viernes, junio 21, 2024

Eduardo Fernández, Opinión

La violencia y el calor abruman a los mexicanos

Perfil humano.

El mes de junio no fue solo el más caluroso que ha padecido nuestro país sino también el más violento del año al contabilizarse oficialmente 2 mil 303 homicidios. 

El asesinato de Hipólito Mora, fundador de las autodefensas ciudadanas en Michoacán, es un ejemplo del grado de impunidad que reina en todo el territorio nacional. 

De nada le sirvió a Hipólito viajar en una camioneta blindada y acompañado de tres agentes que le asignó el gobierno michoacano. Los cuatro murieron y fueron incinerados bajo una lluvia de mil balas. 

El conocido dirigente había vaticinado poco antes que no llegaría a las fiestas navideñas pues habían arreciado en su contra las amenazas del grupo narcotraficante conocido como Los Viagra. 

El presidente en una de sus mañaneras condenó el hecho y amenazó a los criminales de acusarlos con sus papás y abuelos si continuaban con sus actividades delictivas. 

La poca seriedad demostrada por López Obrador refleja también la ineficiencia con la que su gobierno ha combatido al crimen organizado, sobre todo a los cárteles del narcotráfico. 

Uno de ellos secuestró a 16 empleados de seguridad pública del gobierno chiapaneco para que no los combatiera. 

Para fortuna de los secuestrados fueron liberados y no terminaron como otros asesinados con sus cuerpos depositados en bolsas o en fosas comunes. 

Chihuahua no es ajeno a esta violencia criminal pues en el mes citado ocupó el quinto lugar en número de homicidios. 

En Guachochi fueron asesinados ocho sujetos por otro grupo también del Cártel de Sinaloa debido a que se peleaban el control de la región serrana. 

El Estado de México fue el que tuvo el primer lugar de homicidios en el mes de junio de este año, lo que muestra la ineficaz labor en materia de seguridad del gobernador saliente Del Mazo. 

La ola de calor que prevaleció en todo el mundo en el mes mencionado batió récords en todas partes y desde luego también en nuestro país. 

Con temperaturas que llegaron a los cincuenta grados en varias ciudades como Mexicali, los mexicanos sufrimos las consecuencias del cambio climático global. 

Para agravar el problema se dieron múltiples cortes de energía eléctrica que desde luego AMLO negó que fuera una crisis pues según él se contaba con las suficientes reservas para satisfacer la creciente demanda de los consumidores. 

La realidad es que fallaron los transformadores y los generadores de energía eléctrica afectando a los pozos de agua por lo que buena cantidad de mexicanos además se quedó sin el vital líquido. 

En esta capital varias colonias padecieron la falta de agua por lo que no pudieron mitigar ni satisfacer otras necesidades básicas. 

La CFE no ha demostrado un avance notorio en su capacidad de producción y distribución de energía eléctrica lo que hace dudoso que pueda cubrir el aumento de consumo. 

En lugar de invertir en plantas de energía renovable como la solar esta empresa estatal se ha obstinado en continuar utilizando productos contaminantes como el carbón y el combustóleo. 

El calentamiento de nuestro planeta se debe sobre todo al efecto invernadero creado por la emisión de gases, pero en México en el actual sexenio no se ha aplicado una política que permita la disminución de los mismos. 

El calor al parecer podría disminuir en este mes y los próximos con la llegada de las lluvias, en cambio la violencia amenaza con seguir aumentando debido principalmente a la ineficiencia y la complicidad gubernamental demostradas hasta ahora.