viernes, abril 12, 2024

Gerardo Cortinas Murra, Opinión

La perversa ‘renovación’ de MORENA

Con la promoción de un falso slogan en el que se identifica a Morena como “el partido del pueblo de México” y ser “el instrumento de lucha democrática para acceder al poder político y conseguir la transformación de la vida pública”, el CEN de este partidos político publicó la Convocatoria para ‘renovar’ sus órganos internos.

Para la cúpula nacional de Morena “es el momento para que todas las personas comprometidas con la consolidación de la Cuarta Transformación, se sientan incluidas y consideradas dentro de nuestro movimiento”.

Para ello, en la Convocatoria se consigna que “podrán participar con voto en las asambleas electivas todos los afiliados a MORENA, denominados Protagonistas del Cambio Verdadero (PCV)”.

De manera absurda, se concede el derecho a participar en este proceso de ‘renovación’ a quienes presenten su credencial de votar y, además, entreguen la cédula de registro de afiliación o ratificación de afiliación; pero además, a quienes presenten la ‘Credencial de Gobierno Legítimo’.

Por tal motivo, en días pasados, la Sala Superior del TEPJF modificó la Convocatoria al III Congreso Nacional Ordinario, en lo relativo a las personas que podrán votar en los congresos distritales”.

En el comunicado de prensa, se informó que la Sala Superior, modificó la convocatoria… “pues se estimó válido que cualquier persona afiliada o que se afilie en ese momento pueda votar, cumpliendo un mínimo de requisitos, con excepción de quienes se identifiquen con la credencial del gobierno legítimo”.

En la resolución, los magistrados del TEPJF dictaminaron que “de una interpretación sistemática de toda la normativa interna aplicable en relación con lo que establece la Convocatoria, se estima que para que puedan votar los ciudadanos que acudan a la asamblea y presenten comprobante de domicilio, credencial de elector y la cédula de registro de afiliación o ratificación de afiliación, debe imponerse como condición mínima, que el partido político analice los requisitos estatutarios para ser militante, y entregue una constancia que así lo demuestre”.

“Por otro lado, con el objetivo de garantizar que solo las personas afiliadas de MORENA ejerzan su voto y se evite la vulneración al principio de certeza de la elección interna, debe estimarse que la credencial de gobierno legítimo no es un documento válido para tal efecto, ya que no tiene base estatutaria ni en el resto de la normativa interna del partido político…”

“De una interpretación en beneficio de la militancia de MORENA, los ciudadanos que voten en la elección interna deberán presentar los documentos de identificación exigidos por la convocatoria y acreditar su militancia a partir de si se encuentra registrado en el padrón validado por el INE, o en su defecto, con la constancia de afiliación, credencial de protagonista del cambio verdadero”.

A pesar de ello, los medios de comunicación han dado a conocer a la opinión pública una serie de irregularidades en los comicios internos de Morena; tales como acarreos, urnas incendiadas y actos de violencia cometidos en los estados de Guerrero, Chiapas, Hidalgo y Puebla. En Veracruz, una diputada local fue detenida.

Por su parte, el Senador Ricardo Monreal denunció “la exclusión de fundadores, de militantes y simpatizantes simplemente por el criterio arbitrario de las dirigencias”. Inclusive, el morenista John Ackerman denunció irregularidades en elección interna de Morena, entre ellas, un “descarado acarreo y presión”.

A mi parecer, el proceso de ‘renovación’ de Morena es perverso e inmoral; por lo cual, amerita que la Sala Superior declare su invalidez.

Lo anterior, toda vez que se permite la participación de miles de ciudadanos que, al momento de votar, aún no adquieren el carácter de militantes. Ya que este partido político nacional estaba imposibilitado para entregar -el mismo día de la votación- “la constancia de afiliación, credencial de protagonista del cambio verdadero”, que acreditara su militancia efectiva.