25 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

La izquierda de convicción y entregada luchadora social del siglo XX

4 min read
Opinión.

            El otrora ejemplar militante del Partido Comunista Mexicano (PCM) e intelectual Roger Bartra, a quien leíamos con avidez –entre otras de sus obras–: “La jaula de la melancolía” (1987), “Oficio Mexicano” (1993), “Anatomía del Mexicano” (Selección y prólogo, 2002); en cuyos libros de una u otra manera, concatena la idea en pensar a México disociado del nacionalismo que lo acompañó a lo largo del siglo veinte y desnuda la eficiencia del mito del “alma mexicana” para legitimar el poder priísta y su ineficiencia para legitimar la nacionalidad; acaba de lanzar un libro titulado “Regreso a la Jaula El fracaso de López Obrador”, en el cual se va contra AMLO y MORENA y pondera al PAN, considerándolo cuasi de izquierda.

            Al respecto, destacamos algunas ideas del sesudo artículo (segunda parte) escrito por el siempre bien recordado y estimado licenciado Francisco Javier Pizarro, sustentando lo siguiente: “Roger Bartra, desde enero de este año, propagó que publicaría un libro titulado “Regreso a la Jaula”; “El fracaso de López Obrador” (sic) […] lo que me sorprende más de ese viraje de su ejercicio intelectual, es que se haya enfocado radicalmente en lo electoral, sin ser un experto político, en contra del presidente de la República (AMLO) al que califica absurdamente ya no sólo de ‘populista’ sino también de ‘derechista’, y al PAN de [ser] un PARTIDO LIBERAL ‘ligeramente de IZQUIERDA […] Concluye su leyenda con un absurdo colosal: ‘Ahora observamos un extraño fenómeno: tanto el PRI como MORENA se corren a la DERECHA, mientras que el PAN se mueve ligeramente hacia la IZQUIERDA’. (sic)” (Francisco Javier Pizarro Chávez, “Las sorpresas y rarezas del intelectual Roger Bartra”, ASERTO, Chihuahua, Chih., 23 de abril de 2021).

            ¿¡Cómo que la derecha pretende rumbear por el flanco izquierdo!? Bueno, en estos momentos electorales y electoreros  a definirse el ya próximo domingo 6 de junio, en que,  seguramente  vuelva a triunfar AMLO-MORENA y sus aliados como en julio del 2018, eso y más puede esperarse en la desesperación y enojo no sólo del PAN sino de la derecha en general: la doble máscara y el doble discurso. ¡La falsedad e hipocresía en su apogeo!

            Dónde van a llegar a ser los conservadores, los retrogradas de la derecha, lo que fue la izquierda, preeminentemente en los años 50, 60 y 70 del S. XX. En aquellos difíciles años, la izquierda buscó nuevos rumbos ante una situación que la asfixiaba. El PCM buscaba ser legalizado, mientras otros buscaban crear y legalizar partidos, y otros más buscaban al país tejiendo organización. Salen de la cárcel, después de once años: los abnegados líderes ferrocarrileros Demetrio Vallejo y Valentín Campa; y vuelven a meter en prisión al auténtico líder agrario de la Central Campesina Independiente (CCI) Ramón Danzós Palomino, mientras el tercermundismo se convierte en discurso repetitivo estatal y social, mientras llegan decenas, centenas, de exiliados  de Sudamérica  por causa de la persecución de las dictaduras militares.

            La dura lucha de los electricistas liderados por Rafael Galván en leal contacto con los trabajadores nucleares encabezados por la dupla dinámica Arturo Whaley y Antonio Gershenson y demás aliados, día tras día está  siendo vigilada y acosada por el PRI-gobierno, con la idea de acabar con su movimiento reivindicador a costa de lo que sea. Por supuesto, con la aprobación y complacencia del PAN.

            La izquierda se desplaza entre la censura y el Señor Presidente Intocable, entre la unanimidad del coro oficial y un país que busca y logra desgarrar la cultura de la voz exclusiva y la verdad única. Inventa y reinventa claves explicativas, choca una y otra vez con pared y de nuevo intenta salir de la encrucijada. Se insiste en el desarrollo y el subdesarrollo, en la soberanía y en la dependencia; si la REVOLUCIÓN se desvió, se interrumpió o cumplió con sus objetivos, si los obreros o los de la clase media o los estudiantes o los campesinos o los pobres o el pueblo SERÁN LOS MOTORES DEL CAMBIO.

            Sobre todo en los círculos estudiantiles, magisteriales, de la intelectualidad honesta… se discutía si los partidos, sindicatos, agrupaciones agrarias o populares, eran las fórmulas adecuadas para el combate; si debiera hacerse reforma,  revolución o transformación de México.

            En tantos años de lucha popular de la izquierda, murieron, fueron encarcelados, desaparecidos, perseguidos,  y cesados de sus trabajos en el sector público y privado, miles de hombres y mujeres. Desde luego, no se desea que siga siendo ese el destino de las auténticas izquierdas de los EUM: EL SACRIFICIO.

            Pero la derecha, el PAN, desde los años 80 del S. XX, aliados con el PRI, ¿en verdad soportarían lo difícil y duro que significa ser de izquierda?       

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.