27 septiembre, 2021

El Devenir

Periodismo con compromiso social

Los que se van y los que llegan

5 min read
Isaías Orozco Gómez.

Para la próxima semana, entrarán en funciones quienes resultaron favorecidos con el voto de la ciudadanía el próximo pasado domingo 6 de junio, para asumir la, como nunca, gran responsabilidad de la cosa pública, desde la gubernatura, los sesenta y siete presidentes municipales y sus respectivos síndicos y regidores; así como los 33  diputados de la LXVII (Sexagésima séptima) Legislatura del Congreso del Estado.

Al respecto, entre la ciudadanía, entre el pueblo, entre la población toda, hay expectativas en cuanto al inicio y resultados inmediatos y mediatos  de los muy próximos “servidores públicos” –independientemente del partido que los postuló–, que desde Ciudad Juárez, nuestra ciudad-capital hasta el resto de todas las cabeceras municipales y demás  poblaciones y comunidades medianas o pequeñas del estado: habrán de responder  por el retroceso, estancamiento  o avance en OBRAS PÚBLICAS que se presente en las instituciones y órganos de la administración pública-gubernamental, constitucionalmente a su cargo y comprometedor encargo.

Mientras tanto,  la opinión generalizada, el deseo, de algunos sectores de la población chihuahuense, es que aquellas actitudes y acciones negativas de quienes afortunadamente dejan el “poder”, no se repitan. Por ejemplo: que en la mayoría de los municipios y en el mismo Gobierno del Estado, no se siga cultivando el añejo y nefando NEPOTISMO, pues tan pronto como se hacen del mando, “pa’ pronto hacen llamar a  su cónyuge, no la señora del presidente, sino la señora presidenta; además de ser la mera, mera del DIF; y meten a la nómina oficial, “muy discretamente” a la hija, al hijo o algún otro familiar, y hasta la muy querida “queridita”.

Y luego, luego: se hacen de uno o varios vehículos del año (pick up 4X4 doble cabina, ‘camionetota’, automóvil…). Dejan por ahí colgado o arrinconado  su acostumbrado y modesto sombrero, para cambiarlo por una fina “texana Stenson El Presidente”. ¡Vaya, cambian hasta el modito de andar!

¡Ah!, e inician mejoras o remodelación de sus casas, de su vivienda; y recarpetean o pavimentan la calle o calles en donde está ubicado su domicilio familiar o el del compadre, comadre o algún militante “distinguido” del partido político al que pertenece o por el que compitió. Complejos de personalidad y abusos, que asimismo se replica en no pocos síndicos y rugidores (perdón: regidores).

De igual manera, hace trienios y sexenios, que la ciudadanía expresa y casi exige, que deben superarse comportamientos y/o actitudes que lamentablemente todavía algunos alcaldes y alcaldesas siguen practicando, como son los casos de anteponer dogmática, fanática o ciegamente las consignas e intereses partidistas, ideológicos y hasta religiosos, a la urgente solución de los problemas y necesidades de la comunidad, del pueblo todo. Tan es así, que en algunos municipios la autoridad municipal, los ayuntamientos, o el DIF que en algunos casos está bajo la responsabilidad de la “señora presidenta”,  no le entregan a las familias “protestantes”, evangélicas o cristianas, las despensas u otro tipo de apoyo, que en ocasiones se  reparte entre la población.

Por supuesto, que todo lo señalado líneas arriba, la vox populi se lo adjudica  también a los flamantes integrantes del gabinete gubernamental y subalternos de “catego”, al igual que a los diputados locales, sean féminas o masculinos.

Por lo que hace al desempeño del gabinete, del equipo principal y demás funcionarios del gobierno estatal, se espera que las puertas de todas las oficinas, de todas las dependencias, estén abiertas y sus titulares o suplentes momentáneos, cumplan con su cometido y reciban y atiendan a quien o quienes requieran de sus oficios como SERVIDORES PÚBLICOS. Que no se reincida en la práctica cotidiana de los “funcionarios” del quinquenio CORRALISTA que fenece, con sobrada pena y sin gloria: que rara vez o nunca recibieron a… o no estaban en ‘sus’ sendas oficinas. 

En vista de la experiencia que se tiene en cuanto a que un número importante de integrantes del gobierno de la  Entidad, de miembros de los ayuntamientos y de los legisladores locales, ignoran o no se han puesto a estudiar –en términos generales, pero esenciales– el contenido de las NORMAS JURÍDICAS o del SISTEMA JURÍDICO MEXICANO, en vigencia y que rigen la vida nacional, llevasen un curso –no muy intensivo– para estudiar y conocer jerárquicamente: la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), las Leyes Federales y Tratados Internacionales (por ejemplo: el Tratado de Aguas entre EUM-USA de 1944), la Constitución del Estado, las Leyes Estatales y Municipales…

Cabe pensar, que los susodichos conocen y saben que todo lo anterior está sustentando fundamentalmente en el Artículo 133 de nuestra Carta Magna, que jerárquicamente enmarca la supremacía de la CPEUM. Y si desafortunadamente algunas de esos “representantes populares” no saben ni de qué se trata, se trascribe el citado artículo constitucional:

Artículo 133.- Esta  Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de los Estados.

Lógica y realistamente, el presente tema da para más, cuestión que tendremos presente para próximas colaboraciones.

Empero, es importante señalar, que los ciudadanos, tirios y troyanos a cual más, quieren, desean y demandan que no se siga el camino de la diatriba, de la calumnia, del estar en contra por estar en contra o de ser oposición por simple oposición, por parte de no pocos  munícipes en sus relaciones con el Gobierno de la entidad, de la Presidencia de la República.

Mayormente de la próxima gobernadora constitucional maestra Maru Campos con AMLO, ya que lo mejor y de mayor beneficio para todos los chihuahuenses en todos aspectos, es que el “ENGRANAJE entre ellos DEBE SER DE RELOJ SUIZO”. (GPS de El Diario/ Miércoles 1/ Septiembre 2021).   

El Devenir. Derechos reservados 2021 | Newsphere by AF themes.