sus primeras pruebas en el futbol tras elegido como el mejor entre cientos de jugadores en la categoría “91” por lo que empezaría a entrenar a conocer los fundamentos del balompié en la escuela “Pumas Sport” extendiendo su estancia ahí hasta los 11 años.

Enrique cuenta que inicialmente se desempeñaba como medio izquierdo aprovechando el talento de la gambeta además de contar con grandes dotes atléticos después de practicar varios deportes como el atletismo, basquetbol y voleibol, siendo una herencia genética de su padre, a quien describe como una persona muy deportista.

Sin embargo, para él, el deporte siempre fue divertimento por lo que nunca fue un amante de mantener una disciplina de entrenamiento situación por lo que no pudo trascender en la Tercera División Profesional de México a pesar de ser considerado por su talento para jugar con los Búhos.

Sería a los 19 años cuando Cañez Miranda se fue al Estado de Jalisco en busca del sueño de ser profesional sin embargo la falta de oportunidades lo orillaron a regresar al norte del país a continuar con su vida.

Después llegaría la oportunidad de jugar con los Cimarrones de Sonora, sin embargo, una fuerte lesión en uno de los dedos del pie a los 21 años, acabó con su motivación de ser jugador profesional.

Tan y como dice su canción favorita, “Kike” siempre fue una persona que aprendió de la vida en el barrio, viviendo momentos complicados bajo los vicios y las malas amistades, pero su padre siempre le ayudo a mantener el enfoque en seguir dentro del deporte.

El conocer al amor de su vida a los 22 años, le cambió la vida, pues la mujer que hoy es su esposa le impulsó a iniciar una carrera universitaria y a trabajar para salir adelante:

“Me puse con mi esposa 22 años, me cambió en todos los aspectos”

Debido a su trayectoria dentro de los campos del barrio, sería en el 2014 cuando aparecería una nueva oportunidad para él en el fútbol, ya que una variación del balompié como lo es el indoor soccer tocaría su puerta tras la creación de Soles de Sonora, equipo que jugaría en la recién creada Major Arena Soccer League

“Fue algo que se me dio natural y me gusto, yo mismo quería entrenar” comenta Enrique tras practicar el fútbol rápido.

El talento nunca se ha apagado en sus pies, pues a pesar de no seguir un ritmo de jugador profesional “Kike” sobresalió en el último filtro para la selección del plantel de dicho equipo ya que después de ser utilizado como defensa no había mostrado su verdadero potencial.

En juego amistoso entre Soles de Sonora y el equipo universitario de la UNISON, tras ir ganando 5-0 y debido a la falta de jugadores, Cañez Miranda fue intercambiado con el equipo de la Universidad de Sonora para la segunda mitad, siendo uno de sus mejores partidos al anotar 5 goles y demostrándole al entrenador de Soles, Luis Jaime Borrego, que su lugar era en la zona alta.

Enrique Cañez jugó 3 temporadas con Soles de Sonora y quienes jugo dos finales consecutivas cayendo ante el Blast de Baltimore en las dos ocasiones además de haber sido considerado como uno de los mejores jugadores de la liga al competir por el premio “Novato del Año” y el “Jugador más Valioso”

Tras un año en el Monterrey Flash, para la temporada 2021-2022 sería transferido al Chihuahua Savage, equipo con el logró conseguir su primer título en el circuito en la temporada 2022-2023.

Cuatro finales tenía, era mi cuarta, no podía dejar pasar otra, lo disfrute mucho y la verdad me da mucho gusto que haya sido aquí, me han tratado muy bien”

Incluso confesó que cada vez ve el anillo de campeón le da un beso, debido al gran significado que este tiene para él.

Actualmente, Enrique Cañez vive su mejor momento deportivo y tras 3 temporadas ha encontrado en el Chihuahua Savage la oportunidad de seguir mejorando su estilo de juego.

“Me siento muy bien físicamente, soy un jugador muy completo y estoy en un gran equipo”

Por último, “Kike” Cañez dejo en claro que su único objetivo, es ser campeón otra vez, es darle le bicampeonato al conjunto salvaje.