domingo, abril 14, 2024

Luis Javier Valero, Opinión

La puntilla carretera

La noticia es impactante:

Luis Javier Valero Flores.- «Tras cinco años sin un mantenimiento profundo en las carreteras federales en el estado, la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT), canceló 23 licitaciones para conservación rutinaria, y 12 para conservación periódica de tramos carreteros por alrededor de 400 millones de pesos, reveló Julio Mercado Rodríguez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción». (Nota de Claudia Valenzuela/El Diario de Chihuahua, 21 febrero 2024).

Esto ocurrió luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunciara el ‘congelamiento’ de 11 mil millones de pesos, contemplados para el Programa Nacional de Conservación de Carreteras, a petición de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que ahora tendrá a su cargo dichas labores.

Todo ello, siguiendo las instrucciones del presidente López Obrador.

Cinco días atrás, en Durango y extrañamente antes de que la noticia fuera conocida en la capital del país, se daba a conocer que el gobierno federal le quitaría las obras a  las constructoras que habían ganado las licitaciones en aquella entidad, para asignárselas a la SEDENA. (Nota de Juan Carlos Chávez, Victoria, de Durango, 16/2/24).

Sorprenden, además, los modos en que fue dada a conocer la instrucción: «… a través de un oficio enviado de manera directa desde el campo Militar número uno, ubicado en Tecamachalco, estado de México, apenas el pasado 20 de enero, en el cual se hace del conocimiento del Secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), Jorge Nuño Lara, que los encargados de la SEDENA solicitan a los funcionarios de la SICT que les remitan los proyectos carreteros en curso.

«Para dar exacto cumplimiento al mandato presidencial se pide además que se indique de manera clara y precisa, los tramos carreteros que están por construirse, de cuantos kilómetros constan, que se clasifique el tipo de trabajo que hay que realizar en cada uno de estos, ya sea de conservación, de rehabilitación, de reconstrucción, así como los que sean obras nuevas, finalmente se les solicitan los presupuestos y el tiempo de ejecución de todas las obras». (Ibídem).

El líder de los constructores chihuahuenses informó que «en algunos de los casos ya se habían dado los fallos de las licitaciones, y finalmente se canceló el recurso destinado al mantenimiento carretero en todos los tramos federales». (Nota de Claudia Valenzuela/El Diario de Chihuahua, 21 febrero 2024).

Como en el aeropuerto de Texcoco, en el Tren maya, en las aduanas, en la refinería, etc., el presidente arguyó la corrupción existente en las empresas constructoras -además de la deficiente calidad de sus trabajos- como argumento central para darle una nueva tarea a los militares.

No hay asidero posible.

De acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, de la Cámara de Diputados, Chihuahua pasó de ser beneficiada en 2016 por el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) con un monto de mil 241 millones 163 mil pesos, a recibir este año solamente 307 millones 535 mil pesos.

Para 2021, Según el Presupuesto de Egresos de la Federación, se destinaron 8 mil 232 millones de pesos para conservación de la red carretera federal en el país, pero en el documento no apareció Chihuahua.

En 2023, la federación ejerció 480 millones de pesos.

Pero no nos preocupemos, «La directora de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), Cristina Imelda Guerra Villalobos, expuso que en Chihuahua y el resto de los estados se espera que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) libere los recursos para el mantenimiento de las carreteras federales… ». (Nota de Claudia Valenzuela, El Diario de Chihuahua, 21/2/24).

El golpe no sólo es a Chihuahua, es a toda la red carretera federal del país.

¿Cómo entender semejante desatino?

Columna de Plata-APCJ: 2008, 2015, 2017, 2022 y 2023asertodechihuahua@yahoo.com.mx; Blog