domingo, mayo 26, 2024

Francisco Flores Legarda, Opinión

Los Eclipses Solares y Los Eclipses Políticos

“Todas las madres del mundo, a las que he fecundado, no hacen sino engendrarme. El niño Sol tiene todos los derechos. Cedo esos derechos a la humanidad consciente.” Jodorowsky

Considero oportuno que como Mexicano, siendo hombres libres que como país, os dirigentes de Ecuador haya irrumpido en la embajada violando la soberania del suelo de México, que no solo se trata de un pedazo de tierra, es una demostración de que el gobierno de ese país sin importar sea de derecha o izquierda, con una total ignorancia moral y política se hayan atrevido a cometer esta barbarie. Mas grave aún lo justifican a capa y espada. Desde luego solo los Estados Unidos “tienen permiso para eso y más”

No debemos olvidar que en el año de 1830 las expectativas de unidad y desarrollo para Sudamérica que tenía el libertador llegan a su fin. Bolívar renunció ese mismo año luego de la disolución de la Gran Colombia en Nueva Granada, Venezuela y Ecuador, que Simón Bolivar Soño, lo cual no ocurrio. Es triste como Ecuador olvido su vida política, que busco formar una gran América.

La historia nunca la debemos olvidar parte del rompiento de lo que pudo ser la Gran Colombia lo fue Ecuador. Así también el primer pais que reconocio a México como tal lo fue Colombia.

El alineamiento de algunas estrellas, ciertas catástrofes naturales y algunos cambios políticos, no ocurren por casualidad. Bueno, quizás sí, algunas veces simplemente pasan frente a nuestras narices.

Hace más de 26 años, en al mediodía del tal 11 de Julio del 1991, el sol se oscureció por completo permitiéndonos a muchos ser testigos de un espectáculo único y casi mágico, pero a la vez tenebroso y supersticioso.

Ese fenómeno estelar que ocurre escasas veces en los tiempos no trajo catástrofes naturales o cambios radicales en nuestras vidas, como lo habían augurado ciertos “sabios” modernos, más bien los que tuvimos esa oportunidad de observarlo lo recordamos como algo especial.

Precisamente eso fue lo que muchos mexicanos quizás soñamos que un fenomeno como este nos de paz. Y a lo mejor muchos nos quedamos con la esperanza de ver a los pájaros buscar sus nidos antes de la hora acostumbrada, o signos de oscuridad antes del atardecer, pero lastimosamente no es así. En la terminología actual de los medios de comunicación en la era digital podríamos decir que fue solamente un “alternative fact” o tal vez un “fake news”.

El eclipse solar puede darnos alegrá y esperanzad de unidad, pero la verdad es que existen otra serie de eventos producidos por el ser humano que traen mucha más oscuridad, y, para variar, tienen que ver con la clase política, especialmente con el presidentes del mundo. Es evidente que no respetan idiosincrasias, credos, o los valores más preciados por la humanidad. La búsqueda de la verdad para los presidente presidentes es un mero hecho subjetivo, “ponerse unos anteojos con el color de sus partidos”.

Este trazado pueda ser extraño, en lo personal tuviera esperanza, un poco de luz en la oscurida. Típicas actitudes que han marcado los políticos de cualquier partidio político en México, en otras palabras, mucha oscuridad y un total desorden.

Salud y larga vida

Profesor por Oposición de la Facultad de Derecho de la UACH

X @profesor_F