martes, julio 23, 2024

Destacadas, Mundo

Los Ángeles Rams festejan el campeonato del Super Bowl con un desfile; dan gracias a los Rams

El desfile de los camiones sin techo, repletos con jugadores y sus familias, comenzó su camino desde el Shrine Auditorium, recorrió la calle Figueroa hacia Exposition Park y terminó afuera del Coliseo de Los Ángeles

Miles de aficionados de todas la edades y razas, portando camisetas de los Rams de diferentes eras y otros hasta con uniformes de los Lakers y Dodgers, se reunieron en las calles de Los Ángeles para festejar el campeonato de los Rams en la NFL el miércoles al mediodía.

Fue como el grito que toda una ciudad se había aguantado para festejar los campeonatos de los Lakers y los Dodgers en 2020, pero que no pudieron realizarse por la pandemia.

El desfile de los camiones sin techo, repletos con jugadores y sus familias, comenzó su ruta desde el Shrine Auditorium, recorrió la calle Figueroa hacia Exposition Park y terminó en la parte cubierta de césped afuera del Coliseo de Los Ángeles, en un escenario que contó con discursos de los campeones y el levantamiento del trofeo.

Los nuevos héroes del futbol americano de esta ciudad fueron vitoreados por miles de aficionados, que en su gran mayoría, no portaban cubrebocas pues fue el primer día en el que el Condado de Los Ángeles levantó la orden del uso obligatorio de ellas en eventos masivos al aire libre, aunque aún hay varias personas que siguen acudiendo con síntomas de Covid-19 a los hospitales.

También significó en una reconciliación para muchos aficionados que vieron partir a sus Rams a San Luis tras la temporada 1994 y el festejo símbolico afuera de una sede en la que su adorado equipo jugó de 1946 a 1979 y brevemente tras su regreso de 2016 a 2019.

Edwin Tamara llegó en muletas para festejar el título de sus adorados Rams, equipo de su infancia. Tamara, al igual que el resto de los aficionados de antaño de los Carneros, nunca había festejado un campeonato de su equipo mientras jugaban en Los Ángeles.

Para muchos jóvenes presentes, que nunca vieron jugar a los Rams en Los Ángeles hasta su regreso en 2016, se ha convirtió en una reafirmación de su lealtad por los colores dorado y azul real.

“Estamos aquí para celebrar a ustedes por apoyarnos todo este tiempo y por nosotros, por hacer que las cosas se hicieran cuando lo necesitábamos más”, indicó Matthew Stafford, mariscal de campo y campeón en su primera temporada con los Rams después de ser canjeado desde Detroit.

Stafford reconoció después que no pudo ver la última jugada en la que su equipo defendía la ventaja los Rams de un partido que terminaron ganando 23-20 ante los Bengals de Cincinnati en SoFi Stadium.